Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 22 de marzo de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / opinion
domingo 18 agosto, 2013

"La tensión sexual y erótica está, pero no es el eje"

por Redacción Perfil

Farsantes ofrece un abanico de historias con personajes que tienen una herida muy profunda en lo emocional y lo vincular, y que se han tenido que refugiar en cierta farsa para sobrevivir en este tiempo. Este es el costado más filosófico, que luego toma estructura de guión diario. Farsantes intenta diferenciar el sufrimiento respecto del dolor. El sufrimiento no tiene salida, es algo que está estancado y genera ira. El dolor es saludable, porque cuando circula dolor también circula amor. Me interesa contar esa contradicción. Así, de estos planteamientos, llego al beso.

Como autor, me hago cargo de que en primer plano está la historia de la relación amorosa entre los personajes de Chávez y de Vicuña. Pero la tratamos, con Carolina Aguirre, como lo que es: una historia de amor, dentro del género de teleteatro, con la particularidad de que está protagonizada por dos hombres. Lo novedoso es que una tira diaria nunca había colocado una pareja protagónica así. Para que el tratamiento tenga mucha verdad, uno de los pilares son los dos muy buenos actores.

La devolución que tengo de la gente acerca de esta pareja es de cero morbo, cero focalización en lo sexual. La gente expresa mucha emoción, mucha ternura. Lo caliente está, la mirada existe, la tensión sexual y erótica está, pero no es el eje de lo que contamos Son dos personas que se encontraron y que se están resultando inevitables. 

No hacemos un programa que apueste a la escena de la cama. Lo que sí es interesante es generar que el público espere que estas dos almas se junten. Eso es la telenovela: un amor casi imposible, sus obstáculos, y el momento en que ese amor se concreta. Farsantes, en esencia, es eso mismo, pero atravesado por dos tipos casados y con una determinada profesión. Lo diferente de Farsantes se conecta con el presente. Ahí está la mirada de la producción. Todos éstos son temas de hoy, mucho más después de la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario. Cuando Migré hizo Rolando Rivas, taxista, era la época de irrupción de Montoneros, y uno de los protagonistas de la novela era guerrillero. Migré también hablaba de la realidad. Creo que está bueno que las historias de ficción tomen la agenda, lo social, lo político.

*Autor de Farsantes.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4576

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard