sábado 08 de mayo de 2021
ECONOMIA Pandemia de coronavirus
05-05-2020 19:56

Transacciones sin papeles: ya se compran y venden propiedades por videollamada

Una inmobiliaria porteña cerró la primera operación con firma digital y certificación de escribano incluida en un mercado parado por la crisis y la cuarentena.

05-05-2020 19:56

En medio de un mercado parado por la crisis, el cepo cambiario y -ahora- el aislamiento social y obligatorio por la pandemia de coronavirus, el sector inmobiliario puso en marcha la "certificación remota" para poder firmar el boleto por la venta de una propiedad, en este caso en el barrio porteño de Belgrano.

Lo novedoso es que todo se hizo por videollamada, lo que abre, según apuestan los responsables de la operación, "una posibilidad de reactivar las operaciones comerciales". El sistema, aseguran, "resulta muy eficaz para celebrar contratos a distancia y en forma remota".

¿Cómo funciona? La última semana de abril, el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires dictó una reglamentación específica que amplía el ámbito de actuación notarial en el contexto actual de aislamiento, y que los habilita a efectuar "constataciones notariales que, si bien no son certificaciones de firmas, constituyen una prueba calificada y ante escribano público de hechos específicos, como la firma de contratos entre particulares, por ejemplo uno de locación", explican. 

Coronavirus: la "teoría del serrucho" cambia la fecha de salida de la cuarentena en la Ciudad

En el caso de esta operación remota, "la reserva del inmueble se había hecho antes del decreto de aislamiento obligatorio, por lo que esta modalidad nos permitió avanzar con la operación sin perjuicio para ninguna de las partes", explicó Braulio Bauab, titular de Braulio Inmuebles, la firma que llevó adelante la transacción. "Pudimos negociar tanto con el propietario como con la compradora para que acuerden las condiciones y contamos con la asistencia de una escribanía para firmar el boleto", agregó. 

El escribano constató a través de observar, por videollamada, cómo cada parte del contrato firmó su ejemplar en cada parte indicada, y luego enviaron escaneados los documentos de firma y sus propios documentos de identidad. El escribano luego puede hacer esa certificación digital y enviarla vía correo electrónico o mediante soporte papel, según se acuerde, explicaron. 

CP