miércoles 18 de mayo de 2022
INTERNACIONAL Río de Janeiro
22-04-2022 10:08

Atafona: el balneario brasilero que está a punto de desaparecer por el avance del mar

Derrumbó hoteles, casas de familia y el retroceso de la población es constante. A la par avanzan buitres sobre los escombros de una ciudad que está a punto de convertirse en un fantasma.

22-04-2022 10:08

Una mujer relata que su hotel fue destruido por el mar, pero que pretende tomarlo como una decisión de la naturaleza, otros pobladores de Atafona, en cambio, están preocupados porque la ciudad en la que viven está siendo devorada por el mar. El balneario brasileño está en peligro de desaparecer.

Atafona

En imágenes registradas por AFP y Euronews, puede verse como gran parte de la ciudad, ubicada en Río de Janeiro, quedó reducida a escombros y unas pocas personas, acompañadas por la sombra de los buitres, caminan por el lugar. El derrumbe de Atafona es producto de la erosión crónica agudizada por el cambio climático

El mar aceleró su avance sobre las costas y actualmente alcanza los seis metros por año y, como consecuencia, más de 500 hogares quedaron sumergidos bajo el agua. La casa del empresario Joao Waked Peixoto es una de las próximas en sucumbir. "¿Cuándo tendremos que salir nosotros? Es una incógnita, el mar avanzó de tres a cuatro metros en 15 días, nuestro muro puede no estar aquí la próxima semana", relató Peixoto a la AFP.

En el área considerada de mayor riesgo aún quedan 180 casas con 301 habitantes, pero nadie quiere desprenderse de lo que forma parte de su vida. “Será una pena perder esta casa, que guarda los recuerdos de mi familia entera, mis padres, hermanas... todos veníamos aquí", lamentó Peixoto.

El avance imparable

Si bien la erosión del mar es un fenómeno que comenzó hace décadas, en los últimos años esto se agudizó notablemente. "El uso que el hombre hizo del río Paraíba do Sul en los últimos 40 años redujo drásticamente el volumen de sus aguas y su capacidad de transportar arena hacia la desembocadura", explicó a AFP el geólogo Eduardo Bulhoes.

Como estas maniobras disminuyen los sedimentos, la playa no puede reabastecerse naturalmente y cede frente al mar. La construcción de casas en la costa fue otro factor que impactó negativamente porque eliminó dunas de arena y vegetación que hacían de dique de contención del agua. 

Propuestas para resistir

Varios vecinos, incluyendo el propio Bulhoes, presentaron propuestas a la Alcaldía para frenar la desaparición de Atafona, sin embargo, ninguna fue tenida en cuenta. "Escuchamos promesas, pero es una ciudad abandonada, un apocalipsis, dan ganas de llorar", contó a AFP Verónica Vieira, presidenta de la asociación de vecinos SOS Atafona.

Atafona

Pero en la costanera hay quienes todavía guardan esperanza. La jubilada Sonia Ferreira, 77, dueña de una casa de dos pisos a la que abandonó cuando el agua empezó a carcomer una de las paredes en 2019 aseguró: “Pintaré la casa de nuevo y volveré a vivir aquí".
 

RB/fl