INTERNACIONAL
cruce de acusaciones

Crece la tensión en el conflicto por Esequibo entre Venezuela y Guyana: Lula pide que medie la Celac

El régimen chavista mantuvo la retórica agresiva hacia su vecino en la disputa por el Esequibo, donde en 2015 se halló un importante yacimiento de petróleo. Nicolás Maduro acusa a Estados Unidos de estar detrás de la negativa de Guyana a negociar. El jueves, tropas del Comando Sur realizaron ejercitaciones militares en el lugar. Ambos países se valen de diferentes instancias diplomáticas del pasado para reivindicar sus derechos. Alarmado, el presidente brasileño ofreció Brasilia como sede un eventual diálogo y sugirió que la Celac realice una tarea de mediación. Pero el gobierno venezolano se resiste.

2023_12_09_maduro_venezuela_guyana_afp_g
Calles y mapas. Maduro convocó a un plebiscito para refrendar el apoyo al reclamo por el Esequibo. Anunció que otorgará licencias de explotación sobre el territorio y presentó mapas. Tropas de Guyana entrenadas en EE.UU. | afp

Rusia, un gran aliado de Caracas, pidió ayer a Venezuela y Guyana que se abstengan de cualquier acción que pueda “desequilibrar” o escalar la situación en el marco del conflicto sobre el Esequibo, un territorio guyanés que es reclamado por Caracas como propio.

Moscú sigue “de cerca” el caso y pide a las dos partes “abstenerse de cualquier acción susceptible de desequilibrar la situación y causar daños mutuos”, agregó.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, instó a ambas partes a resolver el contencioso “encontrando soluciones pacíficas y mutuamente aceptables de conformidad con el derecho internacional”, informó la agencia Tass. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

“Nos oponemos a la presión externa y a la injerencia en los asuntos de los Estados soberanos, especialmente cuando hay cuestiones delicadas en las relaciones entre ellos que requieren prudencia por parte de terceros países tanto a nivel público como privado”, agregó Zajarova.

La escalada del conflicto territorial entre las partes ha obligado al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a ordenar mayor presencia militar en el estado de Roraima, donde confluyen las fronteras de Brasil, Guyana y Venezuela.

Este mismo jueves, Estados Unidos comenzó maniobras militares en Guyana a petición de las autoridades locales, días después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, presentara una ley para la creación del estado de Guayana Esequiba tras los resultados de la consulta popular del domingo.

El conflicto territorial se remonta al siglo XIX, cuando un fallo de 1899, defendido desde Georgetown, estipulaba que Venezuela renunciaba al Esequibo, aunque más tarde se retractó de ello. Por su parte, Caracas se apoya en el Acuerdo de Ginebra de 1966 firmado entre Reino Unido (antigua potencia colonial de Guyana) y Venezuela, en el que reconocían al Esequibo como un territorio en disputa.

La Casa Blanca, no obstante, señaló que se opone a la “violencia” en la pugna territorial. “Obviamente no queremos que se produzca violencia ni conflicto” entre las partes, declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, habló con Ali para “reafirmar el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a la soberanía de Guyana”, señaló el Departamento de Estado.

“No queremos una guerra”. En una declaración conjunta, Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador y Perú instaron a Guyana y Venezuela “al diálogo” y la búsqueda de una “solución pacífica”.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio “Lula” da Silva, también llamó la atención. “Lo que no queremos es una guerra en América del Sur, no necesitamos un conflicto”, dijo. Lula analizó en Brasilia la situación con su canciller, Mauro Vieira, y con su asesor internacional, Celso Amorim y ofreció la capital  brasileña como sede de eventuales negociaciones. 

Una de las posibilidades que se barajan es una mediación de la Celac. “Sugiero que el presidente de la Celac pueda tratar el tema con ambas partes. Si lo consideran útil, Brasil estará a disposición para acoger cualquier y cuantas reuniones fueran necesarias”, dijo Lula. El jueves, el canciller de Venezuela, Yván Gil, se reunió con el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, que ejerce la presidencia de la Celac. “Hemos reafirmado el compromiso de Venezuela con la paz y el diálogo diplomático y directo para resolver la controversia con Guyana por el territorio de la Guayana Esequiba, sin injerencia de potencias extranjeras”, dijo Gil, en una declaración que parece descartar la posibilidd de una mediación.

Brasil reforzó su presencia militar en sus fronteras con Guyana y Venezuela.

El secretario de Exteriores británico, David Cameron, en tanto, señaló que Venezuela carece de motivos para justificar una acción unilateral y techó de “retrógrado” el reclamo venezolano.

“Lo único retrógrado es la penuria política, económica y social a la que han sumido al Reino Unido del cual David Cameron es directamente responsable”, respondió la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en X.

Venezuela celebró el domingo un referendo consultivo en el que más del 95% de los votantes que participaron aprobó crear una provincia venezolana en el Esequibo y dar nacionalidad a los 125 mil habitantes de la zona.

En medio de la escalada, cinco militares murieron y dos sobrevivieron en un accidente de un helicóptero del ejército guyanés que perdió contacto el miércoles en el Esequibo, informó la fuerza de defensa de Guyana.

El jefe de las Fuerzas Armadas guyanesa, Omar Khan, dijo que no hay datos que “sugieran” que Venezuela haya tenido algo que ver. El ejército investigará el accidente que ocurrió en medio de “mal clima”.