domingo 09 de mayo de 2021
ECOLOGíA Proyecto
07-08-2020 16:05

Leo Grosso: ''Para lograr la 'Ley de humedales', hay que exponer los intereses que se oponen''

El presidente de la comisión de Ambiente en la Cámara de Diputados confía en que antes de fin de año se logre media sanción. Su proyecto plantea multas y prisión por destrucción o degradación de las zonas.

07-08-2020 16:05

''Las leyes no son retroactivas. Donde ya está construido, ya está. El 70% de los humedales del mundo está degradado. Por eso ahora, hay que poner arriba de la mesa los intereses que se oponen para que la ley de  humedales salga'', aseguró a PERFIL Leo Grosso, presidente de la comisión de Ambiente en la Cámara de Diputados, donde esta semana, se comenzó a discutir la ley.

Son seis los proyectos de los distintos bloques y el que presentó el diputado del Frente de Todxs se diferencia por el establecimiento de multas de hasta 840 millones de pesos y y penas de prisión en casos de destrucción o degradación intencional de humedales.

El tema toma mayor relevancia en medio de una semana donde las quemas de pastizales en las zonas de humedales de las islas del Delta en Entre Ríos no paran. Y #LeyDeHumedalesYa fue tendencia en Argentina, a la misma hora de la sesión, tuitazo convocado por grupos ambientalistas, Jóvenes por el Clima y Alianza x el Clima.

''Si el Estado no regula. El mercado lo destruye. Y los intereses más mezquinos son los que ya bloquearon esta ley en 2016. Por eso, estamos planteando un programa para adaptar técnicas de producción y asegurar prácticas sustentables en las zonas de humedales'', agregó Grosso.

- ¿Cómo fue esta primera reunión?

- Para mi fue buena, cargada de expectativa. Decidimos poner a la vista todos los expedientes de todos los proyectos para iniciar el tratamiento. Sabemos que eso indica que hay que construir acuerdos. Y queríamos escuchar a la sociedad civil.

- Este proyecto ya se presentó en 2016, pero perdió estado parlamentario. ¿Cómo se podría evitar que suceda lo mismo?

- Esa fue una de las primeras cuestiones que hablamos. Queremos que el proyecto salga. En 2016, Alfredo de Angeli (senador del Pro, dirigente ruralista de la Federación Agraria Argentina de la provincia de Entre Ríos) fue uno de los principales detractores. Pero esta vez les hablamos directamente a los sectores sobre todo agropecuarios que dicen que esto podría afectar su productividad, respondiéndoles que  esta no es una prohibición a su producción.

- ¿Y cuál es la propuesta?

- Lo que nos plantean es que no los vamos a dejar desarrollar ganado o actividades inmobiliarias. Pero eso es mentira. Lo que nosotros preveemos es que las actividades que se generan sean sustentables. O sea, no se puede tapar una laguna o cauces de ríos, pero se puede construir de manera sustentable. Vas a poder criado, pero no quemar 70.000 hectáreas

El detrás de los incendios en el Delta: negocio ganadero y desidia macrista

- ¿Participaron especialistas de las zonas afectadas de Rosario por el tema de las quemas?

- Si, el HCD de Rosario participó con seis organizaciones de Rosario acerca de establecer criterios. Desde la Universidad de Rosario, fue el año con más incendios de los últimos 9 años. Para las organizaciones lo más importante es que los lobbies no bloqueen el tratamiento de la ley. Si esto pasa, perdemos todos porque no logramos que haya ningún tipo de regulación. Uno de los especialistas hasta dijo que puede haber quemas en estas zonas, pero controladas. O sea, todas esas visiones se plantearon en la Comisión.

- ¿Qué particularidad tiene tu proyecto?

- Tiene un capitulo penal que le agregamos y una determinación de multas o sanciones administrativas que otras leyes como glaciares y bosques tienen. Tomamos mucho como ejemplo esas leyes. Pero a la vez subimos los apercibimientos porque en esas leyes a veces son tan bajos que los grupos inversores toman esos montos dentro de los costos de producción. Entonces, no generan ninguna traba y la especulación inmobiliaria es muy alta.  Por otro lado, las multas son para que afecte el patrimonio de quien decide, según la gravedad de la infracción. Es decir, una responsabilidad extendida, y no que caiga en el último eslabón de la cadena productiva que en general es quien trabaja la tierra. Las multas son de hasta 840 millones de pesos en casos de destrucción o degradación intencional de un humedal.

Diputados discute una Ley de Humedales

- ¿También incluye penas de prisión?

- Si, vamos con penas de uno a cinco años, y de tres a diez años, un poco por encima de lo que es excarcelable. En Argentina, no hay una persona detenida por delitos contra el medioambiente. Todo nuestro acervo jurídico es antropocéntrico. No se considera a la tierra como sujeto de derechos. Es algo que tenemos que debatir ya que somos la tierra y no parte de ella.

- Uno de los puntos que se habló es generar un inventario de humedales debido a que se habla de un 20% del territorio argentino ¿Cuánto tiempo puede llevar esto?

- Si, lo primero que hay que hacer es diferenciar zona de humedales de los humedales en si. Por ejemplo, la Pampa húmeda es zona de humedales pero no es un humedal entero. Hay que hacer un inventario para definir dónde están y ahí hacer el ordenamiento territorial. Eso no quiere decir que no se puede tocar más, sino que son lugares con servicios ecosistémicos. Entonces, hay adaptar las practicas que se desarrollan sobre los humedales para que sean sustentables. Una vez sancionada la ley, se dan cinco años para hacer el registro.

- ¿Crees que la ley va a ser sancionada en 2020?

- Vamos a hacer un ciclo de cuatro, cinco charlas para que la orden del día sea 2020. Así, antes de fin de año, podemos sacar la media sanción. Consensuar lleva tiempo.

- Con estos y otros temas ¿ves un cambio de paradigma a nivel ambiental en Argentina? Cafiero hace poco dijo: "la sostenibilidad de un nuevo modelo político tiene que estar basada en la sostenibilidad económica, social y ambiental."

- "Si. Hace un tiempo que a partir de la militancia de muchos sectores juveniles, que supieron articular muy bien con ONGs históricas, algo cambió. Entiendo que esta crisis que vivimos es una gran oportunidad para revitalizar la perspectiva ecologista. Estamos organizando eco charlas, donde planteamos que este virus de origen zoonófico nos muestra que la destrucción de bosques tropicales generó el COVID. Esta crisis actual, que hizo caer 10 puntos el PBI mundial, es una gran oportunidad para que gran parte de la dirigencia política recoja el guante y hable más sobre esto.

 

En esta Nota