8th de March de 2021
INTERNACIONAL tension en francia
25-11-2018 00:59

Ardió París: violencia y represión contra los ‘chalecos amarillos’

La policía enfrentó en los Campos Elíseos al movimiento que protesta contra la suba de precios y combustibles. El gobierno de Macron dijo que son infiltrados de Le Pen.

Celine Agniel (afp)
25-11-2018 00:59

París
París se transformó ayer en un verdadero campo de batalla cuando la policía francesa disparó con gases lacrimógenos y camiones hidrantes contra la movilización de los llamados “chalecos amarillos” en el centro de la capital, en rechazo a la suba de los combustibles y la pérdida del poder adquisitivo en Francia. Cerca de 3 mil policías fueron desplegados para contener a los manifestantes que desde hace una semana protestan bloqueando rutas y centros comerciales.
Miles de personas se reunieron a primera hora del día en los Campos
Elíseos y allí se enfrentaron con la policía, que intentaba evitar que las columnas llegaran a la Plaza de la Concordia, cerca del museo del Louvre, y al Elíseo. Los manifestantes montaron barricadas con fuego para resistir a las fuerzas de seguridad.
Según el ministerio del Interior, al menos ocho personas resultaron heridas y 35 fueron detenidas durante la jornada de protestas en todo el país.

Cuestión de bolsillo. Nafta demasiado cara, impuestos excesivos, pensiones y jubilaciones insuficientes: las reivindicaciones de los “chalecos amarillos” se resumen en una sola preocupación: la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores franceses.
El movimiento plantea un gran desafío al gobierno de Emmanuel Macron quien, por el momento, no parece dispuesto a variar el ritmo de sus reformas para “transformar” Francia. Tampoco a renunciar al alza del precio de los combustibles en pos de “mantener el rumbo en favor de la transición ecológica”. Sin embargo, según los medios franceses, Macron podría anunciar el próximo martes medidas destinadas a amortiguar el impacto para las familias más  pobres.
El llamado a la movilización de ayer se lanzó vía redes sociales, ámbito de comunicación predilecto de los “chalecos amarillos”.
Según las fuerzas de seguridad, los manifestantes intentaron varias veces romper el cordón policial de los Campos Elíseso, pero fueron repelidos con gases lacrimógenos. “Nos manifestábamos pacíficamente y nos gasearon. Ya vemos cómo somos bienvenidos en París”, afirmó a la AFP Christophe, un manifestante de 49 años, que viajó a la capital desde la región de Isere con su mujer.
“Es una manifestación donde hay todo tipo de personas, de todas las edades”, aseguró por su parte Marie Claire, de 63 años. “No hemos roto nada. Creo que hay personas que no forman parte de los chalecos amarillos, que se han infiltrado”, dijo.
El ministro del Interior, Christoph Castaner, culpó por los disturbios a “sediciosos de la ultraderecha” que, según dijo, “respondieron al llamado de Marine Le Pen”, la líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional.
Le Pen rechazó las acusaciones y sostuvo que el gobierno de Macron intenta convertirla en un chivo expiatorio.
Los cierto es que miles de  “chalecos amarillos” de toda Francia optaron ayer por permanecer en sus regiones para evitar posibles enfrentamientos en París, donde se vive desde hace semanas un clima político enrarecido.
Pese al caos de ayer, el tono de las protestas hasta ahora había sido pacífico, aunque algunas acciones como el bloqueo de rutas pasaron el límite de lo tolerable para el gobierno de Macron.

Las feministas francesas salieron a la calle

En simultáneo a las protestas de los “chalecos amarillos”, miles de mujeres se manifestaron ayer en varias ciudades francesas para denunciar la violencia machista y exigir acciones concretas del gobierno.
Convocadas por la recién nacida asociación “Noustoutes”, las marchas tiñeron de violeta las calles de París y otras ciudades. En la capital, las columnas de mujeres hicieron todo lo posible por distanciarse de la represión policial contra los “chalecos amarillos”.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, asegura que la igualdad de sexos es una de las prioridades de su mandato, pero el movimiento feminista consideran que no ha acompañado esa voluntad con
los recursos económicos necesarios. En 2016, el último año del que hay estadísticas, 123 mujeres murieron por violencia machista en Francia, donde 220 mil mujeres sufren violencia por parte de su pareja o ex pareja y 250 son violadas cada día.

En esta Nota