martes 04 de octubre de 2022
INTERNACIONAL ESCOCIA EN EL SIGLO XVII

Miles de "brujas" acusadas de "tener sexo con el diablo" serán indultadas 450 años después

Sus crímenes incluían tener sexo con el diablo, maldecir los barcos del rey y convertirse en búhos. Ahora, siglos después de que fueran ejecutadas en medio del pánico generalizado, miles de mujeres podrían ser indultadas póstumamente.

20-12-2021 17:30

Miles de mujeres que fueron acusadas de brujería en Escocia en virtud de la Ley de Brujería entre 1563 y 1736 serán indultadas póstumamente gracias a un proyecto de ley que ingresó al parlamento escocés.

Según informó este domingo The Sunday Times, el proyecto de ley sobre el tema ingresó al debate parlamentario con el apoyo de los partidarios de la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon y podría aprobarse a mediados de 2022.

"Está bien que se corrija este mal, que se perdone a estas personas que fueron criminalizadas, en su mayoría mujeres", dijo Natalie Don, parlamentaria por el Partido Nacional Escocés.

En Europa, la época de la caza de brujas duró desde el siglo XV hasta el siglo XVIII, alcanzando su punto máximo entre 1560 y 1630, según el historiador alemán Wolfgang Behringer, quien calcula que entre 50.000 y 60.000 personas murieron durante esa época por esa causa en el continente. 

caceria brujas escocia
En Europa, la época de la caza de brujas duró desde el siglo XV hasta el siglo XVIII, alcanzando su punto máximo entre 1560 y 1630

La Gran Caza de Brujas de Escocia de 1597, desencadenada después de que el rey Jacobo VI aprobara la "Ley de Brujería", derivó en una serie de juicios contra alrededor de 400 acusados, en su mayoría mujeres y niñas, apuntadas por presuntas prácticas diabólicas.

Un número total estimado de 3.837 personas, el 84 por ciento de las cuales eran mujeres, fueron acusadas de hechicería por esta ley, en lo que constituyó la segunda de las cinco cacerías masivas de "brujas" en la historia de Escocia, llevadas a cabo bajo la supervisión de las Comisiones Reales.

La mitad de las mujeres encontradas culpables de lanzar hechizos malignos, conjurar tormentas para hundir los barcos del rey, mantener relaciones sexuales con el diablo o convertirse en animales fueron ejecutadas. En algunos casos, las condenadas por brujería fueron introducidas en barriles con púas atravesadas antes de ser quemadas.

Las leyes reconocían a la brujería como un crimen capital, y muchas de los condenados eventualmente finalmente confesaban falsamente tras ser torturadas, aplastadas o ahogadas. A muchas les arrancaban las uñas, las privaban del sueño o las pinchaban con agujas para ver si sangraban.

Los objetos asociados con la brujería como sombreros negros puntiagudos, palos de escoba, gatos negros y calderos, por lo que la simple tenencia de estos artículos podía conducir a las personas a la pena de muerte. 

caceria brujas escocia
En Escocia la mitad de las mujeres encontradas culpables de lanzar hechizos malignos, conjurar tormentas para hundir los barcos del rey, mantener relaciones sexuales con el diablo o convertirse en animales fueron ejecutadas.

"Las ejecutadas no eran culpables"

La campaña Witches of Scotland, lanzada el Día Internacional de la Mujer en marzo de 2020, lanzó una petición que buscaba el perdón, una disculpa oficial y la creación un monumento en reconocimiento a las "brujas" de Escocia.

Como respuesta, el gobierno escocés reconoció que la Ley de Brujería de 1563, que estuvo en vigor en Escocia hasta 1736, era discriminatoria. 

Los acusados y condenados por brujería "eran miembros vulnerables de la sociedad que fueron utilizados como chivos expiatorios; si no reconocemos y tratamos con nuestro pasado, cometemos los mismos errores", dijo la consejera Claire Mitchell, que formó parte de la campaña.

La consejera explicó que en Escocia "durante el período comprendido entre los siglos XVI y XVIII, ejecutamos cinco veces más personas que en otras partes de Europa, la gran mayoría de ellas mujeres". "Nos destacamos absolutamente en encontrar mujeres para quemar en Escocia. Las ejecutadas no eran culpables, por lo que deberían ser absueltas".

Mitchell afirma que se inspiró, en parte, en el caso de Lilias Adie, de Torryburn, que se vio obligada a confesar haber lanzado hechizos y "tener sexo con el diablo". Mientras fue sentenciada a ser quemada en la hoguera, murió en prisión en 1704.

En 1629, otra mujer llamada Issobell Young fue ejecutada en el Castillo de Edimburgo después de que un mozo de cuadra la acusara de cambiar de forma a una lechuza y organizar una orgía. Después de ser torturada, Geillis Duncan admitió haberse encontrado con el diablo para obstaculizar los barcos del rey.

La Cámara de Representantes de Massachusetts en los Estados Unidos sentó un precedente este año al proclamar inocentes a las víctimas de los juicios por brujería en Salem.