Intervalos de lluvias ligeras con tomenta en la región
Temperatura:
24º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 22 de febrero de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / SOLEDAD SILVEYRA
viernes 2 agosto, 2013

“‘Oficialista’ es una palabra que no me gusta”

Dice que busca que su oficio se ponga más poético y llegar al bienestar del alma. Trabaja con apoyo de distintos gobiernos y no tiene conflictos por eso. Cree que “El Colón, el San Martín y el Cervantes son nuestros”.

por Redacción Perfil

Foto:

La actriz nominada a los Martín Fierro por Condicionados, que se encuentra de gira con la obra Humores que matan y se presenta todos los lunes a las 20.30 en el Teatro Maipo con su unipersonal Nada del amor me produce envidia reflexiona sobre su vida, habla del presente y del futuro, y comenta: “No puedo entender que haya gente que diga que es una vergüenza que los Martín Fierro se vayan a entregar a un lugar de Macri. El Colón es nuestro. Ellos van y vienen.

Nosotros y el teatro estaremos toda la vida”, expresa enfática. Asimismo, manifiesta que le molestó el informe de Lanata sobre los subsidios a la cultura porque le pareció injusto, y que no firmó la solicitada contra el conductor de PPT porque no llegó a sus manos. Actriz de una larga trayectoria, madre de dos hijos y abuela de tres nietos, reclama por igual que la cultura, las Madres de Plaza de Mayo, los derechos humanos y la trata de personas de la mano de Susana Trimarco son de todos. Por último, asegura que se siente libre de decir y hacer lo que le parezca, “lo único que falta es que a los 61 años me venga a retar alguien”.
—Estás con la obra “Nada del amor me produce envidia” y de gira con “Humores que matan”. ¿Cómo llevás este ritmo de vida?
—La verdad es que estoy muy cansada, con una obra en Capital y otra girando por la república, cosa que me encanta, me encantan ambas. Pero se me complica porque estamos saliendo los miércoles, empezamos a recorrer, y el lunes llego acá, hago la obra, y el martes es el único día que tengo libre. Libre entre paréntesis, porque están la familia, notas, peluquería, pelos y colores (risas). Si Dios quiere, termino el 11 de agosto la gira y ya me quedo a disfrutar un poco de mi familia y me voy a Nueva York.
—¿Qué te pareció el informe de Lanata sobre los subsidios a producciones audiovisuales?
—Yo estoy de acuerdo con los subsidios, me parece que es algo que ha dado trabajo, que ha ayudado al medio, o sea que en general estoy de acuerdo con los subsidios. Lo que es el informe de Lanata es un tema de Lanata.
—¿Te molestó que haya puesto imágenes tuyas en el informe?
—Me molestó porque yo nunca me presenté para un proyecto. Trabajé como actriz en un solo programa y gané 18 mil pesos. Entonces, que haya puesto tres planos míos me pareció un poco una exageración. Pero bueno, allá él, tampoco me preocupo demasiado. Creo que Gabriel Levinas, amigo mío de toda la vida y que trabaja en los informes para Jorge, podría haber dicho: “Pero Solita no pidió ningún contrato”. Yo no pedí ni presenté ningún proyecto, pero la verdad, no emito opinión. Me pareció injusto, pero no para salir a decírselo a él ni para llamar a Gabriel.
—¿Firmaste la solicitada contra él?
—La verdad es que no vi la solicitada contra Lanata, no me llegó.
—Si te cruzás con Lanata ahora en la entrega de los Martín Fierro, ¿lo saludás?
—Por supuesto.
—¿Y si te cruzaras con Macri en la entrega, te sacarías una foto con él?
—Claro que sí. Además, no puedo entender que haya gente que diga que es una vergüenza que los Martín Fierro se vayan a entregar a un lugar de Macri. ¿Cómo “de Macri”? El Colón es nuestro, no de Macri. Yo voy al Teatro Colón, que es nuestro Colón, y será nuestro toda la vida. Ellos van y vienen, nosotros y el Colón estaremos toda la vida. Ayer vino Gabriela Michetti a ver la obra y yo me saqué una foto con ella. ¿Qué, me van a retar ahora? Lo único que falta es que a los 61 años me venga a retar alguien.
—Estás trabajando en una obra auspiciada por el Gobierno de la Ciudad siendo oficialista. ¿Sentís algún tipo de incomodidad?
—“Oficialista” es una palabra que no me gusta. Yo apoyo un gobierno donde hay cosas que me gustan y cosas que no, pero en su mayoría apoyo. No me genera ningún tipo de incomodidad, para nada. Es un convenio entre Lino Patalano y la Ciudad, yo soy contratada de Patalano. Además, como referente, como oficiosa de la cultura, “oficiosa” en el sentido de oficio no de oficialista, nosotros, desde la cultura debemos estar con todos. El Colón es nuestro, el San Martín es nuestro, y el Cervantes también.
—¿Qué no te gusta del Gobierno?
—No me gusta cuando abanderan la cultura, por ejemplo, o los derechos humanos, o la trata de personas con Susana (Trimarco), ser a quien amo y respeto, o las Madres de Plaza de Mayo, a quienes les he dado tanto. No entiendo que de golpe la gente diga que son parte del
Gobierno nacional cuando son parte de todos, como el
Teatro Colón.
—Florencia Peña contó en una entrevista a PERFIL que su ex marido, trabajando en el Festival de Jazz de la Ciudad, dijo que no estaba de acuerdo con la política de cultura y nunca más lo llamaron. ¿Vos te sentís libre de hacer una crítica?
—Absolutamente. De eso que me comentás no sé nada, pero sí sé que mi director, Alejandro Tantanian, tuvo problemas con el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, y sin embargo hoy está trabajando conmigo en un espectáculo, que está Ciudad presente.
—¿Hacés terapia?
—Sí, hago cada tanto. No hago permanente, pero cuando siento que hay algo que me está faltando, como la capacidad de disfrutar, voy.
—¿Qué te genera disfrute?
—La vida misma. En mi casa, cómo hablo con una amiga, cómo escucho a un hombre que se me declara y que
le voy a decir que no porque no me gusta, en lo que hago... Es desde la mañana, desde que uno se levanta. Yo siempre duermo con las ventanas abiertas y gracias a
Dios tengo una linda ventana, cosas que otros no, y valoro lo que tengo.
—Leí que no tomás nada más. ¿Ni una copa de vino?
—Sí, tomo una cada tanto. Lo que pasa es que hice una dieta muy estricta y durante tres meses no tomé nada, pero por supuesto que ahora con el frío, si me tengo que tomar una copa de vino, me la tomo.
—¿Tenés expectativas
de llevarte el Martín Fierro
a la mejor actriz por
“Condicionados”?
—El personaje de Lorna es un personaje que quise muchísimo. Lo trabajé mucho y me divertí con Carnevale y con Oscar (Martínez), y me encantaría ganarlo. Nunca me llamaron tantos compañeros de trabajo para felicitarme. No sé si me lo merezco, porque no he visto el trabajo de todas mis compañeras ternadas, pero si vos me dijeras “¿Creés que te lo merecés?”, sí, creo que me lo merezco.
—¿Qué te gustaría hacer en el futuro?
—Pienso en Chéjov, eso me gustaría hacer. También algún clásico de Adrianne Mnouchkine, como te comenté. Tengo ganas de escalar la montaña para alcanzar la poesía y el bienestar del alma.
—¿Siempre tuviste esa búsqueda?
—No. Una no es igual a los 20 que a los 60. Hay cosas que no se pudieron hacer a los 20 que sí se pueden hacer a los 60, y hay cosas que ya no se pueden hacer. Entonces la sabiduría es saber pasar el tamiz. Justo acabo de
estar con China (Zorrilla) en Montevideo presentando la obra, y dije “Qué maravilla estar así; cantar, estar alegre”. Ojalá que yo pueda llegar así a los 91 años, porque está excelente. La pasamos brutal.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4548

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard