Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 06 de diciembre de 2019 | Suscribite
IDEAS / opinión
viernes 1 marzo, 2019

Hugo Chávez: el sueño trunco de los desposeídos

Reseña de un líder que despertó en muchos el orgullo de los desposeídos y sentimiento de pertenencia

por Felipe Frydman

hugo chavez joven Foto: Cedoc Perfil
viernes 1 marzo, 2019

No me gustan los militares. No me gusta el respeto a las jerarquías o el autoritarismo de los mandos que inevitablemente se traduce a los gobiernos cuando son conducidos por militares. El Gobierno de Hugo Chávez no fue ajeno a esa evolución que terminaría por engullir todo el sueño de construir un nuevo modelo social denominado “Socialismo Siglo XXI para terminar con el liberalismo creador y multiplicador de la pobreza”. Hugo Chávez nació en el seno de una familia de clase baja en 1958; el ejército le brindó la posibilidad de ascenso social y fue testigo en sus primeros años del enfrentamiento entre los Estados Unidos y Cuba promoviendo uno los regímenes militares para contrarrestar los levantamientos populares y guerrilleros apoyados por el otro.

El Movimiento Boliviano Revolucionario – 200 (MBR-200) constituye el antecedente político más próximo de Hugo Chávez. Fundado en 1982 reunió a civiles y militares comprometidos a través del Juramento Bolivariano al cambio del régimen establecido por los partidos políticos Acción Democrática, Unión Republicana y COPEI conocido con el nombre de Punto Fijo. El aumento del precio del petróleo en los años 70 trajo un importante crecimiento económico que desaparecería durante los años 80 como consecuencia de las sucesivas crisis globales. Las protestas contra las políticas de ajuste fomentadas por el FMI conocidas con el nombre de Caracazo en febrero de 1989 fueron la señal para la preparación del Golpe de Estado de febrero de 1992 liderado por el MBR. Esta breve reseña ayuda a descifrar el compromiso de Hugo Chávez desde su juventud con los sectores sociales postergados y con el sueño de una Venezuela radicalmente diferente a la diseñada por los partidos políticos tradicionales.

Se cumplen 20 años de chavismo: de la promesa populista a la crisis sin final

La formación de Hugo Chávez provino de la Academia Militar donde se graduó en 1975. Las Academias Militares enfatizan la educación militar pero también resaltan los personajes que contribuyeron a la formación de la Nación para identificar a la institución con sus orígenes y asumiendo responsabilidad sobre el destino. Simón Bolívar fue una figura contundente en la historia latinoamericana y su juramento recogido por el MBR “Juro por mi Patria que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por la voluntad del poder español” muestra el valor asignado a la lucha por la independencia en momentos de construcción de los Estados nacionales. Herma Marksman, licenciada en historia y política, convivió y gravitó en la vida de Chávez durante diez años y colaboró con la organización de los Golpes de febrero y diciembre de 1992.

La decisión de participar en las elecciones de 1998 a pesar de su descreimiento en la democracia y el triunfo electoral del Movimiento V República (MVR) que lo llevaba como candidato a la presidencia fue la culminación de un proceso de construcción política de más de veinte años. Las elecciones de 1998 presenciaron la confrontación de dos partidos políticos nuevos con la ausencia de los tradicionales. Hugo Chávez estaba frente a la oportunidad de hace la historia y concitar la efervescencia despertada por su acceso al poder. El referéndum y la Constitución Bolivariana en 1999 mostraron la voluntad de plasmar sus objetivos en acción. El MVR constituyó la base del Partido Socialista Unidos de Venezuela en 2007 donde se fusiona el nacionalismo de Simón Bolívar con la admiración por la gesta cubana de Fidel Castro.

Murió Hugo Chávez

La interpretación de la historia fue la gran herramienta de Hugo Chávez para incitar el orgullo de los desposeídos y el sentimiento de pertenencia a una comunidad donde el líder surgido de abajo como ellos los personifica. La lucha por la independencia y contra los opresores son siempre banderas que coadyuvan para intentar la aventura de una gran reconstrucción tantas veces postergada. Chávez no era sólo Venezuela. Muchos intelectuales recogieron sus banderas e hicieron de Venezuela el faro de una nueva esperanza que había quedado sepultada con la caída de la Unión Soviética y el capitalismo de China. Chávez no fue ajeno a estos halagos y supo recompensar a sus aduladores. Junto con la ideología comenzaron a fluir los dólares que ayudaron a apuntalar el apoyo popular haciendo posible el acceso a la educación, salud y vivienda. El enfrentamiento con George Bush en Córdoba en 2005 fue una de las interpretaciones más memorables de Chávez esta vez contra la voluntad del poder yanqui.

Hugo Chávez fue un sueño pasajero que intentó poner su sello a la historia. Todos los sueños terminan al despertar cuando la realidad reclama resultados. Incluso jugó con su vida para mostrar la fuerza de sus convicciones que terminó abandonándolo cuando sentía que todavía tenía mucho por hacer el 5 de marzo de 2013. La designación de Nicolás Maduro como sucesor fue una muestra de su humor en un momento trágico. Las fantasías son sólo fantasías. Mucho más grave es creérselas porque quedarán como recuerdos trasnochados y porque terminaron con las esperanzas de aquéllos que en su momento lo apoyaron en la aventura.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4835

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.