jueves 06 de octubre de 2022
ECONOMIA Congreso

¿Mejorará la vida de los argentinos el Presupuesto 2023?

El ministro de Economía, Sergio Massa, definió el proyecto con sus colaboradores y lo envió al Congreso. El documento no prevé nuevos impuestos ni toca retenciones, pero desde ya, genera dudas en varios de sus puntos.

20-09-2022 16:00

El Ministerio de Economía presentó en la noche del pasado jueves en el Congreso de la Nación el proyecto de Ley de Presupuesto para el 2023, que contempla una inflación del 60%, un crecimiento del 2%, un dólar para fines del 2023 a $270 y un déficit fiscal del 1,9% sobre el Producto Bruto, en línea con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

El presupuesto, para cualquier persona, compañía o Estado es un plan de acción constituido por estimaciones de los ingresos con los que se cuenta y los gastos totales a realizar durante un período de tiempo determinado. 

Cuando un ciudadano estudia sus necesidades individuales o de las de su grupo familiar con base en su salario, en ese momento establece las prioridades y sabe de antemano las decisiones que tomará sobre ese dinero para destinarlo a alimentación, vestimenta, transporte, educación, alquiler, entre otros. Se podría decir que el individuo define su política presupuestaria la cual pondrá en marcha con ese presupuesto. 

Pobres con trabajo: la amenaza que acecha a la clase media argentina

La economía de todos los días

“El Presupuesto es la principal herramienta de política económica que un gobierno tiene para establecer sus prioridades. Particularmente en el del 2023, debe considerarse el peso que tiene sobre él la deuda asumida con el FMI en 2018, el posterior acuerdo y las metas establecidas en el mismo”, señaló Florencia Di Prinzio, economista del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en declaraciones a PERFIL. 

economia

“Su elaboración tiene entonces, dos grandes limitaciones: por un lado, el peso económico de la deuda, que en 2022 representó el 7% del total del gasto, y en 2023 pasará a superar el 10%; y por el otro las metas fiscales, monetarias y de crecimiento que debemos alcanzar, para aprobar futuras revisiones”, agregó. 

“Teniendo en cuenta esas limitaciones, es un proyecto de presupuesto realista, y que persigue el bienestar del conjunto de los argentinos”, señaló Di Prinzio. 

¿Se enfriará la economía? 

“Tenemos que hablar de la actividad económica que, es la que va a traccionar el empleo y las posibilidades de mejorar las condiciones de vida actuales. El presupuesto estima para este año (2022) un crecimiento del 4%. Dado que junio dejó un arrastre positivo del 5,1% para el resto del año eso significa que el Gobierno espera un enfriamiento de la actividad”, señaló a este medio Santiago Manoukian, jefe de Research de Ecolatina en diálogo con PERFIL

“Esto significa que si la actividad económica se mantuviera en el mismo nivel de junio hasta diciembre, la actividad crecería 5,1%. Si vos esperás un 4% significa que estás esperando un enfriamiento en los próximos meses”, aseguró. 

Presupuesto 2023: 64 de cada 100 pesos serán para jubilaciones, pensiones y planes asistenciales

Esto va en línea con las proyecciones de Ecolatina que, estima una contracción de la actividad en torno al 1,5% en la segunda parte del año respecto al primer semestre. Acá hay un punto, sostiene Manoukian, que incide en las condiciones de vida

Para el economista, ese enfriamiento se producirá “porque estamos viendo un impacto más certero” de la inflación sobre los ingresos. Algo que no se vio con tanta vehemencia en la primera parte del 2022. También porque se van a empezar a aplicar subas de tarifas de los servicios públicos que no solo impactan directamente sobre los precios, sino que restan ingresos disponibles a las familias para el consumo. 

¿Se pueden alcanzar los números esbozados por el Gobierno en el Presupuesto 2023? 

El Presupuesto 2023 es prácticamente un dibujo debido a que la inflación estimada es mucho menor a la que va a ocurrir y; por lo tanto, no le doy más de un trimestre desde el inicio del año (2023) para que mediante algún decreto se le haga alguna modificación”, comenzó diciendo Agustín Etchebarne, Director General en la Fundación Libertad y Progreso a este medio. 

“Desde ya te están diciendo que va a haber una devaluación del 80% anual, con respecto al valor actual del tipo de cambio mayorista. No hay indicios de que la inflación el próximo año vaya a bajar, todo lo contrario, lo más probable es que vaya a hacer más alta de la actual”, advirtió Etchebarne. 

El Gobierno prevé un crecimiento del 2% para el 2023. Según las estimaciones de Ecolatina esa meta es “optimista”. “Nuestra medición está más cerca del 1%. Va a tener una actividad a la que le va a costar crecer, esto, va a repercutir en la generación de empleo y esto en las condiciones de vida con un salario real que le va a costar recuperar lo que viene perdiendo porque la inflación va a seguir en niveles muy elevados que; nosotros no esperamos que descienda al 60% como dice el Gobierno”, confesó Manoukian. 

Dólar, inflación y déficit fiscal: ¿Cuáles son los números del presupuesto 2023?

Por su parte, Di Prinzio de CEPA consideró: “La propuesta general del Presupuesto es ingresar en un sendero de menor crecimiento, pero más sustentable desde la macroeconomía. El crecimiento proyectado de 2% para 2023 no representa una desaceleración fuerte, con relación a este año, si consideramos el rebote estadístico que deja 2022, por ser un año de recuperación respecto de la caída 2020”.

“La inflación y la variación del tipo de cambio se proyectan al mismo ritmo. Esto puede interpretarse de dos maneras: que el tipo de cambio seguirá la inflación o en realidad el tipo de cambio subirá lo establecido, indistintamente de lo que suceda con la inflación (y, por ende, pasaría a ser un ancla nominal). La proyección en general es gradual. Sigue la línea de no devaluar bruscamente” agregó Di Prinzio. 

El gran desafío: el ajuste fiscal en año electoral 

“Parte del déficit fiscal que el Gobierno tiene que reducir para el 2023 va a ajustar por el lado de las prestaciones sociales. Ahí el Ejecutivo va a tener que gestionar un delicado equilibrio económico, político y social porque van a venir reclamos de recomposición”, señaló Manoukian. 

El Presupuesto 2023 amplía el blanqueo y permitirá comprar propiedades usadas e insumos productivos

El gasto social y el impulso a la actividad económica que pueda dar el sector público, se va a ver afectado. “Esto el presupuesto 2023 lo deja entrever, más teniendo en cuenta esa meta de inflación que nosotros vemos muy poco realista en términos de por dónde vendría el ajuste: viene por el lado de los subsidios y eso ¿cómo te afectará la vida? Te van a seguir subiendo las tarifas que, es lo que el Gobierno comenzó a aplicar este año”, aseveró Manoukian.

Por su parte, Di Prinzio, comentó al respecto: "Con relación al déficit, desde nuestro análisis (CEPA) la meta del 1,9% para 2023 se cumpliría disminuyendo, principalmente, las transferencias corrientes, destinadas a subsidios, provincias y municipios”. 

¿Las políticas públicas que mejoren el bienestar social quedaron en un segundo plano?

No necesariamente. Con relación al desarrollo económico, el gasto asignado, por ejemplo, a la función “Ciencia y técnica”, representaría en 2023 una porción mayor a la que tuvo en 2022 (500 mil millones de pesos que representan el 1,73% del gasto total, frente al 1,46% de 2022)”, aseguró la economista del CEPA. 

Diputados aprobó el Consenso Fiscal y las provincias podrán aumentar varios impuestos

“La participación de un rubro sobre el gasto total es un buen indicador del grado de la prioridad que se le asigna”.

“Además, en los artículos 71 y 72 del proyecto, se prevén la creación del Régimen de Incentivo a la Inversión y Producción Argentina, y la ampliación del blanqueo a la construcción, que ya se encuentra vigentes. Ambas medidas tendientes al desarrollo productivo”, agregó Di Prinzio. 

¿Y el bienestar social? 

Con relación al bienestar social, se destacan las Prestaciones Previsionales, comentó Di Prinzio. Según la economista, el presupuesto de 8,7 billones de pesos explica el 74% del total del gasto programado. Para dicho programa, la variación nominal interanual alcanza el 90%, es decir, 30 puntos porcentuales por encima del nivel de inflación proyectado.

“Cabe mencionar, además, que el 37% (3,2 billones de pesos) corresponden al subprograma Prestaciones Previsionales por Moratoria Previsional, etiquetado como PPG (Presupuesto con Perspectiva de Género). 

Cómo se puede observar las posiciones son distintas, pero el panorama luce poco optimista desde donde se mire. El Presupuesto define, además de los números, las metas físicas que van a tener durante el año todos los organismos que forman parte de la Administración Pública Nacional, por lo que es de suma importancia su conocimiento. 

SE / MCP