sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / 100 días sin plan
jueves 19 marzo, 2020

Los primeros 100 días del Gobierno de Alberto Fernandez desde lo económico

Economistas señalan que el mayor tema pendiente es la reestructuración de la deuda que no ha permitido tomar grandes decisiones, entre ellas presentar un plan económico.

Alberto Fernández y Martín Guzman Foto: Mariano Sánchez / NA
jueves 19 marzo, 2020

Más allá de la extrema volatilidad y los cambios trascendentales que le impone drásticamente al mundo y a la economía global el coronavirus, la Argentina tiene sus propios problemas puertas adentro, que agitan las aguas. El centro de la escena lo ocupa la reestructuración de la deuda, que es la falencia que más destacan varios analistas consultados sobre la administración de Alberto Fernández en estos primeros 100 dias de gobierno. En parte, porque sin tener una respuesta a este tema, sólo se ven pobres resultados en la actividad económica. Camilo Tiscornia lo grafica en pocas palabras: "Deberían haberlo resuelto más rápidamente porque estamos empantanados en esto y no sabemos cómo seguir", dijo. El economista explicó además que el Gobierno tomó conceptualmente a la renegociación como la variable de ajuste al problema fiscal. "Ahí es donde veo la mayor falencia, porque este tema debería haberse resuelto rápidamente. Tal vez hacía falta una negociación más amistosa y más veloz de postergación de pagos pero con compromiso de seguir ajustando en la parte fiscal, tal vez a un ritmo más lento. Pero ese no es el esquema que tienen en mente", explicó a PERFIL.

Christian Buteler, de Buteler Servicios Financieros, tiene una visión similar: "Se enfocaron mucho en la deuda, cosa que no estaba mal, pero surgió el tema del coronavirus y tiró todo para atrás. Y ahora se quedaron sin haber apuntalado la economía, con algún intento de reanimación porque todo dependía de cómo se solucionara el tema del canje y con todo esto (la pandemia) estamos muy lejos de lograrlo. Se movieron con demasiada lentitud y por cosas externas hoy la economía es más complicada que al 10 de diciembre cuando asumió", opinó.

El Coronavirus y un acuerdo de deuda menos beneficioso

Juan Ignacio Paolicchi, analista de EcoGo, destaca que a estas alturas también hubiera esperado una resolución en el tema deuda. "La demora de la gestión de renegociación es lo que termina dejando un espacio considerable, y una ventana de tiempo de riesgo que, frente a un shock global, te termina sacudiendo todo. Si el gobierno hubiera estado con un perfil de vencimientos descomprimidos, con aire del lado de la deuda en dólares, la Argentina estaría mucho mejor parada de lo que está hoy. Porque si bien el precio de la soja está en el mínimo de los últimos 6 meses, lo cierto es que no cayó mucho; y Argentina estaría aislada de los mercados financieros, sin tomar deuda, pero tampoco debería seguir pagando deuda en dólares con reservas del (Banco) Central que son más bien escasas".

Para Damián Di Pace, Director de la Consultora Focus Market, los primeros 100 días de la gestión se dividen en pre coronavirus y con coronavirus. "En la primera etapa, economía se enfocó en asistir a los sectores sociales más vulnerables esperando que eso reactivara la demanda vía consumo interno, mientras la prioridad fue la programación de la reestructuración de la deuda. Se vio una desaceleración de la caída del consumo, aunque aún con elevada inflación para precios relativos congelados como servicios públicos. Con coronavirus, el foco está puesto en la micro y en que la recesión no se transforme en una depresión de la cual no se pueda salir por cierre de empresas, por caída de la demanda en cuarentena y por una oferta con restricciones en la cadena de suministro y el factor trabajo", analizó.

Guido Lorenzo, Director de LCG Consultora, cree que la llegada de la pandemia obligará a cambiar la forma de analizar la gestión. "Juzgar al gobierno va a ser contrafactual", consideró, pero recordó también que la economía no repuntó en estos primeros 100 días. "Uno podía preveer para el 2020 otro año recesivo aunque no se hubiera presentado este shock. Los datos de fin de año van a estar excusados por esta crisis. No obstante, las medida de estos primeros 100 días no eran sostenibles; como la inflación, que se desaceleró pero debido a un congelamiento de precios y tarifas que en algún momento debería soltarse", dijo. Además comentó: "Quizá uno podría tener una mirada más optimista porque se estaba en una situación crítica que se podría haber ido de las manos y se logró contener, pero definitivamente la actividad no está repuntando y el efecto sobre la inflación es casi ilusorio. Tampoco hubo buenas noticias en empleo, y se demoró en mostrar ese famoso plan inegral macroeconómico que nunca apareció en estos primeros 100 días de gobierno. Y así veo una falencia importante porque según ese plan se puede ver en qué dirección va el país", analizó.

Cómo afecta a la economía argentina el Coronavirus

Más allá de si Alberto Fernández encaró bien o mal su gestión desde el área económica, los economistas entienden que lo que han hecho está bastante en linea con lo que esperaban del sucesor de Mauricio Macri: más intervención, congelamiento de tarifas, cambios en las jubilaciones mínimas, es decir la economía con el foco puesto en el consumo. "Los resultados no son muy buenos sobre todo en materia de actividad económica que sigue muy mal. No hay mayores cambios. Y en materia de inflación es donde ha habido tal vez más éxito. La inflación de febrero fue 2% a nivel nacional, aunque es algo que podría ser previsible porque a partir del cepo y el control del dólar oficial y el congelamiento de tarifas se genera rápidamente una baja de la inflación. Si bien ese es un resultado que se puede considerar bueno hay que tener en cuenta que es muy artificial porque el congelamiento de tarifas no se va a poder sostener indefinidamente y el tipo de cambio oficial tan lento, tampoco", alertó Tiscornia,

De igual modo lo ve Di Pace. "En el actual contexto el mundo está muy preocupado y el FMI sale a asistir financieramente a todos los países ante está crisis económica mundial y Argentina parece no tener problemas en ese aspecto. En el terreno de los acreedores privados el contexto actual implicará una negociación muy dura. En el mientras tanto, la inyección de pesos para evitar que la demanda se caiga puede tener un efecto colateral que es mayor inflación con un tipo de cambio que deberá moverse al ritmo de las monedas de países emergentes", concluyó.

En momentos en que se define una cuarentena obligatoria por 10 días para la Argentina, parece desdibujarse la posibilidad de un canje rápido de deuda, al menos para la fecha autoimpuesta del 31 de marzo. El ministro Martín Guzmán dijo estos días que el Gobierno consiguió el 40% de aceptación de la propuesta de los acreedores, pero no hay mucha claridad. Porque en este plano económico, el gobierno ha decidido no mostrar las cartas. En el mientras tanto, el país toda espera un plan macroeconómico que trazará el camino que desea seguir esta administración.

LR/FF


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.