Parcialmente nublado
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 21 de marzo de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / ¿HACIA UN MANI PULITE CORPORATIVO?
domingo 21 octubre, 2018

Empresarios salpicados por los cuadernos empiezan a salir de empresas y cámaras

Los constructores pondrán a un abogado histórico en la entidad más involucrada. Ejecutivos más jóvenes presionan por el recambio. El riesgo del financiamiento, clave.

por Patricia Valli

. Foto: Cedoc Perfil

Desde Mar del Plata


Las cámaras empresariales buscan la forma de “depurarse” tras los casos de corrupción y no solo por la baja imagen pública del empresariado: también afecta al financiamiento a la hora de hacer negocios. La encuesta presentada en el Coloquio de IDEA fue lapidaria con el sector privado: sobre 500 consultados, solo el 22% cree que la imagen de los empresarios es positiva. En Brasil, pese al Lava Jato, esa porción llega al 46%, según el relevamiento a cargo de Luis Costa y Asociados.

Una de las que comenzarán con la renovación es la Cámara de la Construcción, la más afectada por las denuncias de los cuadernos, que busca recuperar no solo la imagen, sino también remontar el impacto en la actividad y el financiamiento para el sector de los cuadernos.

A fin de noviembre, la Cámara que hoy preside Gustavo Weiss reelegirá a sus autoridades, y la presidencia quedaría en manos del secretario de la Cámara, Julio Crivelli, un abogado y filántropo, de familia de constructores industriales. La depuración en camino estará “en línea con lo que marcan las normas de compliance”, explicaron a PERFIL quienes trabajan en la renovación. Eso incluye que quienes están involucrados en casos de corrupción no participen del directorio, por ejemplo. Hasta ahora, Juan Chediack era el vicepresidente primero y Aldo Roggio el cuarto. Damián Mindlin, hermano de Marcelo, que fue a declarar a Comodoro Py esta semana, es uno de los vocales.

“Los que están en la causa ya dejaron de estar en el comité”, señalan en la Cámara de la Construcción. La idea es que no vuelvan a un cargo, aunque sí podrá hacerlo alguien de sus empresas. “Es un tema de las personas, no de las empresas”. La idea es la misma en todo el sector empresarial y en el Gobierno. Y es una lección aprendida del Lava Jato en Brasil, por el impacto económico que podría generar la sanción a la empresa.

“El problema es que en la Cámara de la Construcción tenés empresas pobres con empresarios ricos”, marcó durante el Coloquio de IDEA un broker de seguros que opera con el sector.

“La construcción está parada desde noviembre por la emisión de certificados de obra. No se les dan seguros de caución por los cuadernos”, detalló. Eso complica el financiamiento. “Las empresas no pueden pagar una multa porque se quedan sin capital de trabajo”, consideró. Una alternativa a ese escenario de empresas pobres y empresarios ricos serían las garantías personales de los dueños.

En el Coloquio de IDEA también siguieron las recomendaciones de las “buenas prácticas empresariales”. Por eso volvieron a reclamar que se modifique la ley de financiamiento a la política para permitir la bancarización y que quede registrado quiénes aportan. Y prometieron operar a través de su código de ética, presentado el año pasado, que fue eje de discusiones y flexibilizaciones. “El original era inaplicable en Argentina”, aseguró uno de los empresarios que fueron a Mar del Plata.

Ante la posibilidad de apartar a las empresas investigadas, Javier Goñi, presidente de IDEA, también apeló a “separar a las personas de las empresas”, y Gastón Remy, de Vista Oil & Gas y ex titular del Coloquio del año pasado, dijo que “tiene que responder la más alta gerencia”.
 
Recambio. En medio de la purga en Camarco también apuestan a una renovación: sumar a los empresarios y empresarias más jóvenes para también darle aire y nuevas ideas sobre la base de la irrupción de la tecnología en el sector.

También al Grupo de los Seis (G6) lo apuran con el cambio generacional. Hace dos años surgió el J6, un grupo de jóvenes con buena tasa de participación de mujeres (entre los 30 y 45) de cada cámara: la de Construcción, la Unión Industrial, la Cámara de Comercio, la Sociedad Rural, la Bolsa de Comercio y la Asociación de Bancos, que este año se sumaron al L20, el grupo de empleo del G20 y con sus reuniones regulares presionan al G6, además de buscar más sillas en los comités directivos de cada una de sus cámaras.

También la Asociación Empresaria Argentina buscó aggionarse con la inclusión de los unicornios techie y cercanos al Gobierno Marcos Galperín, de Mercado Libre; y Martín Migoya, de Globant. Pero la tensión por los cuadernos llevó a que algunas de las 28 integrantes se plantearan si deben separar a las que fueron alcanzadas por la investigación a cargo de Claudio Bonadio, como publicó PERFIL la semana pasada. Los socios que están en la mira son Roggio, Enrique Pescarmona, José Cartellone y Paolo Rocca, pesos pesados de la entidad que dirige Jaime Campos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4575

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard