viernes 07 de mayo de 2021
ECONOMIA Drama socioeconómico
22-04-2021 16:21

Una familia tipo necesitó ganar en marzo más de $60.000 para no ser pobre

El Indec informó que la canasta básica alimentaria aumentó un 4,6% con respecto a febrero y se ubicó en los $25.685.

22-04-2021 16:21

Una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ganar $25.685 para pagar la canasta básica alimentaria y no caer bajo la línea de indigencia, en tanto que ese monto se elevó a $60.874 para cubrir la canasta básica total y, por lo tanto, no ser pobre. Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en el informe correspondiente a marzo de 2021.

La variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a febrero de 2021 fue de 4,5%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 5,0%. Mientras la primera se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes sus necesidades; la canasta básica total amplia la alimentaria y toma en cuenta los bienes y servicios no alimentarios, como transporte, salud, educación.

La medición de febrero del Indec había registrado una canasta alimentaria de $24.575 para una familia tipo.

Estiman que la inflación del primer trimestre ya se ubicó en 12% y advierten sobre abril

Según un informe de la consultora Focus Market, la canasta básica alimentaria para una familia tipo tuvo en marzo un costo de $ 27.844, al registrar un incremento promedio interanual del 32,9%. En tanto, para un hogar de cinco personas la canasta ascendió a $ 29.285. El director de la consultora, Damián Di Pace, consideró que los alimentos siguen en alza. 

El valor de la CBA es utilizado en la Argentina, con fines estadísticos, como referencia para establecer la línea de indigencia (LI), comúnmente conocida como pobreza extrema. El concepto de línea de indigencia procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes para cubrir una canasta básica de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas.