lunes 04 de julio de 2022
INTERNACIONAL La Familia Real española, en crisis

Corrupción y conspiración en palacio: explosivas declaraciones de la ex amante de Juan Carlos

La empresaria alemana Corinna Larsen se sinceró en una entrevista con un medio español, en la que volvió a acusar a la reina Sofía de dar un "golpe" contra el rey.

07-10-2020 02:24

La examante del exrey Juan Carlos de España, Corinna Larsen, princesa zu Sayn-Wittgenstein, dijo en una entrevista que cuando el monarca “estaba muy enfermo, así que me refiero de 2011 a 2013, creo que fue víctima de una conspiración para que abdicara. Él identificó muy claramente quiénes fueron y por qué”.

La empresaria dijo en una extensa entrevista a OKDIARIO publicada esta semana que Juan Carlos de Borbón le contó en 2011 “que se había enterado de que en Palacio se mantenían conversaciones secretas a sus espaldas”.

El rey, dijo Corinna, “identificó de forma muy directa a la reina Sofía y que su relación se había vuelto tan disfuncional que era ya hostilidad apenas oculta. Y dijo que ella sólo se había quedado ahí tanto tiempo para ver a su hijo ascender al trono, y que estaba deseando que Felipe fuera ya rey porque tenía más influencia sobre su hijo que sobre su marido”.

“Esas fueron sus palabras precisas. Así que es obvio que tuvo que haber personas que apoyaran sus ambiciones desde dentro. Las intrigas palaciegas han sido un elemento de la historia durante cientos de años”, alegó la empresaria en la entrevista.

"La relación sentimental evolucionó, porque rompimos en 2009. Estuve muy deprimida. Me fui a mi casa, mi padre había fallecido. Necesitaba unos meses para despejarme la cabeza. Mi hijo veía al Rey como un segundo padre y el Rey estaba muy apegado a él".

Juan Carlos dijo, según Corinna, “que pensaba que el primer ministro Mariano Rajoy no lo veía positivamente y estaba posiblemente tratando de reducir su poder y debilitar la institución de la Monarquía”. “Esto es lo que me dijo”, aclaró.” Y pienso que por supuesto el escándalo Nóos a finales de 2011 creó una crisis monumental para la Familia Real. Fue la primera vez que la gente empezó a hacer preguntas sobre las gestiones financieras de la Familia Real, y en particular, sobre las gestiones financieras y la participación de Juan Carlos en los turbios asuntos de Urdangarin”.

El proceso contra el ex duque de Palma fue “lo que puso todo el proceso en marcha”. “Había gente presionando para que abdicara. Por supuesto lo lograron”, afirmó Corinna. La amiga personal del rey emérito señaló en la entrevista que ella “no tenía motivo” para ver a la reina Sofía “como una rival”.

“El rey me explicó desde el principio, porque le pregunté –no quería meterme en medio de una disputa familiar– lo que pensaría su esposa, cuál sería su postura si él entrara en una relación más seria”, afirmó. “Y él me explicó claramente que Franco había arreglado aquel matrimonio inicialmente y que se habían distanciado después de que nacieron los hijos y que llevaban vidas separadas. Dijo que tenía un acuerdo con la reina para representar a la Corona, pero que llevaban vidas totalmente separadas”, puntualizó.

"A Juan Carlos le era posible llevar multitud de vidas, así que no era fácil de llevar para nadie, y yo no quise ser parte de un harén. Así que pasamos a estar muy muy unidos; esa relación sentimental evolucionó hasta una amistad muy profunda y estrecha que duró muchos años".

La amiga del rey además confirmó que Juan Carlos I mantuvo una relación durante veinte años con Marta Gayá, “o eso me dijo entonces” y que por eso nunca consideró rival a la reina. Doña Sofía, aseguró Corinna, “pasaba periodos prolongados aquí en Londres, en el Claridge con su familia, la ex Familia Real griega. Diría que soy víctima más que nada del afán de venganza de Sofía”.

Corinna denunció que parte la conspiración fue el escandaloso viaje a Bostwana en el que el rey se cayó y se quebró la cadena, en 2012, diciendo que "se preparó a conciencia con tiempo". "Juan Carlos pensaba que había una conspiración" y "este viaje se usó para llevar a cabo un plan que llevaba preparándose tiempo ya antes de este viaje", explicó.

"El viaje de Botswana no se filtró al público por medios normales ni convencionales, es decir, normalmente un paparazzi hace una foto, o alguien se va de la lengua y de pronto tienes una noticia que explota en los medios internacionales. En este caso el viaje se filtró a propósito", afirmó.

"Creo que la mayoría de los españoles no saben que traje al Rey de vuelta en nuestro avión, en el avión que había alquilado para mi familia", relató. "Yo habría optado por una evacuación médica de verdad, porque la cosa parecía bastante grave. Pero no, fuimos nosotros quienes trajimos al Rey de vuelta a Madrid".

La empresaria, relacionada con el rey emérito durante años, afirmó en la entrevista que entre Suiza y Madrid “grandes sumas cruzaron la frontera regularmente”. The New York Times estima su fortuna total en 2.300 millones de dólares, y Forbes en torno a 1.200 millones, lo que Larsen dice ignorar aunque apunta que “parece que a lo largo de 40 años se sabe de muchos regalos y grandes transacciones para los intereses comerciales de España”.

"Vi en Palacio, en la Sala de Tesorería, creo que en torno a 2006 si no recuerdo mal, la máquina de contar dinero. Era asombroso. Me quedé boquiabierta".

Corinna señaló que a diferencia de las monarquías británica y escandinavas, que “están muy reguladas”, la de España “para mí fue toda una sorpresa, porque es casi como una oligarquía”. Hay “quizá unas cien personas que controlan el país entero”, apunta la amiga del exmonarca, quien dijo que cree que “la misma Casa Real ha sido artífice de sus propios problemas” y que “después hubo personas que les asesoraron mal”.

En la entrevista Corinna explicó por primera vez la donación de 65 millones de euros que el rey emérito le hizo y que desvincula de una presunta comisión que habría recibido de un proyecto de la línea de alta velocidad AVE a La Meca y que está siendo investigada por la justicia. Ese dinero fue “un regalo que el difunto rey Abdullah le hizo al rey Juan Carlos” y que fue “un testamento meditado y ejecutado en vida que le llevó un año preparar” para donárselo a Larsen, con quien el ex monarca mantuvo una relación sentimental entre 2004 y 2009, y de amistad hasta 2014.

La empresaria contó, además, que cuando Juan Carlos de Borbón estuvo enfermo en 2011 “empezó a hablarme de su última voluntad, de su testamento. Quería dejar ciertas cosas a mi hijo”. Pero, agregó, “no eran sólo cosas monetarias; eran también cosas sentimentales para él, como su colección de armas”. Juan Carlos, según ella, dijo también que “le preocupaba que su familia no respetara sus deseos si lo dejaba en un testamento normal”.