lunes 06 de febrero de 2023
INTERNACIONAL Mientras limitan expansin a Irn y corea del norte

Bush aprobó polémico pacto nuclear con India

El acuerdo permite la exportación de tecnologías y de combustible nucleares civiles a la India, por primera vez desde que Nueva Delhi iniciara sus ensayos nucleares en 1974. Los críticos señalan que el pacto perjudica los esfuerzos para contener la propagación de las capacidades nucleares.

18-12-2006 22:05

Washington - En momentos en que Washington busca contener las ambiciones nucleares de Irán y Corea del Norte, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, aprobó una ley de cooperación nuclear con India que sus detractores critican como un incentivo a la proliferación.

No obstante, el mandatario saludó el polémico tratado como una señal de acercamiento entre las dos mayores democracias del mundo.

"Estados Unidos e India son socios naturales", dijo Bush durante la firma que tuvo lugar en la Casa Blanca. La ley es una "evidencia de los crecientes vínculos de confianza entre nuestros dos países", agregó.

El acuerdo permite la exportación de tecnologías y de combustible nucleares civiles a India por primera vez desde que Nueva Delhi iniciara sus ensayos nucleares en 1974, y las empresas estadounidenses creen que podría generarles negocios multimillonarios.

Para Bush es un "acuerdo histórico" porque coloca las actividades nucleares civiles indias bajo control de la comunidad internacional luego de tres décadas fuera del sistema e inicia una "nueva alianza estratégica". No obstante, para que pueda ser aplicado el convenio debe todavía superar varias barreras en los Estados Unidos, en India y en las instancias internacionales reguladoras del sector.

Para las compañías estadounidenses, deja sin efecto la prohibición de exportar tecnología crítica a India, vigente por tratarse de un país no signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Nueva Delhi deberá ahora negociar un acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), el ente regulador de la ONU, y tendrá que recibir la aprobación del grupo internacional de suministradores de combustible nuclear.

India aspira a que esta cooperación le permita cubrir el crecimiento exponencial de sus necesidades de energía y acepta con el convenio poner 14 de sus 22 reactores nucleares bajo escrutinio de la autoridad reguladora internacional.

Sin embargo, la ley es polémica porque fue votada en momentos en que los Estados Unidos participa de las negociaciones multilaterales que buscan convencer a Corea del Norte para que suspenda su programa nuclear militar y cuando Washington sospecha de los fines civiles del de Irán y busca una mayor presión de la comunidad internacional para que permita más inspecciones a sus plantas.

"Luego de 30 años fuera del sistema, India conducirá su programa energético nuclear civil conforme a normas internacionalmente aprobadas", aseguró Bush.

El acuerdo fue negociado por el mandatario estadounidense y el primer ministro indio, Manmohan Singh, en julio de 2005 en Washington, y el Congreso de Estados Unidos lo aprobó el 9 de diciembre tras un encendido debate.

Los críticos señalan que el pacto perjudica los esfuerzos para contener la propagación de las capacidades nucleares y destacan que las plantas nucleares militares indias quedan fuera del régimen de salvaguardas e inspecciones al que deberán someterse las plantas civiles.

Pero Bush respondió a los detractores que Nueva Delhi actuó con su programa nuclear civil "de forma segura y responsable durante décadas" y es una "democracia", un "aliado" contra el terrorismo y un país "amigo".

"La relación entre Estados Unidos e India nunca fue más vital, y esta ley nos ayudará a cumplir los desafíos en materia de energía y seguridad del siglo XXI", aseguró Bush.

Por otra parte, algunos legisladores estadounidenses y expertos en armamento advirtieron que el acuerdo podría hacer más difícil el obligar al cumplimiento de las normas a estados como Corea del Norte e Irán y fija un peligroso precedente para otros países con ambiciones nucleares.

Al término de la sesión en que la Cámara baja aprobó la ley a principios de diciembre, el representante demócrata Ed Markey, un ferviente opositor a la legislación, cuestionó: "¿Qué vamos a decir cuando China le ofrezca el mismo acuerdo a Pakistán? ¿Qué vamos a decir cuando los rusos le ofrezcan el mismo acuerdo a los iraníes?"

Fuente: AFP 

En esta Nota