martes 16 de agosto de 2022
INTERNACIONAL "LEY DE CONTINUIDAD"

En Israel, padres de soldados muertos recuperan el esperma de sus hijos para ser abuelos

La práctica, que se aprobó en marzo de este año, permite que los jóvenes militares autoricen antes de ir a combate si quiere que sus familiares puedan extraer sus espermatozoides para buscar un niño después de su muerte.

25-07-2022 23:00

Una práctica legislada en Israel, llamada “proyecto de ley de continuidad”, permite a las familias de los soldados caídos en combate pedir la extracción de su esperma, para luego engendrar un hijo después de su muerte y convertirse así en abuelos. Esta tendencia, no obstante, genera también cuestionamientos y críticas de quienes lo consideran una “orfandad planificada”.

Según consignó DW en base a un artículo de Bloomberg llamado “La extracción postmortem de esperma convierte a hombres muertos en padres”, en ese país esta decisión ya fue "probada y aprobada" y ya nacieron niños mediante esta modalidad.

El proyecto de ley de continuidad

En marzo de este año, el parlamento de Israel aprobó una legislación preliminar –conocida como proyecto de ley de continuidad– que permite esta práctica, lo que sienta las bases para que esto siga sucediendo.

El doctor que embarazó a cientos de mujeres con su esperma y nadie condenó 

Zvi Hauser, miembro del parlamento israelí e impulsor de la iniciativa, explicó que es probable que busquen ampliarlo al resto de la sociedad y detalló los motivos de la legislación: "Puede que con el tiempo lo ampliemos al resto de la sociedad, pero estamos empezando con los militares, porque tomamos a personas de 18 a 21 años y les decimos: ‘Tienes que servir a tu país por ley. Si te pasa algo, nos ocupamos de ti, y si mueres, nos ocupamos de tus padres e hijos’".

Hauser señaló que, de cierta forma, con la tecnología actual pueden ofrecerle a esos soldados que “si no tienes un hijo y quieres dejar uno, podamos dárselo a tu mujer o a tus padres'". Para esto, los jóvenes deben dejar un permiso por escrito.

De acuerdo al citado medio, la solicitud de extracción de los espermatozoides luego de que un soldado muere puede hacerse durante las siguientes 72 horas –la vida útil de los mismos– y la pareja o los padres del combatiente pueden pedirlo.

El 25 de julio de 1978 nació Louise Brown, el primer bebé de probeta 

Cómo es la situación en otros países

En varios países este tipo de procedimientos está prohibido, tal es el caso de Alemania, Italia y Suecia, entre otros, mientras que la regulación en Estados Unidos varía según los distintos estados, pero en esos casos son las viudas quienes acceden a estos tratamientos y no los padres de los fallecidos, como en Israel.

La iniciativa generó cuestionamientos desde diversos sectores, que insisten en llamar a la ley como una "orfandad programada" ya que si los abuelos deciden engendrar un niño a través del procedimiento mediante un vientre de alquiler, por ejemplo, no tendría a sus padres con vida.

AG / ED