lunes 10 de mayo de 2021
EQUIPO DE INVESTIGACIóN EDUCACIÓN
13-11-2020 13:17

Aumenta la demanda para tomar clases de apoyo escolar en pleno regreso a las aulas

Previo al examen integrador de fin de año, chicos y chicas de los niveles primario y secundario se inscriben a espacios de refuerzo, en la Ciudad de Buenos Aires. Cuáles son las materias más solicitadas. Aranceles low cost en contexto de crisis.

13-11-2020 13:17

Tras la Resolución N°33 publicada por el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, la comunidad educativa porteña supo que el ciclo lectivo 2021 transcurrirá de manera “100 por ciento presencial”, a partir del 17 de febrero. De todos modos, pese a las novedades, el objetivo principal y más urgente del alumnado y sus familias es finalizar este año atípico con la currícula aprobada.

En medio de una convergencia entre lo digital y el “cara a cara”, situación que comenzó a darse a partir de esta semana luego de que los chicos y chicas estuvieran 7 meses estudiando desde sus casas por la pandemia de Coronavirus, los espacios de apoyo escolar (tanto en instituciones públicas como privadas) y profesores particulares, han recibido mayor demanda en los últimos meses de cara a los trabajos y exámenes integradores de fin de año.

En lo que respecta a la gestión pública, el Ministerio de Educación de la Ciudad detalla que la Red Comunitaria de Apoyo Escolar tiene actualmente un total de 1.800 alumnos, 1.400 de primaria y 400 de secundaria, recibiendo el refuerzo escolar. “Se pedirá la tarea concreta con la que tengan dificultad de manera de poder realizar una derivación eficaz. Es recomendable consultar el medio por el que las familias reciben las actividades para que, en caso de que sea vía blog o página web de la escuela, el tutor derivado pueda observar lo mismo”, comunicaron a Perfil.

En su mayoría, son chicos y chicas del nivel secundario quienes toman clases particulares
Aumenta la demanda para tomar clases de apoyo escolar en pleno regreso a las aulas - FOTO: AGENCIA SHUTTERSTOCK

Uniendo Caminos es asociación civil que integra dicha red. Concentra su actividad en la Villa 21-24 del Barrio de Barracas y también en el Bajo Boulogne desde 2001, brindando clases para chicos y chicas que viven en zonas vulnerables, entre otras actividades. Según explica su directora, María Maciel, que es docente de nivel primario, son 600 chicos y chicas “activos en pandemia” quienes “están participando regularmente del apoyo escolar en todos nuestros centros educativos”. Aclaró que, si bien la cantidad de concurrentes disminuyó durante el aislamiento por problemas de conectividad, de índole familiar o personales, lo inédito fue que registraron un 40 por ciento de nuevos jóvenes que se acercaron a este espacio en el último período. “Estamos identificando a esos pibes que están en riesgo de perder el año”, expresa Maciel sobre el rango de jóvenes que cursan cuarto y quinto año del secundario, quienes representaron la mayor cantidad de desertantes, ya que, casualmente, viven una edad en la que los padres “no tienen tanta incidencia y no pueden meterse tanto”, según observó la directora de Uniendo Caminos.

En cuanto al ámbito privado, desde el Instituto Junín, el primer centro de apoyo educativo porteño fundando en 1976, informan que, en los últimos meses, han recibido cientos de consultas e inscripciones, principalmente, para clases virtuales de Matemáticas, Química y Lengua. “Nos sorprendió la demanda de consultas y la cantidad de inscripciones que tuvimos durante la cuarentena; la gente no estaba acostumbrada a esta modalidad y se adaptó bien”, indican desde la sede de Santa Fe al 1.700. El costo de la clase de una hora es de 695 pesos, con la opción de estudiar de forma individual o grupal y, dependiendo de cada necesidad, se pueden aplicar descuentos.

Ciencias exactas e idiomas son las materias más solicitadas.
Aumenta la demanda para tomar clases de apoyo escolar en pleno regreso a las aulas - FOTO: AGENCIA SHUTTERSTOCK
 

Florencia cursa la Licenciatura en Ciencias de la Educación, tiene 31 años, vive en el barrio de Palermo y da clases particulares a 23 alumnos, tanto de forma presencial-individual, aplicando los protocolos de higiene por Covid-19, como bajo la modalidad virtual, aunque “en una menor proporción”. La joven, que brinda clases low cost (350 pesos la hora o 2 horas por 500 pesos), también registró un notable aumento en la cantidad de estudiantes que están interesados en tomar clases de apoyo, sobre todo en Física, Tecnología e Inglés. El 40 por ciento de su clientela son chicos y chicas de primaria. Los padres los llevaron, especialmente este año, preocupados por “la falta de explicación de los temas a los chicos, parece que hubo una gran dificultad en el sistema con el uso del formato virtual”.

Por último, remarca que “la falta de los grupos de estudio, compañeros y amigos de la escuela también perjudica a la dinámica individual de cada alumno”, ya que es el mismo grupo social el que “ayuda a superar problemas personales, crea seguridad y permite una retroalimentación crítica y constructiva que ayuda a crecer y a desempeñarse satisfactoriamente en las tareas”.

*Integrante del Equipo de Investigación de Perfil Educación