ECONOMIA
Ley de Quiebra

La matriz de Silicon Valley Bank pide acogerse a la Ley de Quiebras

La empresa matriz de Silicon Valley Bank, se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras, una semana después de que los reguladores federales se vieran obligados a rescatar al banco con medidas de emergencia.

Silicon Valey Bank
Silicon Valey Bank | Twitter @GRDecter

Exactamente, ocho días después de que los reguladores federales se vieran obligados a rescatar al Silicon Valley Bank con medidas de emergencia, la empresa matriz del banco se acogió al capítulo 11 de la Ley de Quiebras. 

El grupo aseguró que presentó una petición voluntaria para una reorganización supervisada por la justicia bajo el Capítulo 11 en el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York "para preservar el valor".

Y agregó que los fondos y las entidades asociadas generales de SVB Securities y SVB Capital no están incluidos en la presentación del Capítulo 11 y continúan operando como de costumbre. “El holding seguirá buscando alternativas estratégicas para estos negocios”.

Las acciones del First Republic Bank retoman la caída y se hunde un 22%

El propio Silicon Valley Bank ya no está afiliado al grupo, ya que sus activos y pasivos se transfirieron la semana pasada a un nuevo banco puente después de que los reguladores se hicieran cargo de él. 

El prestamista había sufrido una espiral de crisis de confianza, puesto que una retirada masiva de depósitos lo obligó a liquidar valores con pérdidas, lo que hizo que cada vez más depositantes, en su mayoría startups, retiraran su dinero.

Los esfuerzos de la Reserva Federal, la Federal Deposit Insurance Corp. y el Tesoro por encontrar un comprador para la entidad fracasaron, a pesar de la promesa de honrar todos sus depósitos. 

Silicon Valey Bank

En los últimos días, trascendió que la Reserva Federal y la FDIC estaban planeando un nuevo intento de vender el banco, mientras que otras informaciones sugerían que varios grupos de capital riesgo, con el posible respaldo de Apollo Global Management estaban estudiando la compra de operaciones seleccionadas.

La quiebra del SVB fue la segunda mayor registrada en Estados Unidos, solo la superó la de Washington Mutual en 2008. El incidente desencadenado una crisis de confianza entre los bancos estadounidenses de segundo nivel, especialmente los radicados en la costa oeste con gran exposición al mundo de las startups.

Como informó PERFIL, el First Republic Bank, es ahora el banco considerado como la siguiente ficha de dominó en caer, volvió a estar bajo presión en las operaciones previas a la apertura del mercado del viernes; con una caída superior al 20% a pesar de la noticia del jueves de un rescate por parte de los mayores bancos de Wall Street que acordaron depositar US$ 30.000 millones en él, sustituyendo de hecho la mayor parte de los fondos que sus depositantes habían retirado en las últimas semanas.

SE / LR