viernes 18 de junio de 2021
INTERNACIONAL Conflicto Bélico
12-05-2021 06:45

Más tensión en Oriente Medio: la escalada en Israel y Gaza amenaza con "guerra a gran escala"

Con al menos 40 muertos y centenares de heridos, el choque entre israelíes y palestinos continuó en Tel Aviv y Gaza. Lluvias de misiles provocaron destrozos en edificios y pusieron en riesgo vidas civiles.

12-05-2021 06:45

La escalada militar entre Israel y Hamás se intensificó el martes 11 de mayo con una lluvia de cohetes lanzados por el grupo islamista contra la ciudad israelí de Tel Aviv e intensos bombardeos del ejército israelí en la Franja de Gaza.

Tras una andanada de disparos de misiles contra esta ciudad israelí, el grupo yihadista aseguró haber lanzado aquellos 110 cohetes en "represalia por la reanudación de bombardeos contra edificios en los que viven civiles".

El movimiento armado, que ostenta el poder desde la misma Gaza, también anunció los disparos de más de 100 misiles contra Beerseva, en el sur de Israel, donde se activaron las alarmas con la intención de para proteger a la población.

En represalia, un edificio de doce pisos en el centro de la ciudad palestina, donde las principales figuras de Hamas tenían sus oficinas, fue destruido por un ataque israelí. Hamas también informó devastación de otro edificio de nueve plantas.

Del lado palestino, los bombardeos de los aviones y helicópteros israelíes dejan al menos 35 muertos, de ellos 12 menores, y más de 230 heridos, según el Ministerio de Salud en Gaza. Responsables de Hamás y de la Yihad Islámica perecieron también.

En Israel, tres personas murieron en las explosiones de los cohetes palestinos y decenas resultaron heridas, según informes elaborados por la policía local en conjunto con los servicios de socorro.

Jerusalén: bombas e incendios en la Explanada de las Mezquitas reavivan enfrenamiento entre Israel y Palestina

Medio Oriente, bajo la lupa del mundo

Israel y Hamás se dirigen hacia "una guerra a gran escala", advirtió el enviado especial de la ONU para Medio Oriente, Tor Wennesland, quien pidió a ambas partes poner fin "inmediatamente" a los enfrentamientos.

"Una guerra en Gaza sería devastadora y la gente pagaría el precio", dijo Wennesland. En contraposición, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, precisó: "Vamos a intensificar aún más la fuerza de nuestros ataques contra Hamás".

Bajo la misma línea, el líder de Hamás, Ismael Haniyeh, respondió en un discurso televisado que "si (Israel) quiere una escalada, estamos preparados y si quiere detenerse también estamos listos".

La comunidad internacional ha pedido calma a la vez que los países musulmanes expresaron indignación por lo que es el peor estallido de violencia en años entre el movimiento islamista e Israel, desencadenado por los disturbios de Jerusalén Este.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sostendrá este miércoles una nueva reunión de urgencia, la segunda en tres días. La primera reunión concluyó sin declaración común debido a las reticencias de Estados Unidos a adoptar un texto "en este momento".

Sin embargo, y por el momento, los esfuerzos parecen ser en vano. El ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Sameh Choukri, dijo el martes por la noche que hasta ahora Egipto había intentado sin éxito hablar con Israel.

JFG