viernes 17 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economía
17-08-2021 12:52

El salario informal crece por debajo de los precios de la Canasta Básica desde el 2018

Actualmente, la remuneración de los informales es un 33% inferior al nivel que tenían cuando comenzó la crisis.

17-08-2021 12:52

Desde el 2018 hasta la fecha, el salario informal creció por debajo de los precios de la Canasta Básica. Esto provocó un aumento exponencial de la pobreza en el país que ya superó el 40 %. En su último informe, el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) señala que para revertir este deterioro social es imprescindible bajar la inflación y, para eso, hay que abordar un ordenamiento integral del Estado. 

En ese sentido, resaltaron que la incidencia de la pobreza está fuertemente asociada a la informalidad. La razón es que el trabajo informal es la principal fuente de ingreso de los hogares pobres. Asimismo, destacaron que en el 1° trimestre del 2021 el empleo informal (incluyendo empleo asalariado no registrado y el cuentapropismo no profesional) estuvo cerca de 5 millones de trabajadores en los grandes aglomerados urbanos. Esta cantidad es similar a la del 1° trimestre del 2020. 

Advierten que los programas de precios por sí solos no ayudan a controlar la inflación

Si se toma el período que va desde marzo del 2018 (cuando comienza la crisis) hasta junio del 2021, se observa que: 

  • Los precios de la Canasta Básica Total (línea de pobreza) crecieron a razón de 3,3% promedio mensual. 

  • El salario de los trabajadores informales se actualizó a razón de 2,3% promedio mensual.

  • Esto significa que el salario real de los informales cayó a razón de 1% por mes.  

Estos datos sugieren que con una inflación del 3% mensual es muy difícil bajar la pobreza. El aumento de precios provocó que en los últimos 3 años el ingreso real de los trabajadores informales caiga a razón de 1% por mes. Por eso, la remuneración de los informales actualmente es un 33% inferior al nivel que tenían cuando comenzó la crisis. Esta es la razón fundamental por la cual la pobreza en el 1° trimestre del 2018 era de 26% y en el 2021 es del 40%. 

Los salarios volverán a perder con la inflación

Bajar la inflación no sólo es imprescindible para reducir la pobreza. Como lo señalan muchas encuestas, la inflación está entre las principales preocupaciones de la población. Sin embargo, en la campaña electoral prevalecen planteos elusivos e inconsistentes. Prevalece un amplio consenso de que en años electorales hay que aumentar el gasto público para poner “plata en el bolsillo de la gente”. Pareciera que gran parte del espectro político no escucha el pedido de la gente, que es, que la plata que le llega al bolsillo no se le esfume por la inflación.

Para finalizar, desde IDESA indicaron que para reducir la inflación y generar condiciones propicias para la inversión y el crecimiento hay que abordar un ordenamiento integral del sector público. Se trata de ejecutar una agenda de transformaciones que no son de derecha ni de izquierda, sino guiadas por el sentido común. La meta es reconstruir el Estado para que sea financieramente sustentable y tenga la capacidad de producir los bienes públicos que la población demanda.

 

RM