miércoles 22 de septiembre de 2021
EMPRESAS Y PROTAGONISTAS CIUDADES DEL FUTURO
28-09-2020 08:13
28-09-2020 08:13

Educación virtual y creativa en la universidad: claves de un fenómeno que llegó para quedarse

El desafío actual y el del futuro proceso educativo, estará constituído por metas de aprendizaje sobre la dificultad, un problema propio de nuestros tiempos, acentuado aún más a partir del notable cambio de rutinas que nos ha obligado el COVID19.

28-09-2020 08:13

La economía creativa o industria creativa tiene la extraordinaria capacidad de generar empleo jóven, promoviendo de ese modo un innovador impacto social y económico, resaltado así por uno de los informes más relevantes del Foro Económico Mundial, al describir que las tres habilidades más requeridas por los empleadores en el futuro, serán la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad. Y este es el necesario destino de la educación. 

John Howkins, considerado el padre de la economía creativa, en 2001 durante una entrevista concedida a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) dijo que la economía creativa “es una economía en la que la gente, allá donde se encuentre, hablando con los amigos, tomando una copa, al despertarse a las cuatro de la mañana, piensa que puede tener una idea que funcione de verdad y no sólo una idea por el mero placer esotérico, antes bien, esa será la posibilidad de construir el motor de su carrera, condición e identidad.”

Esta circunstancia adquiere aún más valor si, en simultáneo, nos dirigimos hacia un mundo cada vez más hiperconectado, que a su vez se sostiene de una intensa plataforma digital sobre la cual funciona casi cualquier actividad, desde el comercio hasta el entretenimiento, la producción industrial o la vida íntima y cotidiana, siendo el número predictivo de objetos conectados en 2050 de 50.000 millones. 

Y es en ese modelo industrial creativo, de conocimiento y acción digital, donde resalta el lugar de UADE, una universidad donde la tecnología está al servicio de la educación. La mejor demostración de ello, ha sido cuando en tan complejas épocas como las actuales, de un día para otro y en un contexto de gran incertidumbre global, UADE profundizó la adopción de metodologías que garantizan la migración de las clases presenciales a las modalidades remota y virtual y sus 37.544 alumnos de grado y posgrado, inmediatamente de iniciado el período de distanciamiento social, pudieron continuar sus estudios desde sus hogares, gracias a 3015 cursos en modalidad remota y ahora, durante el segundo cuatrimestre, cumpliendo 2907 nuevos cursos en dicho formato.

Campaña UADE 20200923
El decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño UADE Roberto Converti en una de sus clases online.

Efectivamente, el desafío actual y el del futuro proceso educativo, estará constituído por metas de aprendizaje sobre la dificultad, un problema propio de nuestros tiempos, acentuado aún más a partir del notable cambio de rutinas que nos ha obligado el COVID19. Así un ejemplo concreto del abordaje creativo ante la dificultad, la han dado en UADE las áreas académicas del diseño visual, la moda, la arquitectura, el diseño industrial, de interiores y urbano, las disciplinas más representativas de las economías creativas, proyectuales todas y tradicionalmente acostumbradas a prácticas de enseñanza a través de objetos o maquetas físicas reales o planimetrías visuales, ideadas u observadas en simultaneo y grupalmente por alumnos y profesores. 

Pero en este contexto, cuando el acceso a esos recursos que exigían plena presencialidad se encuentran vedados, han surgido y de modo remoto, nuevas ejercitaciones para la disciplina, producidas en base al Diseño, la Simulación o las Maquetas Digitales, incorporando una novedad de cambio experiencial, al permitirle acceder al alumno a competencias de impacto sobre el tradicional modelo de manufactura, pudiendo recurrir ahora a un concepto asociado al de las mentefacturas.

Mentefactura. Un aporte que tal lo expuesto por el Ingeniero Juan José Goñi, experto en futuros posibles, empresariales, educativos y sociales “es pensar en conocimiento y servicio, no en producto” un cambio en el modelo productivo asociado al del conocimiento. Es como si la mediación de la pantalla y aún bajo estas condiciones, ha permitido conseguir otra relación entre profesores y alumnos, aproximando así, el mundo de los estudiantes al del ejercicio profesional, al disponer de una nueva conciencia sobre cómo producir en los procesos, cada vez más permanentes, de dificultad. 

Momentos donde la capacidad de resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad conformarán la mejor plataforma de su próxima vida profesional. 

(*) Decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de UADE