lunes 08 de agosto de 2022

Misión-ar, una ONG al servicio de los más necesitados

Dirigida en Latinoamérica por Iván Camaño, reconocido folclorista santiagueño, que muestra su gratitud por haber superado las carencias de la infancia ayuda a personas que pasan por lo mismo que él pudo superar.

27-06-2022 10:48

“Desde Misión-ar lo que inculcamos, pregonamos y llevamos adelante son valores”, asegura Iván Camaño. Es el presidente para Latinoamérica de la ONG que tiene como propósito fundamental “ayudar al prójimo, especialmente a quienes están en situación de calle”.

Iván Camaño es un reconocido folclorista nacional. A los 40 años, lleva 35 con fuertes raíces en nuestra música. Esa que comenzó a cantar desde que tenía 5 años, en su pueblo natal, Quimili, Santiago del Estero.

MISION AR III 20220627
“Desde Misión-ar lo que inculcamos, pregonamos y llevamos adelante son valores”, asegura Iván Camaño (derecha. A la izquierda, Hugo del Carril hijo).

“Entendemos que se han perdido los valores y en una institución internacional como la nuestra tiene que primar justamente eso: una escala de valores”, asegura desde su rol ya no solo de folclorista sino de cabeza de Misión-ar en toda la región latinoamericana. Para que no queden dudas de la seriedad y compromiso asegura: “Nosotros no trabajamos partidariamente, no estamos con ningún partido político”. Solo busca darle a gente necesitada las mismas oportunidades que tuvo él gracias a la música.

Qué es Misión-ar

La iniciativa nació a raíz del trabajo social que viene realizando desde hace muchos años en todo el país. Por haber vivido en carne propia las dificultades de la gente en situación de calle, Camaño decidió ampliar sus conocimientos. Más allá del folclore, estudió economía y educación financiera con un fin específico y altruista: ayudar a otros en la misma condición que él pudo dejar atrás. 

Su trayectoria como músico llegó hasta los Estados Unidos. También su interés por ayudar al prójimo. Fue así que el reverendo Walter Contreras, presidente de Misión-ar en EE.UU. lo contactó y le pidió que arme una ONG similar en Latinoamérica.  A partir de ese momento, Camaño estuvo al frente de la filial Misión-Ar.

Hoy en día, la ONG cuenta con un programa de viviendas accesibles y también, firmó una alianza estratégica con Libertun Hermanos SRL, una empresa con más de 90 años de trayectoria, para darle trabajo a más de 300.000 personas por medio de la concientización del cuidado del medio ambiente. Una de las labores principales es el reciclaje para la reutilización del aceite de cocina.

MISION AR III 20220627
El lanzamiento oficial del programa de cuidado del medio ambiente en Buenos Aires estuvo protagonizado por Iván Camaño, autoridades de la policía de la ciudad y la presidenta de la confederación de jubilados, pensionados y retirados de la nación, Graciela Pampin, entre otros.

El lanzamiento oficial del programa de cuidado del medio ambiente en Buenos Aires ratificó la alianza estratégica con Libertun. Estuvo presente el titular de dicha empresa, autoridades de la policía de la ciudad, la presidenta de la confederación de jubilados, pensionados y retirados de la nación, Graciela Pampin. Además, Camaño estuvo acompañado por Hugo del Carril (H) y Jorge Milikota, quien ha sido referencia principal a lo largo de su carrera artística, junto a otras personalidades de la cultura.

Su aporte durante lo peor de la pandemia.

En el 2020 se impulsó desde Mision-ar el uso del barbijo “Atom Protect”. “Creíamos fervientemente que era una solución para ese problema tan grave para la salud como ha sido la pandemia de coronavirus”, explica Camaño. No solo eso, revela que “coordinamos con el ministerio de la Nación, el abordaje territorial de todos los profesionales de nuestra ONG”. Y remata: “Así, hemos puesto en agenda la salud mental y psicológica de las personas durante la pandemia”.

Mirando hacia el futuro.

Iván Camaño sabe lo que quiere para el futuro inmediato de Misión-ar. Aunque tiene ideas para desarrollar nuevos programas, el objetivo es centrarse en los que ya están en marcha. Todo responde a una lógica certera: “Vamos con pasos firmes, hacemos una cosa bien, y después desarrollamos otras”, sentencia.

La Sede central de Argentina está en la Avenida Córdoba, pero también posee una casa en Núñez y otra en Puerto Madero. Allí reciben a las personas que quieren encontrar una oportunidad para cambiar su vida por medio del trabajo. 

“Misión-ar tiene el corazón abierto de par en par para abrazar a todo el pueblo argentino y latinoamericano”, resumen con orgullo Iván Camaño.  Por eso lanza una amplia convocatoria para que se sumen a su esfuerzo para ayudar a la gente que pasa necesidades: “Invitamos a todos lo que quieran acercarse y formar parte”. Camaño resume acertadamente su tarea: “Entre todos podemos hacer un mundo mejor”.