miércoles 29 de junio de 2022
ECONOMIA En alza

Estiman que en septiembre habrá aumento de la inflación y mayor presión hacia fin de año

Consultoras prevén una aceleración del costo de vida mensual que cerraría el año en torno al 37%.

18-09-2020 14:11

La inflación de septiembre se ubicaría entre el 2,9 y 3,3 por ciento, mostrando una suba considerable con respecto a agosto y se estima que el costo de vida evidenciará nuevas subas en lo que resta de este 2020, para terminar el mismo con un aumento del índice de precios en el año del orden del 35 al 38 por ciento.

Esos son los principales lineamientos que elaboraron algunos consultores en las últimas horas, tras las nuevas restricciones cambiarias, el aumento del dólar y las presiones sobre el índice de precios que tendrán algunos cierres de negociaciones paritarias que se aplicarán hasta fin de año.

La inflación de agosto fue 2,7 por ciento, considerada notablemente alta teniendo en cuenta la recesión económica generada por la pandemia y el congelamiento de las tarifas de servicios públicos.

Es más, los analistas advirtieron que otro dato sumamente negativo fue la inflación mayorista de agosto del 4,1 por ciento, ya que en general luego eso se traslada a los precios minoristas.

Marco Lavagna del Indec adelantó que la inflación de agosto "será un poquito más alta" que la de julio

En ese sentido, la consultora LCG resaltó en su último informe que el dato de agosto estuvo en línea con lo esperado. 

"La aceleración de agosto obedece a un ajuste al alza tanto de la inflación núcleo que explica 2/3 del aumento total, como de los bienes y servicios regulados y también de los estacionales. La inflación de alimentos fue 3,5% en agosto, mostrando una aceleración de 2,5 pp respecto al promedio de los tres meses previos (1% mensual)", expuso la consultora en un informe.

Con respecto a la perspectiva, el trabajo subrayó que "el desplome de la actividad a raíz del impacto de la pandemia tuvo su reflejo también en la desaceleración de la inflación: registros del 1,8% promedio mensual entre abril y junio, contra niveles por encima del 3% en los seis meses anteriores". 

"Esta desaceleración todavía equivale a una tasa anualizada del 24% anual, lo que muestra que aún con una demanda débil que no convalide aumentos y con un tercio de la canasta sujeta a un congelamiento, la inercia inflacionaria sigue siendo alta, poniendo un piso elevado de cara a la recuperación que se espera", acotó el informe.

"La incertidumbre que reina en el mercado de cambios reflejada en una brecha creciente y en las medidas adoptadas recientemente por el BCRA reforzando el cepo, podrían anticipar correcciones (preventivas/ especulativas) de precios aun en un contexto de una demanda todavía muy débil. Esperamos una aceleración mensual hacia fin de año, consistente con una inflación anual del 37% hacia diciembre", expresó la consultora, para concluir resaltando que aparece ambiciosa la pauta inflacionaria del 29 por ciento incluida en el proyecto de Presupuesto para el próximo año.

Cuál será el impacto de las restricciones cambiarias en la inflación. 

Por su parte, la consultora Castigloni, Tiscornia, advirtió que se empieza a observar una aceleración en el ritmo inflacionario y que para septiembre ya se estima un piso cercano al tres por ciento.

El desborde de la emisión monetaria, más las últimas medidas adoptadas y en menor rango la aplicación de las paritarias en algunos sectores hacen elevar la previsión que se tenía para la inflación de todo el año, ubicándola en torno al 36 o 37% en 2020, pero dentro de un panorama de recesión histórica.

Para el consultor Raúl Ochoa, la inflación de septiembre estará en torno al 3%. El economista consideró que el movimiento del dólar y la expectativa en general de los distintos sectores económicos están orientados hacia un aumento más significativo del costo de vida, en función de las reaperturas parciales de la actividad económica.

LR CP