INTERNACIONAL
GUERRA EN ORIENTE MEDIO

Israel vislumbra el final de la guerra en Gaza con "una alternativa de gobierno" a Hamas

El ministro de Defensa israelí describió un "marco" que incluye "aislar zonas" de Gaza, limpiarlas de milicianos de Hamás "y traer otras fuerzas que permitan la formación de una alternativa de gobierno".

Rafah palestina israel 1 g_20240527
Las secuelas de los ataques de Israel sobre Rafah. | AFP

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, afirmó este domingo que Israel está "evaluando una alternativa de gobierno" a Hamás en la Franja de Gaza una vez finalizada su guerra contra el movimiento islamista palestino. 

"Mientras llevamos a cabo nuestras importantes acciones militares, el plantel de defensa está evaluando una alternativa de gobierno a Hamás", declaró Gallant, que ya había manifestado anteriormente su oposición a una autoridad militar israelí en la Franja de Gaza, donde Hamás arrebató el poder a la Autoridad Palestina en 2007.

El ministro, quien visitó el domingo a las tropas israelíes cerca de la frontera con Gaza, describió un "marco" que incluye "aislar zonas" de Gaza, limpiarlas de milicianos de Hamás "y traer otras fuerzas que permitan la formación de una alternativa de gobierno".

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"La operación militar, por un lado, y la creación de la posibilidad de una alternativa de gobierno, por otro, nos permitirán alcanzar dos de los objetivos de esta guerra: la eliminación de Hamás como autoridad de gobierno y militar en Gaza, y la devolución de los rehenes", insistió.

Más de 40 personas murieron "carbonizadas" y "desmembradas" en Rafah, pero Israel dijo que fue un "accidente"

Gallant afirmó el mes pasado que "el día después de Hamás" veríamos a "entidades palestinas tomar el control de Gaza, acompañadas por actores internacionales".

El 15 de mayo, arremetió contra el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu por la falta de un plan de posguerra para el territorio palestino, que entre 1967 y 2005 estuvo bajo dominio directo israelí. Gallant instó a Netanyahu a "tomar una decisión y declarar que Israel no establecerá un control civil sobre la Franja de Gaza".

La guerra estalló el 7 de octubre, cuando comandos de Hamás mataron a 1.189 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un balance basado en datos oficiales israelíes.

Los milicianos también secuestraron a 252 personas. Israel afirma que 121 permanecen secuestradas en Gaza, de las cuales 37 habrían muerto. 

En respuesta, Israel prometió "aniquilar" a Hamás y lanzó una ofensiva aérea y terrestre que dejó hasta el momento 36.439 muertos en Gaza, según el Ministerio de Salud del territorio palestino.

El papel secreto de la esposa de George Clooney en la orden de captura contra Benjamin Netanyahu

 

Estados Unidos cree que Israel aceptará plan de tregua en Gaza si Hamás lo aprueba

Estados Unidos considera que si el grupo islamista palestino Hamás acepta el plan de tregua de varias fases propuesto por el presidente demócrata Joe Biden, espera que Israel haga lo mismo.

"Esta fue una propuesta israelí. Tenemos todas las expectativas de que si Hamás acepta la propuesta, como se les transmitió, una propuesta israelí, Israel diría que sí", dijo el domingo a la cadena ABC News el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

El plan fue enviado a Hamás el jueves por la noche en Washington, precisó Kirby en el programa de entrevistas "This Week". "Estamos esperando una respuesta oficial de Hamás", agregó.

Crímenes de "lesa humanidad" en Gaza: por qué la CPI pidió la captura de Netanhayu y jefes de Hamas

Al presentarla el viernes, Biden anunció que la oferta comenzaría con una fase de seis semanas en la que las fuerzas israelíes se retirarían de todas las zonas pobladas de la Franja de Gaza y un intercambio inicial de rehenes y prisioneros.

Luego, Israel y los palestinos negociarían un alto el fuego duradero, y la tregua continuaría mientras duren las conversaciones, aclaró Biden, para añadir luego que era "hora de que esta guerra termine".

Benjamín Netanyahu, un veterano político de línea dura que lidera un frágil gobierno de coalición de derecha que incluye extremistas religiosos, está bajo intensa presión en su país y discrepó del tono de la presentación de Biden.

En ese sentido, Netanyahu insistió en que Israel continuará su guerra hasta que haya acabado con Hamás y liberado a los rehenes.