INTERNACIONAL
Carta de puño y letra

El papa Francisco aclaró sus dichos sobre la homosexualidad: "Toda criminalización no es buena ni justa"

El Sumo Pontífice explicó que calificó las relaciones entre personas del mismo sexo como un "pecado" en referencia a "la enseñanza de la moral católica", que califica como tal a "todo acto sexual fuera del matrimonio".

Papa Francisco
Papa Francisco | Telam

Tras sus dichos donde afirmó que "ser homosexual es pecado", pero no un delito, el papa Francisco intentó aclarar la situación y le envió una carta escrita de puño y letra a un jesuita que mantiene relación con la comunidad LGTBIQ.

"Cuando dije que es pecado, simplemente me referí a la enseñanza de la moral católica que dice que todo acto sexual fuera del matrimonio es pecado", aclaró el Sumo Pontífice en el escrito que fue publicado este sábado por The Associated Press.

El papa Francisco pidió a los católicos que apoyen las leyes LGBT: "Ser homosexual es pecado, pero no un delito"

En este sentido, señaló que quienes criminalizan la homosexualidad están "equivocados", y que a través de sus dichos intentó "aclarar que no es delito para subrayar que toda criminalización no es buena ni justa", tal como había mencionado en una entrevista con AP.

En dicha nota el religioso mencionó que "ser homosexual no es delito, pero es pecado" y reiteró en su última carta que las leyes que penalizan la homosexualidad son "injustas". Aunque, remarcó que estas enseñanzas están sujetas a las circunstancias, que "disminuyen o anulan la culpa".

De todas formas, reconoció que "debió haber sido más claro" durante la polémica entrevista, a pesar de que utilizó un "lenguaje natural y de conversación", sin definiciones precisas.

Marcha del Orgullo 20221105
El Papa dijo que los actos homosexuales son un pecado pero se mostró en contra de las leyes que criminalizan.

El Sumo Pontífice debió salir a dar explicaciones después de que sus primeras palabras no fueran bien recibidas por al comunidad. Entre otros, fue el sacerdote estadounidense James Martin, quien dirige el servicio Outreach para católicos LGBTIQ, una de las personas que le pidió dar una aclaración al respecto.

"Sus palabras pidiendo la despenalización de la homosexualidad fueron elogiadas por activistas LGBTQ como un hito que ayudaría a acabar con el acoso y la violencia hacia las personas de la comunidad. Pero su referencia al 'pecado' suscitó dudas acerca de si creía que el mero hecho de ser gay era en sí mismo un pecado", cuestionó Martin. 

Ante su pregunta, Francisco respondió: "Como ves, estaba repitiendo una cosa general. Tendría que haber dicho ’Es pecado como lo es todo acto sexual fuera del matrimonio'. Esto, hablando de 'la materia' del pecado, pero sabemos bien que la moral católica, además de la materia, evalúa la libertad, la intención; y esto, para todo tipo de pecado".

El Papa Francisco pidió el cese de violencia y que se respeten los Derechos Humanos en Perú

Cabe mencionar que al menos 67 países y regiones de todo el mundo penalizan las relaciones homosexuales consensuadas e incluso aplican la pena de muerte para aquellos que las practiquen, según precisó The Human Dignity Trust.

Por su parte, la doctrina católica prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, reserva las relaciones sexuales solo para parejas casadas y prohíbe la contracepción artificial. Y, si bien el papa ha sostenido dicha doctrina, también ha ayudado a priorizado la ayuda a la comunidad y ha hecho hincapié en el acompañar a la gente en lugar de juzgarla.

 

AS./fl