domingo 03 de julio de 2022
ECOLOGíA RCOY-LAC

Qué deberían hacer los países sobre el cambio climático

Jóvenes latinoamericanos redactaron la primera Declaración de la Juventud.

16-09-2021 09:32

Los científicos ya alertaron a la humanidad: la región de América Latina y el Caribe es altamente vulnerable frente a los efectos del cambio climático y es imprescindible que la población esté informada, concientizada y preparada para adaptarse a estas consecuencias, sin dejar a nadie atrás. 

En este contexto, jóvenes latinoamericanos y caribeños se reunieron en la Conferencia Regional de la Juventud de América Latina y el Caribe sobre cambio climático (o RCOY LAC por sus siglas en inglés), los pasados 10, 11 y 12 de septiembre. Allí, a través de un proceso participativo sin precedentes, redactaron la primera Declaración de la Juventud. Se trata de un documento colaborativo que detalla sus intereses, opiniones y demandas en temas vinculados al cambio climático y a la emergencia actual que atraviesan los países del mundo y la región. 

El escrito será presentado a los tomadores de decisión públicos en diferentes ámbitos nacionales e internacionales, como la COP 26 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en su edición nº 26); y a las máximas autoridades ambientales de cada país participante.

Las tres claves y las seis metas

El documento está basado en 3 ejes clave:  educación y concientización, descarbonización de la economía y cambios en el uso del suelo. 

Allí, los y las jóvenes de la región solicitan a los tomadores de decisión de los gobiernos nacionales de Latinoamérica y el Caribe que se comprometan con las siguientes 6 metas:

  1. Firma y ratificación del Acuerdo de Escazú por parte del 100% de los países de la región.

  2. Que el 50% del financiamiento internacional se destine a la ejecución de planes nacionales de adaptación enfocados en reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia.

  3. Proteger como mínimo el 30% de los ecosistemas terrestres y marinos para 2030.

  4. Reducir a cero los subsidios a los combustibles fósiles para el 2030.

  5. Reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero al 2030 y alcanzar la carbono neutralidad al 2050.

  6. Alcanzar un desarrollo que contemple una transición justa en donde las medidas de adaptación y mitigación apunten a reducir la pobreza y generar  empleos verdes.

“La juventud regional ya despertó del sueño del maldesarrollo hace años, por lo que venimos trabajando en equipo internacionalmente para construir un bloque latinoamericano y caribeño sostenible”, opina Máximo Mazzocco fundador de Eco House y agrega: “Es momento de pasar a la acción, y de que las autoridades locales gobiernen involucrando a los herederos de las decisiones que toman. No puede ser que tres días antes de la conferencia juvenil el gobierno argentino haya sido anfitrión de una Cumbre Climática de Líderes y no nos hayan invitado a participar.” 

Mazzocco hace referencia al “Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas” que encabezó Alberto Fernández el miércoles 8 de septiembre, donde participaron líderes políticos de varios países, entre ellos John Kerry, enviado especial para el Clima de los Estados Unidos. Allí, el mandatario argentino habló sobre una necesaria justicia social ambiental y un nuevo paradigma de desarrollo. Y el representante norteamericano argumentó por qué es importante aumentar la ambición climática.

Sin embargo, nos preguntamos: ¿cómo pueden construir un nuevo paradigma de desarrollo si no permiten que los jóvenes participen en este tipo de diálogo?, ¿cuáles son las medidas ambiciosas que quieren proponer si no pueden escuchar lo que los jóvenes tienen para decir?. ¿Acaso no son ellos quienes heredarán las consecuencias de sus decisiones?. 

“Los jóvenes no somos el futuro, somos el presente”, defiende Nasha Cuvelier, co-fundadora de Sustentabilidad Sin Fronteras, una fundación integrada por profesionales unidos para hacerle frente al Cambio Climático; y agrega: “Están vulnerando nuestros derechos y quedarse de brazos cruzados no es una opción. Los impactos del cambio climático no entienden de fronteras políticas y afectan desproporcionadamente a nuestra región y a los más vulnerables que al mismo tiempo son los menos responsables. La solución es colectiva y regional, es por esto que decidimos llevar adelante la RCOY-LAC”.

Para quienes deseen conocer más acerca de la Cumbre Climática de la Juventud de Latinoamérica y el Caribe (RCOY LAC) y de la declaración redactada por los jóvenes que participaron, podrán hacerlo ingresando a la página oficial del evento: https://rcoylac.org/. Allí encontrarán, también, el acceso para firmar y apoyar la Declaración de la Juventud sobre Cambio Climático a través de una petición de Change.org. Se necesita el apoyo de todos los habitantes de Latinoamérica y el Caribe para que este reclamo llegue a quienes toman las decisiones.