sábado 21 de mayo de 2022
ECONOMIA Dependencia tecnología
30-03-2022 21:27

Durante las vacaciones, solo el 27% de los argentinos logró desconectarse del trabajo

Un estudio privado reveló que solo el 4% de los consultados se olvidó “por completo” del trabajo sin contacto con el celular o la computadora. El rol de determinante de la tecnología.

30-03-2022 21:27

Un sondeo online realizado a 809 personas durante el mes de marzo reveló que solo el 27% de los argentinos logró desconectarse del trabajo durante los días que se tomaron de vacaciones, como producto de la dramática dependencia de la tecnología. 

De ese total, tan solo el 4% aseguró haberse olvidado “por completo” del trabajo y del celular, mientras que el 23% de los encuestados aseguró que se desconectó “bastante” de la tecnología y, por lo tanto, del trabajo durante el período vacacional

Los datos se desprenden de un relevamiento hecho por Randstad, líder global en servicios de Recursos Humanos, que además expone que el 37% de los participantes se desconectó “poco” durante su tiempo de descanso; mientras que el 36% restante afirmó haber seguido “totalmente” conectado a sus dispositivos tecnológicos y por ende al trabajo. 

El turismo local aumentó 58% en esta temporada

De esta manera, el 73% de los trabajadores argentinos permaneció conectado a la tecnología y a sus responsabilidades laborales durante su período de descanso, sostiene la consultora. 

“Es importante tomar conciencia de que la tecnología representa hoy un arma de doble filo: así como nos permite la comodidad de trabajar desde cualquier lugar, el hecho de estar conectados 24/7 puede interferir con el necesario descaso de las personas. Nuestra salud y bienestar dependen de lograr un equilibrio para que el trabajo no invada el tiempo, los espacios de ocio”, comentó al respecto Andrea Ávila, CEO de Randstad Argentina y Uruguay. 

La carga laboral

El relevamiento de la consultora también busca profundizar sobre las exigencias laborales de los líderes y superiores durante las vacaciones y sobre la carga de trabajo que suele haber durante los meses de vacaciones; como factores que inciden en las posibilidades de desconexión de los trabajadores durante el periodo de descanso. 

En ese sentido, la encuesta relevó puntualmente si los trabajadores entiende llamados, mensajes y correos electrónicos laborales cuando se encuentran de vacaciones. Apenas el 9% de los consultados aseguró que jamás contesta llamados y mensajes laborales mientras está de vacaciones. 

El turismo interno marcó un récord pese a la tercera ola de Covid-19

Por otro lado, el 41% de los encuestados afirmó que solo atiende cuestiones urgentes; el 45% comentó que responde correos electrónicos y llamados laborales porque están atentos a lo que sucede en su trabajo y solo un acotado 5% aseguró responder mensajes y llamados laborales porque se lo impone su trabajo o jefe directo. 

Presión de los superiores

Al ser consultados sobre si sintieron presión por parte de su empleador para responder llamados, emails y mensajes relacionados con el trabajo durante sus vacaciones, el 62% aseguró que jamás se sintió presionado para mantenerse conectado al trabajo. 

En el extremo opuesto, el 36% de los participantes afirmó haber sentido presión de su superior o empleador para atender llamados laborales y mensajes por cuestiones urgentes durante las vacaciones; mientras que únicamente el 2% aseguró sentirse siempre obligado a contestar mensajes laborales aunque esté en medio de su descanso. 

Turismo: expectativas por un nuevo récord en los destinos bonarenses para este verano 2022

Volumen de trabajo durante el verano

En este apartado la encuesta halló opiniones divididas. El 52% de los participantes afirmó que durante los tres meses de verano, que coinciden generalmente con el periodo vacacional, su carga laboral es igual a la del resto del año, mientras que el 48% comentó que su carga disminuye durante ese período. 

“Vivimos en un mundo hiperconectado, donde los limites entre la vida personal y la vida profesional se desdibujan cada vez más. El home office generalizado por la pandemia supuso muchos beneficios, pero también contribuyó a profundizar este fenómeno, por la convivencia del trabajo y las responsabilidades familiares bajo el mismo techo; y una tendencia a estar siempre conectados a través de la tecnología por la falta de presencialidad”, agregó Andrea Ávila. 

Pandemia, Burn out y después

La crisis sanitaria de los dos últimos años generó un mayor nivel de estrés y agotamiento en la fuerza laboral, haciendo que el periodo vacacional adquiera una mayor relevancia. 

El estudio de Randstad indagó puntualmente sobre las preferencias de los trabajadores argentinos con relación a la extensión ideal de las vacaciones de verano. En ese sentido, el 57% de los consultados sostuvo que dos semanas es el período ideal para vacacionar durante el verano. 

El 24% aseguró que prefería tomarse solo una semana, mientras que el 16% consideró que tres semanas es la extensión perfecta. Solo el 3% los participantes retiró que el descanso perfecto sería de cuatro semanas de vacaciones durante los meses de verano.