domingo 05 de febrero de 2023
ECONOMIA MARCANDO POSICIÓN

CAME, CAMARCO y FEBA se suman a las entidades que cuestionan el bono para trabajadores

Desde las cámaras argumentan que las empresas cuentan con las paritarias para abordar esta clase de negociaciones y que las empresas no pueden afrontar el impacto de este pago.

16-12-2022 14:34

Cada vez son más las entidades que expresaron su preocupación por el bono para trabajadores privados confirmado por el Gobierno Nacional. Al igual que la Unión Industrial Argentina y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) emitieron un comunicado subrayando el impacto que tiene para los sectores productivos. 

En ese sentido, desde FEBA sostuvieron que "durante 2022, las negociaciones paritarias se han reabierto y han funcionado como un mecanismo eficaz para dar respuesta al problema de la inflación. La metodología dispuesta por el gobierno para otorgar el bono afecta esa dinámica de recomposición del poder adquisitivo de los salarios". De hecho argumentaron que "las negociaciones colectivas y las reaperturas de paritarias en los diferentes sectores productivos pyme contempla consensuar bonos u otras formas de adicionales que, a la luz de la metodología dispuesta por el Poder Ejecutivo, se superpondrán con los que la norma en cuestión otorga".

"Preocupación" en la Cámara de Comercio por el bono de de fin de año

"Las entidades empresarias sectoriales y regionales presentan realidades diferentes y muy heterogéneas. Es necesario seguir con la línea de negociación entre partes, de acuerdo a las realidades de cada sector, y que las metodologías de compensación y/o adicionales sean consensuados a partir de la evaluación del contexto económico y la evolución de cada sector", sentenciaron.

En ese sentido, Camilo Alberto Kahale, presidente de FEBA, destacó que "para generar consensos es clave mantener los espacios de diálogo. Y la manera en que se toma esta medida no va por ese camino." "El vínculo entre empresarios pyme y trabajadores siempre incluyó instancias que priorizan la recomposición salarial y la recuperación de la actividad productiva para construir un futuro a largo plazo. Esa visión se apoya en convenios colectivos y paritarias con el fin de generar previsibilidad. Necesitamos seguir por esa senda”, puntualizó.

En tanto, Delia Flores, una empresaria de transporte, opinó que "esta perfecto dar una ayuda en este contexto inflacionario, pero seria bueno que haya un incentivo también para las empresas, como por ejemplo deducir el 100% o de ganancias o del formulario 931."

Bono de fin de año para trabajadores privados: requisitos para cobrarlos

El pedido de CAMARCO

Desde CAMARCO recalcaron que "la definición del ajuste en las remuneraciones y la consecuente recomposición del poder adquisitivo debe ser en el marco de las negociaciones paritarias. Dicho ámbito resulta adecuado para que las partes determinen un ajuste en las remuneraciones de acuerdo a la necesidad y situación de las mismas. En el caso de la construcción, dicha situación salarial ya fue ponderada en la reciente negociación paritaria, acordada el 2 de diciembre."

Además, desde la entidad afirmaron que el hecho de que el bono se establezca a pocos días de su implementación, la que será durante diciembre, mismo mes en el que se abona el medio aguinaldo, resulta una dificultad adicional para las empresas. En especial, las Pymes serán las principales perjudicadas en este sentido, siendo mayoría entre las empresas constructoras. 

Por este motivo. desde la entidad instaron a mantener lo acordado en el ámbito correspondiente, que es la negociación paritaria, desde la cual tanto el sector de los trabajadores como el empresarial llegaron a un acuerdo que resulta razonable. 

Grabois y Belliboni contra el bono que anunció Tolosa Paz: "Es un escupitajo a los pobres, ni Macri se animó a tanto"

Comunicado de CAME

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) mostró su preocupación ante la decisión por parte del Gobierno nacional de otorgar un bono obligatorio de $ 24.000 para trabajadores del sector privado con ingresos netos de hasta tres salarios mínimos. “Es claro que nuestros colaboradores perdieron poder adquisitivo por la inflación. Pero el marco correcto para recuperarlo son las paritarias, muchas de ellas aún abiertas, como es el caso de la mercantil, la más grande del país”, dijo el presidente de CAME, Alfredo González.  

Desde la Confederación indicaron que "en un contexto de cinco meses consecutivos de baja de ventas minoristas y con negociaciones abiertas con el gremio para definir el segundo tramo de actualizaciones salariales por inflación, las pymes no están en condiciones de afrontar el pago del bono". “Mayor poder adquisitivo podría dinamizar el consumo interno. Pero la situación para las pymes no es sencilla porque este mes también se debe abonar el segundo medio aguinaldo”, enfatizó González.

“Muchas de las pymes que representamos son monotributistas y no podrán soportar el impacto financiero de esta medida, ya que el mecanismo de deducción del 50% del bono en el Impuesto a las Ganancias no las contempla”, continuó González y agregó: “Así, los empresarios debemos hacernos responsables de la erosión salarial por la inflación. Sin embargo, nosotros sufrimos sus consecuencias al igual que los trabajadores”.

“Exhortamos al Gobierno nacional a revisar esta medida e incluir cualquier iniciativa similar en el marco de la negociación sindical-empresaria que ha demostrado su eficacia a lo largo de los muchos años de vigencia”, finalizó González.

RM / LR