lunes 26 de septiembre de 2022
ECONOMIA Mundo laboral

Cuánto le cuesta a una empresa la mala selección del personal

Tiene un impacto negativo en la reputación de la compañía, perjudica al equipo de trabajo y en términos económicos puede llegar a equivaler al salario de un año.

22-09-2022 14:25

Seleccionar el personal de una empresa es una tarea sumamente importante. Encontrar a las personas correctas, puede mejorar la productividad, impulsar la moral de la oficina y tener un impacto positivo en los resultados de la compañía. Por el contrario, hacer una mala contratación implica varios riesgos. 

Adecco Argentina, realizó un estudio sobre los grandes costos y  el impacto en que puede tener para una compañía una mala elección. De acuerdo con el informa, puede perjudicar no solo la imagen de la misma, sino también a los otros empleados y, al final de cuentas, al cliente.

Las 8 nuevas tendencias en Recursos Humanos para 2022

¿Por qué puede salir mal una contratación? 

Una mala contratación puede darse como resultado de un proceso con poco diseño o mal manejado, ya sea por tomar una decisión apresurada, o bien porque el postulante tergiversa la información en su CV. Esto último puede implicar desde exagerar la experiencia laboral hasta mentir en sus estudios.

El costo no es solo la pérdida de productividad, sino que impacta de forma transversal a toda la corporación, afectando al costo de capacitación, contratación e incorporación. 

Incluso, sumar a las personas equivocadas al lugar de trabajo perjudica la cooperación entre empleados. Esto se debe a que no suelen encajar dentro de la cultura organizacional. Además, el impacto negativo en el equipo se acentúa cuando la persona en cuestión ocupa un puesto de liderazgo.

Otro punto importante a tener en cuenta es que puede dilapidar la capacidad para atraer nuevos talentos. 

Jóvenes y empleo, cuatro claves para potenciar oficios con futuro

¿Cuánto cuesta una mala contratación? 

De acuerdo con Yeryé Bermúdez, gerente de la División Technology de Adecco Argentina, “establecer una estimación monetaria del costo económico de una mala contratación es una pregunta muy amplia y no siempre es directamente lineal con el dinero porque como explicamos influye en muchos aspectos de una compañía, pero puede equivaler a un año de salario.”

De todas formas, el costo de una mala contratación no es solo financiero, va más allá del salario, es también el costo de oportunidad de lo que se podría haber logrado con ese puesto.

Para evitar este problema, los reclutadores y gerentes de Recursos Humanos deben ser cuidadosos durante el proceso de selección y no apresurarse a tomar decisiones. Deben tener en claro cuáles son los valores y pilares de la cultura organizacional de la empresa para evaluar que el candidato y la organización sean compatibles, al margen de los conocimientos específicos o experiencia laboral.

Más allá del puesto que vaya a cubrir el nuevo empleado, no se debe perder de vista que se contratan personas, que son seres humanos por encima del cargo o responsabilidad que se le asigne. 

RM / MCP