martes 27 de septiembre de 2022
ECONOMIA Análisis de los lunes

No hay dólares a futuro y la sequía que se avecina en 2023 podría complicar más las cosas

En la campaña 2017/18 la sequía dejo con pocos dólares al gobierno de Mauricio Macri, lo que derivó en una crisis económica. En 2023 podría pasar algo parecido.  

22-08-2022 10:10

La maldita sequía podría dejar al país con pocos dólares en el futuro inmediato. La economía entraría en una gran recesión. Dólar para arriba.

—¿Una nueva etapa en economía?

—De ninguna manera, la economía está con un daño irreversible. El déficit fiscal es del 4,8% anual, mientras que la balanza de dólares tiene un déficit del 0,7%, esto implica que cada vez tenemos más pasivos en pesos.

Sequía en Alemania: el bajo nivel de los ríos golpea a la industria y al turismo

—¿Cuánto suman los pasivos en pesos?

—Los pasivos en pesos de la tesorería suman U$S 124.484 millones, mientras que los pasivos del BCRA entre base monetaria y deuda suman U$S 84.766 millones. En total la friolera de U$S 209.250 millones, si lo comparamos con el PBI representa el 38,0% del PBI.

—¿Las reservas?

—Las reservas al 31 de julio de 2022 suman U$S 38.232 millones, y representan el 7,0% del PBI.

—Son muy pocas

—Frente a la enorme cantidad de pasivos en pesos, son escasas.

—Si pusiéramos el valor en $ de los pasivos, ¿a cuánto ascenderían?

—Serían 27,5 billones, que irían contra los U$S 38.232 millones de las reservas, daría un dólar de equilibrio de $ 719. Una verdadera locura, sin cepo se produciría una catástrofe. Con estos números hay cepo para rato.

bcra
Banco Central de la República Argentina.

Llegó Gabriel Rubinstein a economía

—Le deseamos mucha suerte. Cuando asumió Sergio Massa dijimos que no era Superman, Gabriel Rubinstein no es Batman. No existen los superhéroes. Argentina necesita superávit fiscal, una balanza de dólares positivas, que suban las reservas y disminuyan los pasivos en pesos. Todo esto no lo hace una persona, lo hace un gobierno que mantiene una conducta tras ideas de política económica que sostienen en el tiempo, de este modo se gana reputación.

—¿De corto plazo?

—Creo que vamos a tener muchas medidas económicas que actuarán como parches.

—¿Por ejemplo?

—Con los cupos a la importación el Banco Central está invitando a los importadores que para tener mercadería pasen a importa al dólar contado con liquidación. De esta forma los precios que se formaban a un precio del dólar de $ 136, pasaran a costearse con un dólar de $ 300.

—Esto es muy inflacionario

—Igual que la suba de combustibles, tarde o temprano es un costo que se traslada a precio. Es cierto que los precios se forman en el mercado, pero no podés soslayar que los costos de logística van a impactar en algún momento en los precios finales.

—¿Vamos a un desdoblamiento?

Ya estamos en un desdoblamiento cambiario, las empresas sólo pueden importar un 5% más que en el año 2021 o un 70% más que en el año 2020. En muchos casos se necesita mucha más mercadería, si no podés conseguirla a través del tipo de cambio oficial, saldrán a buscarla a través del dólar contado con liquidación.

—Con la brecha actual estamos complicados

—Los que exportan lo hacen a $ 136, y los costos de los insumos se están corriendo a $ 300, esto implica una brecha del 120%. Con este escenario va a ser muy difícil que los productores liquiden las tenencias de stock que tienen.

Sergio Massa y Gabriel Rubinstein
Sergio Massa y Gabriel Rubinstein

—¿Cuánto grano queda en manos del productor de la campaña 2021/22?

—En el caso de la soja 20,1 millones de toneladas, maíz 15 millones de toneladas y trigo 1,5 millones de toneladas.

—No es mucho

—Queda poca cantidad porque las campañas han sido muy malas.

—¿Cuánto se exportó en los últimos años?

—Te daré este excelente cuadro, de 3 productos.

Concepto

2017/18

2018/19

2019/20

2020/21

2021/22

2022/23

Trigo

12,1

10,7

12,1

11,2

14,5

8,8

Maíz

19,8

38,4

34,6

40,4

32,7

6,7

Soja

36,6

44,6

38,7

40,3

17,9

 

Total

68,5

93,7

85,4

91,9

65,1

15,5

Los números están expresando millones de toneladas.

—¿Me lo explicas mejor?

—En la campaña 2017/18 la sequía dejó con pocos dólares al gobierno de Mauricio Macri, lo que derivó en una crisis económica. En 2023 podría pasar algo parecido.  

En la campaña 2018/19 el cambio de gobierno hizo que se diera una mega liquidación de mercadería, ya que el mercado presumía que con la llegada del Frente de Todos se aumentarían los derechos de exportación.

En la campaña 2019/20, en medio de la pandemia, se liquidaron 85,4 millones de toneladas, ese año hubo menos cantidades de maíz y soja que en la campaña 2018/19; sin embargo, se exportó más trigo.

En la campaña 2020/21, las cantidades de soja y maíz estuvieron equilibradas, y bajó la liquidación de trigo.

En la campaña 2021/22, todo hace pensar que no llegaremos a exportar las cantidades de la campaña 2020/21 producto de los problemas de sequía.

Para la campaña 2022/23 todo se pondrá más cuesta arriba, los exportadores ya pagaron retenciones de 15,5 millones de toneladas, y el pronóstico de sequía podría traer como consecuencia una crisis similar a la del año 2018. Los pronósticos económicos pintan para una caída del PBI del 3,0%.

—¿Cómo fueron las liquidaciones durante esos años?

—Muy buenos en los años 2021 y viene muy bien el año 2022

Años

Monto

2018

U$S 19.610

2019

U$S 23.719

2020

U$S 20.274

2021

U$S 32.808

7 meses 2022

U$S 19.145

Cifras expresadas en millones.

El gobierno de Alberto Fernández tuvo mucha suerte, los precios internacionales lo ayudaron a tener un gran ingreso de dólares del campo, sin embargo, el gobierno se queja permanentemente de que el campo no liquida, a las pruebas me remito, en el año 2021 llego a una cifra récord.

—¿Cómo terminara 2022?

—Creemos que, por encima del nivel alcanzado en el año 2021, si medimos la performance de 7 meses ya estamos por arriba del año 2021.

La deuda creció a un ritmo de casi 3 mil millones de dólares al mes en solo un año

—¿Cómo viene el año 2023?

Muy complicado producto de la maldita sequía, en trigo creemos que no podremos exportar más de 9 millones de toneladas. En maíz con suerte exportaremos 36 millones de toneladas. En soja difícilmente lleguemos a los 40 millones de toneladas, habrá una fuerte retención esperando una baja de retenciones de cara al próximo gobierno.

Los 5 puntos importantes que propongo mirar esta semana

  1. En el año 2023 el PBI podría caer un 3%. Esto implica menos recaudación tributaria, y más ajuste fiscal.
  2. La sequía que tenemos por delante no está descontada por ningún analista económico. Vamos a un escenario de menos ingreso de dólares por exportaciones de cereales y oleaginosas, esto va a presionar a la suba el tipo de cambio. Las reservas serna muy escasas. El pronóstico del dólar a $ 400 a fin de año se viene fortaleciendo.
  3. No vemos políticas que tiendan a disminuir los pasivos monetarios del Banco Central, y tampoco la deuda en pesos. Mientras engrosemos la deuda en pesos y los pasivos del BCRA la presión alcista por el dólar continuaría.
  4. Llevamos 3 años de sequía, el año 2023 pinta bastante parecido al año 2018 en materia de exportaciones, pero es el inverso al año 2019. En el año 2019 los productores se apuraron a liquidar porque venía un gobierno que subiría las retenciones. En esta oportunidad los productores van a demorar las liquidaciones porque podría llegar un gobierno que baje las retenciones o bien achique la brecha entre el dólar comercial y los alternativos.
  5. Gabriel Rubinstein es un gran profesional, pero difícilmente pueda torcer el pronóstico de sequía, generar confianza con un pasivo como el de Alberto Fernández y Cristina Fernández, hacer del déficit fiscal superávit, y del faltante de dólares abundancia de divisas.

—¿Dónde estás esta semana?

—En Gualeguay y Rosario, el jueves estaremos en Chicago con la delegación de Agroeducación, te brindaremos la información de lo que sucede en Estados Unidos en materia económica y cómo viene la campaña de maíz y soja en ese país.

—¿Informes privados?

—Como siempre, la mejor información para la toma de decisiones. Explicitaremos el desdoblamiento cambiario, que puede pasar con el dólar comercial, y el futuro del dólar blue con un nuevo esquema cambiario.

 

* SDS Asesor Económico y de Empresas