miércoles 14 de abril del 2021
ECONOMIA Inversiones
14-01-2021 13:05

Consejos para aprovechar el buen momento para invertir en instrumentos del exterior

El canje MEP-CCL está en cercano al 0%, luego de un período de tensión cambiaria en el que el costo de emigrar fondos al exterior a través de bonos llegó a más de 10%. Parece difícil que pueda sostenerse por mucho tiempo. ¿Hay maneras de aprovecharlo?

Tomás Ruiz Palacios*
14-01-2021 13:05

Los bonos argentinos soberanos denominados en dólares tienen distintas cotizaciones. El más popular es el AL30, bono en moneda extranjera del Tesoro Nacional que vence en 2030.

Cotiza en la plaza local tanto en pesos (AL30), como en dólares (AL30D) y también tiene otra cotización llamada Cable, que son los mismos bonos cotizando también en dólares, pero en el extranjero ( AL30C).

Si uno dispone de dólares en Argentina, y desea enviarlos al extranjero, puede comprar los bonos AL30D –cotización en dólares– para venderlos en el extranjero en su versión AL30C –cotización cable–. Luego, el broker puede enviar una transferencia desde su cuenta en el exterior (donde se custodian los dólares generados por la venta de AL30C) hacia la cuenta del cliente en el exterior; también se puede simplemente mantener los dólares allí, y para esto no hace falta contar con una cuenta internacional. Esto se debe a que son custodiados en la cuenta del broker en el extranjero.

A los dólares en plaza local se los llama “USD billete”, mientras que a los generados por la venta cable “USD divisa”.

Esta operación antes del cepo cambiario tenía un costo bruto cercano a cero. El cliente solamente debía pagar las comisiones.

Con el cepo esto cambió: al no haber libre movilidad de capitales, este canje pasó a incorporar una prima en su valor, correspondiente al costo de retirar dinero de Argentina. A este canje se lo analiza como un termómetro de mercado: cuando el valor es alto se debe a que hay salida de capitales, generalmente por incertidumbre; mientras que suele bajar ante el ingreso de capitales al país, asociado con un menor riesgo de mercado.

 

Es una buena oportunidad para comprar títulos del exterior

 

Durante el 2020, el costo promedio del canje MEP-CCL fue de 3%; es decir, se paga 3% por retirar dinero de Argentina, o se gana 3% por ingresar -el valor es el mismo; son las dos maneras de interpretarlo-. Llegó a superar el 10% en los picos de incertidumbre de mercado, por ejemplo, en octubre durante la corrida del dólar blue. En este momento ese valor se encuentra muy cercano al 0%.

Las explicaciones del bajo valor son varias: para empezar, hubo un ingreso estacional de fondos del extranjero por bienes personales; también estamos transitando una sucesión de buenas noticias en el frente global (estímulos de las grandes economías, el comienzo de la administración de vacunas y la victoria de Biden); por último, también durante diciembre, suele haber ingreso de capitales por la demanda de pesos, por pagos de sueldos, aguinaldos y bonos.

Otra mención importante es que esta operación no lleva parking, lo que se conoce en la jerga bursátil como el periodo de añejamiento obligatorio que ciertas operaciones deben tener.

Por el contrario, sí tiene una limitación: hay un límite de 100.000 nominales para venta neta contra la especie cable por semana. A valores de hoy, implica un límite de egreso de aproximadamente USD 38.000 semanales. Esta limitación aplica solo para bonos soberanos ley local operados en el segmento prioridad precio tiempo.

Una forma de omitir esta limitación es realizar la misma operación pero con bonos ley Nueva York. Sin embargo, para este caso el costo de la brecha es del 2%.

 

Algunas ideas para favorecerse de esta situación

 

Es importante recordar que el costo del canje MEP-CCL varía dependiendo del bono que se utilice. Mencionamos lo conveniente que resulta hacerlo con AL30, que está en 0% de coste.

·        Armar una cartera en el exterior. En el caso de querer posicionarse con una cartera global, este momento se muestra muy favorable, teniendo en cuenta que el año pasado, en promedio, esto costaba un bruto de 3%.

·        Especular con un retorno del costo del canje MEP-CCL a sus valores promedio y comprar dólar divisa para ganar más adelante con la diferencia. Es decir, pasar de USD billete a USD divisa (USD local a USD extranjero). De esta manera, si el costo del canje volviera a su promedio del 3%, realizaríamos la operación inversa y ganaríamos esta diferencia.

·         Una manera indirecta, pero quizás más sencilla de beneficiarse es invertir en un fondo local de renta fija que invierta en bonos del exterior adquiridos con dólar divisa (o cable). Tal es el caso del FCI Cohen Renta Fija Dólares que invierte en bonos corporativos LATAM de corta y mediana duración; su rendimiento ronda el 2% anual en USD.

El cliente puede suscribir este Fondo con dólar MEP o dólar divisa. Si suscribe con dólar MEP el Fondo automáticamente los convierte a divisa, por lo que el cliente paga el costo de la brecha, pero queda ya posicionado en dolar divisa en instrumentos del exterior.

Al rescatar el FCI, realiza la operación inversa -pasando la posición de divisa a MEP-; o sea que si la brecha MEP/divisa sube mientras el cliente mantuvo su dinero en el Fondo, al retirarse el suscriptor se beneficia con esa diferencia en la brecha.

Por la regulación vigente, los rescates deben ser siempre en la misma especie que la suscripción.

‍* Estratega de Cohen