martes 13 de abril del 2021
ECONOMIA Economía
21-10-2020 18:02

Analistas prevén que habrá más emisión por el déficit y les preocupa el dólar

Advierten que si no hay un plan con un sendero claro en materia fiscal será imposible dominar las variables cambiarias. El indicador de septiembre encendió las alarmas.

21-10-2020 18:02

En medio de la inestabilidad cambiaria, la escalada del déficit fiscal de septiembre es una “señal muy negativa” para el mercado ya que alimenta las expectativas de más emisión monetaria sobre todo a fin de año, y si no hay un plan para atacar ese frente con un sendero claro, será difícil que se puedan domar a los dólares paralelos, según el diagnóstico de los analistas.

El ministerio de Economía informó que el sector público nacional registró en septiembre un déficit fiscal primario (antes del pago de intereses de la deuda) de $167.182 millones, cifra muy superior al desequilibrio de agosto que había sido de $89.499 millones.

La consultora LCG advirtió que “en septiembre el gasto primario volvió acelerarse, pasando de un crecimiento del 58% interanual promedio en julio- agosto,  a casi 72% en el último mes”.

“Aun cuando los ingresos también mostraron una mayor suba, la sobretasa de crecimiento del gasto volvió a rozar los 40 puntos porcentuales”, remarcó.

Según indicó, en lo que va del año el déficit primario equivale a 4,8% del PBI, pero explicó que “los últimos meses del año usualmente cuenta con un mayor impacto del gasto, generalmente observado en el rubro subsidios”. Así, la consultora espera que las cuentas fiscales “cierren el año con un déficit primario entre 7-8% del PBI, el más alto de por lo menos los últimos 60 años”.

En este contexto de aceleración del gasto público, un análisis de Delphos Investment planteó que “el resultado fiscal de septiembre envía una señal muy negativa a los agentes económicos, que ven en el desborde fiscal la principal razón del descontrol cambiario”.

“Si no se ataca este frente y se envía un claro sendero de recuperación del ancla fiscal, será imposible dominar las variables cambiarias”, auguró.

En una jornada donde la cotización del dólar blue cerró con un récord de $183 y las divisas financieras alternativas también culminaron en nuevos valores picos -el CCL llegó a tocar $181 aunque terminó en $174,80- pese a las medidas anunciadas el lunes que flexibilizaron las trabas para operar en el Contado Con Liquidación y el dólar MEP,  el analista Gustavo Ber evaluó a PERFIL que “la pobre lectura que dejó el déficit fiscal del último mes no ayuda,  ya que el desequilibrio en las cuentas públicas financiado con emisión monetario es epicentro de la crisis de confianza y las tensiones cambiarias”.

Ber alegó que “la emisión monetaria proyectada a futuro contribuye negativamente al sumar cada vez pesos a la plaza, en un clima además de caída en la demanda de dinero, que se combina con una peligrosa dinámica de drenaje de reservas que no se detiene a pesar de las sucesivas medidas”, explicó.

“De ahí la reacción de vertiginosa escalada en los dólares financieros, toda vez que los inversores siguen - en el actual clima de creciente incertidumbre económica y ruidos políticos - privilegiando la búsqueda de cobertura”, fundamentó.

Por su parte, el director de la consultora Seido, Matías Carugati, afirmó a PERFIL que el resultado fiscal de septiembre “fue  un poco más alto de lo esperado” y dijo que  “muestra la continuidad del deterioro fiscal y es señal de que la presión sobre la emisión de dinero va a mantenerse”.

A su criterio, ese ese dato explica “por qué, a mediano plazo, las chances de un ajuste desordenado del tipo de cambio aumentan”

Carugati atribuyó la suba de todos los dólares paralelos a que “no hay confianza en la política económica del gobierno” y las medidas adoptadas recientemente “llegan tarde y son "tímidas" para dar vuelta la situación de forma significativa”.

“La política económica es inconsistente y desde hace rato que se nota. Parches pequeños y a destiempo no van a servir. Lo que hace falta es armar, presentar y ejecutar un plan de estabilización creíble”, criticó.

En concordancia, el economista Fernando Baer, de Quantum Finanzas, aseguró que “el dato de déficit fiscal de septiembre convalida lo que vimos de financiamiento monetario al Tesoro por parte del BCRA, arriba de 200.000 millones de pesos” y acotó que lo que contribuye al alza de los dólares “es la falta de un plan concreto que ataque los principales desequilibrios de Argentina, pero más aún, la incertidumbre que surge desde las señales de la política”.

En un escenario donde ya hay excedentes de pesos, Baer estimó que la marcha creciente del déficit  alimenta la expectativa de una mayor emisión para fin de año “porque diciembre es el mes más demandante en materia de caja” por pago de aguinaldo,  y otros gastos estacionales.

Además,  aseveró que “los lineamientos del proyecto de ley de presupuesto 2021 no ayudan para reducir expectativa de presiones sobre el tipo de cambio dada la fuerte emisión monetaria asociada al financiamiento del déficit”. 

El proyecto de ley de Presupuesto 2021 contempla para el próximo año un déficit fiscal primario de 4,5% del PBI, pero el ministro de Economía Martín Guzman, precisó que el 60% del mismo se prevé financiarlo con emisión monetaria, y el 40% restante con colocación de deuda en pesos.

El economista Juan Ignacio Paolicchi, de Eco Go, también reflexionó via twitter que las medidas anunciadas el lunes  “son correctas pero no alcanzan, el problema de fondo es la trayectoria de déficit fiscal futura, hoy insostenible sin acceso al crédito y con estos niveles de emisión” y enfatizó que el valor que exhibe hoy el CCL “es el precio de la incertidumbre”. 

De igual mirada, la directora de PPI, Sabrina Corujo, analizó: "El mercado está tratando de encontrar cuál será el camino. Y es esto lo que falta. En principio, una solución más estructural y que tenga que ver con el tema fiscal.  Los datos fiscales, de hecho, siguen mostrando una foto complicada; y la película para la última parte del año no parece sea mucho mejor, con lo que la presión a que el BCRA siga asistiendo al Tesoro se mantendrá. Y la expectativa por tanta emisión monetaria, en consecuencia, seguirá pesando".


 

En esta Nota