domingo 26 de junio de 2022
INTERNACIONAL gira por asia

Biden en Seúl advierte de la “amenaza” que representa Pyongyang

21-05-2022 23:55

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol, afirmaron ayer que contemplan intensificar las maniobras militares conjuntas en respuesta a la “amenaza” de Corea del Norte, al que ofrecieron ayuda contra el covid-19.

Tras una reunión en Seúl en el primer viaje de Biden a Asia, ambos líderes afirmaron que, “en vista de la evolución de la amenaza que representa” Corea del Norte, acordaron “entablar conversaciones con miras a ampliar el alcance y la escala de los ejercicios y entrenamientos militares conjuntos en la península de Corea y sus alrededores”.

Los servicios de inteligencia surcoreanos advirtieron que su vecino del norte había completado sus preparativos para una prueba nuclear y esperaba el momento idóneo para llevarla a cabo. Washington no excluye una “provocación” de Pyongyang durante o justo después de la gira de Biden por Asia.

Según Yoon, Biden y él también hablaron sobre las diferentes formas de “coordinarse con Estados Unidos sobre el despliegue de efectivos estratégicos si fuera necesario”, indicó, citando “aviones de combate y misiles”. 

“Fuerte relación personal”. Sumándose a la incertidumbre sobre lo que ocurre en la hermética Corea del Norte, el país se enfrenta a un enorme brote de covid-19 que puede poner en jaque su deficiente sistema sanitario. Los dos mandatarios expresaron su “preocupación” y se dijeron “dispuestos a trabajar con la comunidad internacional para proporcionar asistencia” a Pyongyang. Biden indicó que su país ofreció vacunas a Pyongyang, pero “no ha recibido respuesta”.

Por su parte, Yoon explicó que su ofrecimiento a Corea del Norte obedecía a “principios humanitarios, al margen de asuntos políticos y militares”.

No existe consenso sobre si esta situación puede retrasar el previsto ensayo nuclear o precipitarlo como maniobra de distracción.

La ex analista de la CIA Soo Kim dijo que una prueba nuclear de Pyongyang estrechará todavía más la colaboración entre Washington y Seúl. Corea del Norte ha acelerado sus pruebas de armamento desde principios de año. 

Las conversaciones de desarme están estancadas desde la fallida cumbre de 2019 entre Kim Jong un y el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Biden dijo ayer que solo aceptaría reunirse con el líder norcoreano si éste era “sincero”.

Además de hablar sobre las tensiones con Pyongyang y las sanciones a Rusia por la invasión de Ucrania, el objetivo del viaje de Biden es establecer “una fuerte relación personal” con Yoon, investido hace menos de dos semanas, indicó un funcionario estadounidense.