ECONOMIA
CONSUMO Y MERCADO INTERNO

Baja la producción de leche y aumenta la exportación: ¿qué pasará con los precios?

La producción bajó en 2023 y se espera que siga bajando en 2024. A la disminución de la oferta local se sumará un mercado externo más competitivo. Y, a pesar de una importante caída en el consumo interno, los productores esperan una mejora en las condiciones del sector: los precios internacionales de los lácteos están creciendo y las menores restricciones favorecen las ventas en el exterior. La gran pregunta es qué pasará con los precios locales. En lo que va de enero, la leche aumentó 29% para los minoristas.

lácteos
PRODUCCIÓN. La industria láctea sale a exportar. | CEDOC

Según un informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) la producción de leche se redujo un 2% durante 2023 y volvería a caer un 2,8% en 2024. Durante 2023, los precios acompañaron la inflación y también la caída en la oferta: la leche fresca aumentó 34,5% solamente en diciembre, según los datos del Indec. La gran pregunta ahora es qué podría suceder con los precios este año, teniendo en cuenta no solamente una caída en la producción, sino también un mercado externo que –por el aumento de los precios internacionales y las menores restricciones– resulta mucho más atractivo que el interno.

Pese a la caída en la producción, el panorama de precios podría tener un techo por una cuestión principal: la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores se acentúa cada vez más desde el año pasado, y el consumo baja. En este contexto, la expectativa de los productores está puesta en el sector externo: “Los precios al productor van a mejorar notablemente, no solamente porque los valores en el mercado internacional vienen subiendo, sino también por la suspensión de derechos de exportación (0% de retenciones) y por el tipo de cambio más competitivo”, explicó a PERFIL Jorge Giraudo, director ejecutivo del Observatorio.

Las ventas al exterior se incrementaron considerablemente en diciembre

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Según la plataforma de comercio electrónico Global Dairy Trade (GDT) los precios internacionales de los lácteos van en aumento. Esto podría ser especialmente favorable para los productores, ya que las ventas al exterior también se incrementaron considerablemente en diciembre. “La variación intermensual de las exportaciones fue de +18,7% en volumen y de +19,0% en valor en diciembre respecto a noviembre”, explicaron desde OCLA. Desde el Observatorio aseguraron que esto está relacionado con la suspensión de derechos de exportación, la mejora en el tipo de cambio y el mayor valor de las commodities lácteas en el mercado mundial.

Este mes el Gobierno decidió extender hasta fines de junio la suspensión de las retenciones que había anunciado el exministro de Economía Sergio Massa en septiembre del año pasado, y que tenía vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023.

“En el plano doméstico es toda una incógnita cuánto puede caer el consumo por la caída en el poder adquisitivo de la gente y si eso puede redundar en que los precios de los productores no sigan subiendo”, agregó Giraudo.

Según un relevamiento de PERFIL, la misma leche larga vida, de una de las marcas más económicas del mercado, que en enero de 2023 costaba $199, hoy tiene un valor cercano a los $700, lo que representa un incremento de 251%. Del valor final, la participación del productor es de un tercio del total. “El problema es que, por la situación del tipo de cambio, del poder adquisitivo de la gente en el mercado interno y por las restricciones que había en el externo, el valor que logra Argentina en su lechería es bajo. El precio de la leche fluida en el mundo está entre 1 y 1,20 US$ por litro, pero esos precios aquí no se obtienen, porque habría que venderla a $1.200 o $1.400 por litro, un valor que se aplica solamente a las primeras marcas, que captan el 10% del mercado”.

Observatorio Reperfilar: cuánto aumentaron los lácteos en septiembre.

Por el aumento de los precios en el mercado local no solo se ve una disminución del consumo, que según un estudio de la consultora Focus Market cayó 18,3% en la primera semana de enero en relación a la misma semana de 2023. También se presentan cambios en los hábitos de compra. “Lo que estamos observando, ya desde hace mucho tiempo, es que el consumo de lácteos se sostenía o bajaba levemente, pero es un consumo distinto: un consumo de lácteos más primario, es decir en leche fluida, queso cremoso y queso barra, para darle la leche a los chicos, hacer la pizza o poner en el sándwich, y mucho menor consumo de productos de mayor valor agregado y por ende mayor valor unitario”. Entre los casos en los que la venta disminuyó, por ejemplo, el representante de OCLA señaló el del yogur en pote o el queso duro.

A la caída en las ventas también se sumó una oferta de menor calidad. “Hay toda una gama de productos, muchos de ellos que dicen que contienen leche, que van apareciendo en escenarios como este, donde la baja del poder adquisitivo de la gente hace que la industria se las ingenie para poder vender productos más accesibles”, detalló Giraudo. 

El empresario aclaró también que esta es una situación que se viene arrastrando desde hace tiempo. “Hace ya un par de años que venimos transcurriendo este fenómeno de falta de ingresos que deteriora el consumo”. Por eso, la apuesta fuerte es hacia el exterior. “Por suerte, ahora se podrá exportar a un dólar más conveniente y sin derecho de exportación”, argumentó.

Pero ante la misma situación los consumidores locales no tendrán una opción de resguardo. “Hay que ver cómo funciona este reacomodamiento de precios. Con la carne sucedió que con las altas subas la gente no convalidó y los precios retrocedieron. Con la leche puede ocurrir algo parecido”, sintetizó.

Esto aún no se ve en las góndolas. “Tuvimos un 12% de incremento los primeros días de enero y después un 15% más. Eso da aproximadamente un 29% de aumento en la leche. Y traducido a precios, un sachet hay que venderlo entre 850 y 900 pesos”, comentó a PERFIL Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros de Buenos Aires.

Los comercios ofrecen segundas marcas, que rondan entre los $550 y $600 por litro. “La gente está yendo mucho a esta opción porque no le alcanza”, concluyó.

Si las estimaciones son correctas, la producción de leche pasará de los 11.325,6 millones de litros a los 11.008,2 millones en 2024. “Las condiciones de alta volatilidad e incertidumbre que seguramente caracterizarán el año en curso, pueden generar importantes diferencias respecto a los números proyectados, que iremos evaluando en la medida que ocurran”, concluyeron desde el Observatorio.