martes 24 de mayo de 2022
ECONOMIA Agroindustria
19-04-2022 17:51

Fuerte rechazo del campo al impuesto a la renta inesperada

Las cámaras de exportadores y entidades a productores expresaron su desacuerdo con el tributo anunciado por el ministro de Economía, Martín Guzmán.

19-04-2022 17:51

El anuncio de la creación de un impuesto a la renta inesperada anunciado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, generó el rechazo de sectores del campo.

La Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) emitieron un comunicado donde expresan su “profunda preocupación” por el tributo.

“Si bien la guerra generó un aumento en el precio de ciertos commodities agrícolas, lo hizo también con los costos de producción, más aún en nuestro país. Sumados a la escasez de insumos críticos han neutralizado, o más, los relativos beneficios de los productos del agro”, sostienen las entidades agroexportadoras.

Ventas externas: los agroexportadores tuvieron el mejor marzo de los últimos 20 años

CIARA-CEC considera que “la Argentina no necesita más impuestos. Al contrario, lo que hace falta es sacar el freno de mano a la producción y a la #inversión para que haya más #trabajo. Estaremos abiertos a trabajar en una propuesta de esta naturaleza, si el gobierno nos convoca.

Desde las entidades de productores, Marcos Pereda, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), expresó que el impuesto anunciado es “un manotazo al sector privado cuando no existe un sector público responsable que equilibre sus cuentas bajando y eficientizando el gasto”.

Pereda agregó que “en el campo no hay renta inesperada, la bonanza de los precios internacionales no ha llegado al productor argentino porque los precios locales están desacoplados a causa de los derechos de exportación, la intervención en los mercados y la brecha cambiaria. Estamos en el inicio de una campaña agrícola y los productores tienen que afrontar costos en dólares que han subido más que la inflación en pesos”.

 Producción de máiz y soja

En el mismo sentido, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, dijo la semana pasada que los productores argentinos no pudieron captar los actuales altos precios internacionales de los commodities debido a que la cosecha se había vendido antes de que comenzara la invasión rusa a Ucrania, el principal factor de las subas en los valores de trigo, maíz y soja.

Miedo a las retenciones móviles

Por su parte, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) emitió un comunicado donde establece un paralelo con las retenciones móviles que se quisieron implementar en 2008, durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Para la entidad integrante de la Mesa de Enlace, “el impuesto lo van a pagar los productores: las empresas agroexportadoras lo van a trasladar en el precio a pagar. El proyecto tampoco considera que la guerra encareció los costos de producción, al aumenta los precios de insumos, fertilizantes y combustibles”.

“El proyecto del impuesto a la renta inesperada tiene aspectos adicionales: siembra un antecedente similar a los DEX móviles de 2008, porque pretende gravar flujos productivos en función de variación alcista de shocks de precios externos”, señala CRA.

LM