miércoles 20 de octubre de 2021
ECONOMIA Se publica mañana
08-06-2020 19:11
08-06-2020 19:11

Los detalles del DNU para la intervención de Vicentin

La medida busca evitar "una mayor concentración en el mercado" pero también "la formación de activos en el exterior".

08-06-2020 19:11

El aislamiento contra el coronavirus ralentiza los procesos judiciales y eso puede poner en riesgo la capacidad exportadora de Vicentin, explica el Gobierno en el DNU para intervenir a la empresa. Allí también reconoce que busca evitar la formación de activos en el exterior -mejor conocida como fuga de capitales- por parte de sus competidores. 

El decreto de necesidad y urgencia anunciado por el presidente Alberto Fernández para la intervención de la empresa agroexportadora Vicentin, detalla que la deuda asciende a $ 99.345 millones (US$ 1.400 millones al tipo de cambio oficial) según el proceso radicado en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, de Reconquista, Santa Fe, donde los acreedores llegan a 2 mil.

Correo, YPF, Aerolíneas y Aysa, las otras estatizaciones del kirchnerismo

La intervención será por 60 días. La deuda con los bancos llega a $ 63.961 millones (US$ 900 millones) liderada por el Banco Nación, Provincia, BICE y Ciudad, pero también incluye a los bancos Hipotecario, Macro, Nuevo Banco de Entre Rios, Itaú y Nuevo Banco de Santa Fe.

El decreto retoma datos de Agricultura y detalla que la sociedad es la sexta en exportaciones, con 8,4 millones de productos embarcados, el 9% del total, en un mercado donde las 10 primeras empresas representan el 91%. La mitad de las firmas exportadoras pertenece a capitales nacionales (AGD, Vicentin, Aca YPF y Molinos Agro) y el resto a capitales extranjeros.

 

 

El DNU anticipa el envío de un proyecto de ley para la "declaración de utilidad pública y sujeta a expropiación de la empresa Vicentin S.A.I.C." y la creación del Fondo Fiduciario Agro Argentina, cuyo fiduciario y fideicomisario será el Estado nacional y el Fiduciante la empresa YPF, a través de YPF Agro.

El decreto establece que el interventor será Gabriel Delgado, como lo anunció Alberto Fernández en la conferencia de prensa. En el cargo de subinterventor nombra a Luciano Zarich, ex director del ministerio de Agricultura y del Registro de Usuarios de Semillas del Instituto Nacional de Semillas.

Uno de los riesgos que plantea el Gobierno para justificar la medida es que "ante la dilación de los procesos judiciales" por el cuadro de coronavirus,  el volumen exportador de Vicentin de 10 millones de toneladas "podría ser notoriamente diezmado en beneficio de sus competidores, lo cual conllevaría a un mercado aún más concentrado en los mismos actores transnacionales, en detrimento de los productores nacionales y favoreciendo la formación de activos en el exterior".

Poner a Vicentín como 'empresa testigo', clave para el ingreso de dólares

Los interventores tendrán a su cargo "asegurar la continuidad de la empresa, la preservación de sus activos y de su patrimonio, proteger los puestos de trabajo en peligro y evitar efectos dañosos sobre el mercado agroexportador y la economía en general", sobre todo en el contexto de emergencia sanitaria, según destaca el escrito que llevará las firmas de todo el Gabinete y se publicará mañana en el Boletín Oficial.

PV/MC