Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 14 de noviembre de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / LANZARÁ CREDITOS BLANDOS
lunes 25 junio, 2018

Dólar alto y baja del costo salarial: el ADN de Sica, el ministro para frenar la recesión

Asesor estrella del sector productivo, buscará que la inflación no erosione la mejora en competitividad y que la industria exporte más. Qué decía del acuerdo con el FMI antes de asumir.

por Patricia Valli

El ex ministro de Producción Francisco Cabrera junto a su sucesor Dante Sica fueron recibidos por Mauricio Macri en Casa de Gobierno. Foto: Noticias Argentinas
lunes 25 junio, 2018

El flamante ministro de Producción, Dante Sica, se enfoca  en la competitividad y cómo crecer por la vía “real”. En sus primeras declaraciones públicas reconoció que un dólar a $ 28 era “cómodo” y que la inflación será más alta de la esperada, aunque aboga por bajar costos logísticos, laborales e impositivos.
Hasta ahora en la actividad privada, dirigía desde las oficinas de Puerto Madero la consultora Abeceb, que elaboró numerosos informes para distintos sectores de la industria: autos, supermercados, textiles y logística, por ejemplo.

Es uno de los que más conoce el mercado brasileño y la negociación del sector automotor que deberá retomar la próxima semana, en un sector que aspira al libre comercio entre los dos principales países del Mercosur.

En sus primeros días de actividad ya anunció que habrá créditos con tasas preferenciales a través del Banco Nación para las Pyme, algo que se comenzó a gestar en la era de Francisco Cabrera en medio de tensiones con el Banco Central de Federico Sturzenegger.

Fan del “Flaco” Luis Alberto Spinetta y de Charly García, ya oficiaba de asesor del consejo de Producción. Según reveló esta semana El Cronista, la consultora tiene además un contrato de $ 4 millones con la cartera que ahora dirigirá Sica. Este punto fue revisado por la Oficina Anticorrupción. La resolución de Laura Alonso marca que el contrato no puede rescindirse. A futuro, Sica no podrá volver a contratarla.

FMI. En las últimas semanas, Sica avaló el acuerdo con el FMI y enfocó en la restricción externa y evaluó que un tipo de cambio alto puede generar competitividad y crecimiento para que el ajuste no tenga que ser tan fuerte. “Una recesión genera un ahorro de divisas, pero también impacta en la caída de la recaudación”, escribió en un informe reservado de la consultora. “Ahorrar dólares con una recesión no es lo mismo que generar dólares”, marcó.

“Nuestra economía muestra una vulnerabilidad que solo se irá reduciendo en la medida que el programa con el Fondo logre combinar de forma razonable la asistencia financiera con la reducción del déficit de cuenta corriente”, señaló.

Para el año próximo, previó que sin sequía, el campo aportará dólares “genuinos” para equilibrar el sector externo. Pero para crecer sin desequilibrios excesivos “la Argentina necesita dejar atrás el marcado estancamiento de su sector transable”, es decir, la industria que puede exportar.

Sobre el tipo de cambio devaluado, Sica cree que si bien hay un nivel de pase a precios más alto que en el de otros países, el bajo nivel de componentes importados del consumo debería hacer que se mantenga a raya, para que no se siga perdiendo la competitividad.

Costo salarial. Cuando salió la reforma laboral en Brasil, Sica escribió: “Argentina deberá mostrar una determinación similar y lograr la aprobación de una batería de medidas que permita dar señales de sustentabilidad fiscal, fundamentalmente, mejorar su competitividad para atraer inversiones productivas, que son las que generan empleo”. Su análisis se centró en la diferencia de costos laborales y otros como ausentismo o vacaciones. “El costo de indemnización en nuestro país es 2,5 veces más caro que el de nuestro socio”.

A esa agenda sumó también las reformas tributaria –que el Gobierno anunció, aunque para los sectores productivos, todavía falta– y la reforma previsional, también en base al ejemplo brasileño

Sondeos de Iguacel con las empresas

Tras la salida de Juan José Aranguren del Ministerio de Energía, su reeemplazante Javier Iguacel se encuentra abocado a dos objetivos: uno, conformar su equipo para responder a una nueva forma de gestión que llega al área clave del manejo de las tarifas; y otro, empezar a dialogar con petroleras y gasíferas para estructurar un nuevo sendero de precios que eivte seguir inyectando más presión sobre el costo de vida.

Así, en las últimas horas cerca de Iguacel manifiestan que ahora el manejo energético cambió. Se pasó de un control personalista de Aranguren, donde se reportaba poco y nada a los coordinadores de jefatura de Gabinete y había diálogo directo con el presidente Mauricio Macri, a un esquema donde el nuevo ministro deberá reportar al coordinador del área económica, Nicolás Dujovne.

En ese vínculo, en tanto, deberá moldearse la nueva política energética. Según lo convenido a esta hora, debería haber un aumento de electricidad y gas de en torno al 40% en octubre, en línea con la política oficial de “recomponer precio de mercado” en las facturas de luz. Sin embargo, ahí aparecerá una tensión: si se moderan esos incrementos para que no haya nuevos saltos en el costo de vida, sonarán las alarmas en las planillas de recortes en los subsidios, que son el punto central de la reducción del déficit fiscal que debe llegar al 1,3% del Producto Bruto Interno el año que viene, de acuerdo con el memorando de entendimiento firmado con el Fondo Monetario Internacional.

Iguacel es un hombre de vasta trayectoria en el sector petrolero que sin embargo estaba al frente de la Dirección Nacional de Vialidad hasta que lo convocaron a esta nueva tarea.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4813

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.