domingo 05 de diciembre de 2021
INTERNACIONAL UNA SERIE POLÉMICA
24-11-2021 16:49
24-11-2021 16:49

"El asesino improbable": demandaron a Netflix por "difamación" sobre el crimen de Olof Palme

En la serie se presenta a un hombre llamado Stig Engström como asesino del primer ministro sueco en 1986. La ley sueca prohíbe prohíbe la difamación de las personas fallecidas.

24-11-2021 16:49

El crimen del primer ministro Olof Palme, ocurrido hace 36 años, es todavía uno de los misterios sin resolver de la historia de Suecia y ahora motivo de disputa entre el país nórdico y la plataforma de streaming Netflix.

El popular y divisivo político socialista fue asesinado en una calle de Estocolmo el 28 de febrero de 1986, después de ver una película en el cine con su esposa. Como era costumbre de Olof Palme, había salido sin guardaespaldas. El tirador logró escapar con el arma homicida y, a pesar de décadas de investigaciones y miles de personas entrevistadas en relación con el incidente, el crimen nunca fue resuelto.

En la serie de Netflix "El asesino improbable" (basada en el libro homónimo del periodista sueco Thomas Pettersson), se presenta a un hombre llamado Stig Engström asesinando al primer ministro y procediendo a encubrir los rastros engañando a la policía y a los medios de comunicación haciéndose pasar por un testigo.

el asesino improbable
En la serie de Netflix "El asesino improbable" (basada en el libro homónimo del periodista sueco Thomas Pettersson), se presenta a un hombre llamado Stig Engström asesinando al primer ministro y procediendo a encubrir los rastros.

La plataforma de cine y series recibió ahora una demanda presentada de forma anónima ante el Canciller de Justicia sueco, que se ocupa de los casos de libertad de expresión, bajo el argumento de que la serie equivale a un "caso claro de difamación".

La persona que presentó la denuncia recordó que la ley sueca prohíbe la difamación de las personas fallecidas si se considera que las declaraciones deshonran su reputación o dañan a los familiares supervivientes.

Paralelamente, la Justicia sueca recibió la demanda contra Netflix de Ulrika Glaser Rydberg, hija del llamado "coleccionista de armas", quien también es retratado en la serie como cómplice del caso y que intimida a Engström para que siga adelante con el asesinato.

el asesino improbable
Durante su mandato, Olof Palme fortaleció a los sindicatos suecos e impulsó la atención médica y el estado de bienestar.

"Convirtieron a mi padre en un monstruo. La representación de mi padre es todo menos verdadera y muy ofensiva", dijo Ulrika Glaser Rydberg dijo a la cadena de televisión SVT.

"Es muy doloroso. No creo que realmente tenga una oportunidad, pero si la alternativa es caminar con con las manos en los bolsillos, al menos puedo hacer algo".

En respuesta a las demandas, los productores de "El asesino improbable" dijeron que la serie es una representación en gran parte ficticia y cada episodio tiene un descargo de responsabilidad de que no se insinúa que Engström asesinara a Olof Palme.

"Dramatizar una teoría vinculada a uno de los mayores traumas nacionales de Suecia es un desafío, y tenemos respeto por el hecho de que la imagen evocada por algunos de los personajes no es compartida por todos", dijo la compañía, que explicó que el programa no busca resolver el crimen.

Quién fue Stig Engström, el "asesino improbable" de Olof Palme

el asesino improbable
Engström era un diseñador gráfico que trabajaba en el rubro de la publicidad para la empresa Skandia, cuya sede se encontraba a poco metros de donde fue asesinado Palme.

Durante su mandato, Olof Palme fortaleció a los sindicatos suecos e impulsó la atención médica y el estado de bienestar. Reconocida figura de la izquierda internacional, se manifestó defensor de la no proliferación nuclear y criticó tanto a Estados Unidos como a la Unión Soviética por sus políticas exteriores.

En junio de 2020, el fiscal general de Suecia, Krister Petersson, anunció que Stig Engström, también conocido como "el hombre Skandia" –porque era empleado de la compañía de seguros Skandia–, definitivamente era un sospechoso de haber asesinado al primer ministro. El culpable es Stig Engström”, anunció el fiscal.

Engström era un diseñador gráfico que trabajaba en el rubro de la publicidad para Skandia, cuya sede se encontraba a poco metros de donde fue asesinado Palme. El hombre tenía acceso a armas, entrenamiento con armas de fuego y, en general, detestaba a Olof Palme y su ideal socialista.

Engström se suicidó en 2000 y, por lo tanto, no podía ser absuelto ni condenado. Además, ningún otro testigo -incluida la esposa del primer ministro- recordaba haber visto al hombre en la escena del crimen, a pesar de las propias declaraciones del sospechoso.

Esto significaba que el caso finalmente se cerraría y que la muerte de Olof Palme quedaría para siempre sin aclararse.

ds