30 nov 2020
ECONOMIA |Análisis
miércoles 21 octubre, 2020

Seguros de vida y la importancia de crear conciencia aseguradora en esta coyuntura

Generar conciencia aseguradora es un rol que debe asumir el sector privado, pero es fundamental el papel del Estado para generar las condiciones económicas, regulatorias, financieras y fiscales para potenciar el cambio en la sociedad.

Mauricio Zanatta*

La pandemia hizo tomar conciencia de contratar seguros pero hay una situación económica que impide tomar decisiones de compra. Foto: Shutterstock
miércoles 21 octubre, 2020

Los seguros, casi por definición, son instrumentos financieros que contribuyen a dar cobertura y previsibilidad frente a contingencias que pudieran afectar a las personas y al patrimonio propio y familiar en el largo plazo. Son, en definitiva, una promesa que debe cumplirse en el futuro y cuando se trata de la vida misma, esta situación adquiere una relevancia mayor.

En Argentina, aún nos resta un largo camino para dimensionar la importancia que tienen los seguros de vida. Desarrollar y potenciar la conciencia aseguradora en la población, depende de 3 aspectos:

  1. los productos que puedan ofrecer las compañías aseguradoras;
     
  2. el vínculo de confianza con asesores profesionales, expertos en planificación financiera y protección familiar; y
     
  3. los incentivos internos, como ocurrió con las deducciones fiscales aprobadas en 2019.

Los productos que ofrece el sector están mutando de un modelo pasivo, basado exclusivamente en la protección, a uno activo en donde también se centran esfuerzos en la prevención y el bienestar las personas.

Esto pudo lograrse fundamentalmente por el abanico de oportunidades que generan las plataformas digitales y por su masividad en el acceso.

Los costos y los modos de uso cambiaron: hoy en día los jóvenes contratan un seguro desde aplicaciones móviles. Los nativos digitales consumen de una manera distinta a las generaciones adultas: es un público que accede fácilmente a información, compara precios rápidamente y realiza compras online. Priorizan la experiencia: ver, sentir y vivir el producto.

Es por eso que las marcas que se comuniquen con un tono cercano y amigable, sin tanto léxico específico, serán las que tengan mayor probabilidad de éxito. Productos simples, de fácil comprensión y coberturas transparentes que apunten al bienestar y al cuidado de la salud serán, en el caso de los seguros de vida, lo que marque el porvenir de nuestra industria.

Productos simples, de fácil comprensión y coberturas transparentes que apunten al bienestar y al cuidado de la salud serán, en el caso de los seguros de vida, lo que marque el porvenir de nuestra industria.

En línea con productos innovadores, la fuerza de ventas resulta fundamental ya que establece una relación a largo plazo con el asegurado, lo acompañan en diferentes etapas de su vida alineando expectativas y adaptando las modalidades, coberturas y previsiones en función de las necesidades que pudieran surgir en cada momento. De ellos depende gran parte de la transmisión de este mensaje: los seguros de vida son parte del futuro propio y de los seres queridos.

Productos centrados en el posible asegurado y una fuerza de ventas preparada son condiciones necesarias pero no suficientes para el desarrollo de los seguros de vida, para los que condiciones macroeconómicas estables son vitales para un desarrollo a mediano y largo plazo.

En este sentido, el cierre de la negociación de la deuda es un buen primer paso, pero aún se debe trabajar en otras cuestiones cruciales, como bajar los elevados niveles de inflación y diseñar un marco impositivo previsible que facilite la llegada de nuevas inversiones.

La experiencia internacional indica que, si bien el desafío de generar conciencia aseguradora debe ser asumido por el sector privado, es fundamental el rol del Estado para generar las condiciones económicas apropiadas e impulsar los instrumentos regulatorios, financieros y fiscales para potenciar el cambio cultural en el conjunto de la sociedad.

Hoy, la elección de un seguro de vida es prioritaria. La coyuntura actual ha aumentado la responsabilidad de seguir creando conciencia aseguradora y, si bien la pandemia hizo tomar conciencia a muchas personas al respecto, a la vez, hay una situación económica que impide tomar decisiones de compra.

Sin embargo, quienes formamos parte de la cadena de valor sabemos muy bien cuál es la diferencia entre quienes tienen y carecen seguros de vida y retiro. Por eso, y más aún en momentos de tanta incertidumbre, nuestra responsabilidad es llegar a la mayor cantidad de personas posible.

Ahora depende de todos los actores involucrados -compañías, asesores y autoridades regulatorias- ser capaces de transmitir este mensaje, marcando la diferencia entre tener un seguro de vida y no tenerlo.

 

Presidente y CEO de Prudential Seguros


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5195

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.