martes 03 de agosto de 2021
ECONOMIA Deuda Externa
22-04-2020 14:12

Cuenta regresiva a un eventual default

Los analistas explican que a mediano plazo serán más recesión, mayor inflación, aumento de la brecha cambiarias, paralización de inversiones, por la falta de financiamiento para el país y las empresas privadas.

22-04-2020 14:12

Si el gobierno no paga finalmente hoy el vencimiento de US$503 millones correspondientes  a los bonos globales 21,26 y 46 como dejó entrever ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán, empieza la cuenta regresiva hacia un eventual default. El gobierno fijó en el prospecto que presentó ante la SEC la fecha del 8 de mayo como plazo para aceptar la propuesta, aunque en el documento -que se conoció hoy- se aclara que puede ese límite puede ser prorrogado. De todos modos, en el mercado explican que el día D clave es el 22 de mayo. Al respecto, Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, explicó a PERFIL que “la fecha para caer en default es el 22/5, cuando corren los 30 días de gracia desde el no pago de intereses de hoy, el 8/5 se puede mover por decreto, pero no te impide caer en default si no pagás o no hay acuerdo antes”. 

Pero cuáles serían los costos de que el país nuevamente en default? El consenso entre los economistas es que si bien en el actual escenario de parate económico por la cuarentena obligatoria para frenar el avance del coronavirus un default no ocasionaría un fuerte impacto y en el corto plazo “seguiría todo igual”, el daño se evidenciará cuando pase lo del coronavirus, y la economía mundial se recupere, ya que Argentina “no tendrá ese rebote” porque “no habrá acceso al financiamiento internacional” y  se cortará el crédito externo para el sector privado, lo que afectará a exportaciones e importaciones, empieza a caer la capacidad productiva”  y el país tendrá “menos potencial de crecimiento”. En ese marco, vislumbran que las consecuencias a mediano plazo serán más recesión, como el gobierno deberá financiarse con más emisión habrá “más déficit e inflación”. También predicen más presión sobre el dólar, paralización de inversiones, lo que a su vez afectará el nivel de empleo.

El default total, una opción concreta: dogmatismo o razonabilidad

Fernando Marull, de FM&Consultores, advirtió que la consenncia de un default en la economía “es mayor caída del PBI, más brecha cambiaria entre los dólares paralelos y el oficial, y mayor inflación”.

“El impacto de un default sobre el PBI lo calculamos en 1 punto; hoy la caída que proyectamos de actividad económica para este año es de 6,5% y en un escenario de cesación de pagos se profundizaría a 7,5%, después hay que sumarle si se extiende o no la cuarentena”. 

El economista explicó que también se cortará el acceso de financiamiento a las provincias: “todas las jurisdicciones tienen que pagar intereses de deuda, y con un default no podrían salir al mercado para pagarlos”. Alertó que esa situación provoca que “se caen los proyectos de inversión por falta de financiamiento, y eso afecta al empleo y a la actividad”. A su juicio, “en un default los únicos créditos que tal vez no caigan son las prefinanción de exportaciones, asi que capaz el agro esté un poco más contenido”. 

Martín Vauthier, economista de Eco Go, evaluó que por el efecto de la pandemia “en el muy corto plazo el costo del default puede quedar diluido” pero “sí es relevante hacia adelante, una vez que se empiecen a levantar las palancas de la economía mundial, Argentina queda en una situación muy distinta si está en cesación de pagos que si solucionó su deuda lo que ayudaría a una recuperación más rápida una vez que se levanten las restricciones ”. 

De igual mirada, Rodrigo Álvarez de Analytica plantea que “en esta coyuntura todo parece igual, pero después cuando la epidemia pase Argentina no recibirá acceso al financiamieto externo y así no puede crecer en el mediano plazo, y sin crecimiento no se reducen los niveles de pobreza”. También pronosticó “una brecha del tipo de cambio más alta, el incentivo de liquidar exportaciones por el tipo de cambio oficial es menor, la capacidad de emisión de deuda de las empresas será prácticamente nula, y se podrían caer proyectos, como Vaca Muerta, porque no podes financiar el crecimiento de la producción”. 

Qué es el default técnico y cómo afecta a la economía local

Por su parte, Ezequiel Zambaglione, head strategist de Balanz, auguró que “si se va un default prolongas la recesión, podría generar miedo y por ende una salida de depósitos en dólares, más presión sobre el Contado Con Liquidación”. A su vez, el analista señaló que “el sector privado pierde el acceso al financiamiento externo, y es más difícil para los corporativos refinanciar su propia deuda”. En ese sentido, indicó que “a mediados de febrero” para refinanciar deuda del sector privado de compañías sólidas se pagaba una tasa de alrededor de 10% y hoy ya asciende a 25%”. Admitió que en la actual coyuntura “el miedo que tenía el gobierno de entrar en default se reduce un poco, pero en un default las empresas no van a invertir”.