lunes 06 de febrero de 2023
INTERNACIONAL Tambin hay 19 heridos

Dos desaparecidos en atentado en Madrid

Se trata de ciudadanos ecuatorianos. El ataque fue reivindicado a través de un mensaje en nombre de ETA. El Gobierno no tiene dudas de que fue la organización vasca. Implica la ruptura de la tregua.

30-12-2006 13:30

Madrid - Al menos 19 personas resultaron heridas y dos personas están desaparecidas en un atentado con coche bomba perpetrado en nombre de la organización independentista vasca ETA en la terminal T4 del aeropuerto de Barajas.

Ambos desaparecidos son de origen ecuatoriano. El primer desaparecido es Diego Estacio, de 19 años, que se encontraba durmiendo en su automóvil, aparcado en la Terminal 4, mientras esperaba la llegada de un allegado.

El segundo, es Carlos Alonso Palate, a quien la explosión sorprendió mientras estacionaba su vehículo.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que no duda de que "ha sido ETA" y que "el atentado interrumpe el alto el fuego". "Es ETA y ETA, sin más", definió.

El ministro, en una conferencia de prensa, confirmó las dos llamadas que avisaron de la explosión, añadiendo una tercera, y confirmó que la última se hizo en nombre de ETA.

Rubalcaba anunció que una persona se encuentra desaparecida en el estacionamiento. Al parecer, se trata de un hombre que había ido con su pareja a recoger a un tercero y se quedó durmiendo en el coche mientras su acompañante entraba en la terminal.

Además, la explosión -"muy potente", según Rubalcaba-, causó varios heridos leves y daños "muy serios" en el estacionamiento de la terminal T4. Según afirmaron anteriormente los testigos, dos pisos del parking se derrumbaron tras la detonación.

No obstante, el tráfico aéreo, que quedó interrumpido tras la explosión, acaba de ser reanudado, anunció el ministro.

La detonación de la bomba, colocada en una furgoneta, sorprendió al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, quien ayer viernes se había mostrado optimista sobre el futuro del proceso de paz con ETA.

Según Rubalcaba, el gobierno no tenía indicio alguno de que la organización clandestina fuera a actuar. Además, subrayó que en ocasiones anteriores ETA siempre había comunicado con antelación su propósito de acabar la tregua, y en este caso "no ha habido ningún comunicado".

El atentado. Una espesa columna de humo negro, de unos 100 metros de altura, se elevaba por encima de la nueva terminal T4 del aeropuerto, cuyo acceso quedó bloqueado por la Policía, a la vez que se interrumpieron los vuelos previstos en ese ala.

El atentado fue reivindicado "en nombre de ETA" por un comunicante anónimo en el País Vasco. Luego, llamó al servicio de urgencias de la provincia de Guipúzcoa para prevenir sobre la explosión. "Dijo llamar en nombre de ETA", precisó un vocero del departamento vasco del Interior. El ministro del Interior confirmó que hubo un tercer llamado en el que fue un vocero de la organización que reivindicó el atentado.

El suceso marcaría una ruptura flagrante del "alto el fuego permanente" observado desde el 24 de marzo por la organización separatista, cuyo último atentado con explosivos se remonta al día 9 de ese mes.

El proceso de paz iniciado tras el anuncio del alto el fuego atravesaba horas difíciles estas últimas semanas, sobre todo tras el robo de armas en el sur de Francia por parte de ETA y el hallazgo de un escondite de explosivos en el País Vasco.

Fuente: AFP y DPA

En esta Nota