INTERNACIONAL
Agenda bilateral

Lula da Silva llegó a Estados Unidos y este viernes se reúne con Biden en la Casa Blanca

El presidente de Brasil arribó a Washington y espera que la cita con el mandatario demócrata restaure la relación entre ambos países, distante durante la gestión Bolsonaro por la cercanía de este con Donald Trump. Firmarán además importantes compromisos medioambientales.

Lula da Silva
Lula: el Bolívar del Siglo XXI | NA

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó este jueves a Washington, invitado a la Casa Blanca por su colega estadounidense Joe Biden, en una visita que apunta a mejorar la relación bilateral luego de la gestión e Jair Bolsonaro. Ambos mandatarios firmarán además acuerdos de compromiso medioambiental.

Las relaciones entre las dos mayores democracias del hemisferio occidental se habían enfriado durante el mandato del predecesor de Lula, el ultraderechista Jair Bolsonaro, aliado del expresidente republicano de Estados Unidos Donald Trump.

Lula se encontrará con Biden este viernes por la tarde, después de reunirse con el senador Bernie Sanders y otros parlamentarios demócratas durante la mañana.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

joe biden

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil dijo que el apoyo a la democracia, los derechos humanos y el medio ambiente estarán en el centro de la agenda de Lula en Washington. Brasil también desea que más países contribuyan al Fondo Amazónico de 1.000 millones de dólares creado por Alemania y Noruega para financiar la conservación de la selva tropical y el desarrollo sostenible.

La delegación de Lula incluye a la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, así como a los ministros de Hacienda, Fernando Haddad, y de Igualdad Racial, Anielle Franco.

Brasil reforzó esta semana su compromiso de proteger la selva amazónica lanzando una operación contra los mineros ilegales de oro que han devastado la reserva indígena yanomami en el norte de Brasil. El predecesor de Lula relajó las protecciones medioambientales, fomentando la minería y la tala en la Amazonia y permitiendo que la deforestación en la región alcanzara su nivel más alto en 15 años.

"Brasil vuelve a ser un protagonista activo en las conversaciones sobre el cambio climático y busca la participación y el compromiso financiero de otros países", declaró Michel Arslanian, secretario para las Américas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil.

La nación más grande de América Latina también está interesada en el acceso preferencial al mercado de defensa de Estados Unidos y en las ventas de equipos del Pentágono, dijo Arslanian a los periodistas.

Preguntado sobre las presiones del Gobierno estadounidense para que Brasilia apoye a Ucrania en su guerra con Rusia, el diplomático dijo que Brasil se mantiene neutral y aboga por el diálogo para alcanzar la paz.

La reunión de Lula con Biden representa una muestra de apoyo a las instituciones democráticas de Brasil, que se vieron sometidas a tensión con la negativa de Bolsonaro a reconocer su derrota en las elecciones de octubre y el asalto de edificios gubernamentales por parte de sus partidarios el 8 de enero, una semana después de la investidura presidencial.