martes 26 de octubre de 2021
INTERNACIONAL Por el riesgo ambiental
22-08-2020 00:41
22-08-2020 00:41

Merkel tiene dudas sobre el acuerdo UE-Mercosur

La canciller alemana, hasta ahora una de sus grandes impulsoras, cree que la situación en la Amazonia complica su implementación en un futuro cercano.

22-08-2020 00:41

Angela Merkel, hasta ahora una de las grandes impulsoras del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, admitió ayer por primera vez que tiene “considerables dudas” sobre su  implementación por situación en la región amazónica. 

“Vemos con gran preocupación la deforestación. Y en este contexto se plantean serias dudas sobre si la aplicación del acuerdo en el espíritu previsto se garantizaría en la actualidad. Vemos esto con escepticismo”, dijo Steffen Seibert, portavoz de Merkel. 

Según el vocero, hay “considerables dudas sobre si el acuerdo podría aplicarse si se observan las terribles pérdidas de bosques que se están produciendo”.

“La Amazonía afecta al mundo entero”, añadió. 

Trabas. La UE y los países del Mercosur firmaron este vasto acuerdo de libre comercio el año pasado, con el que aspiran a crear la mayor zona de libre comercio del mundo.

La ratificación del acuerdo de la UE con Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay está estancada. Una de las razones es el debate en el seno de la UE sobre la deforestación de la selva tropical brasileña. 

El parlamento austriaco y el holandés rechazaron el pacto en su forma actual. Otros países como Bélgica, Francia, Irlanda o Luxemburgo se mostraron críticos.

En Europa, el texto es el blanco de ataques de los ecologistas, que temen que afecte al medioambiente. En la mira se encuentra la mayor apertura de los mercados europeos a la carne sudamericana, ya que la ganadería es responsable del 80% de la deforestación en la Amazoniaa, según WWF. 

Para responder a estas preocupaciones, se integró un capítulo en el texto final que abordaba en especial la “conservación de los bosques”.

La verificación de aspectos jurídicos está en curso, tras lo cual el acuerdo será presentado al Consejo de la UE para su aprobación y se iniciará el proceso de ratificación.

Defensa. El texto al principio fue apoyado por Alemania y su industria exportadora, especialmente la automotriz, que lo veía como puerta para nuevas oportunidades.

La organización de cámaras de comercio e industria (DIHK) reaccionó a las declaraciones de la canciller, defendiendo un acuerdo “que podría dar el impulso que necesita urgentemente la economía, durante la crisis actual”, relacionada con la pandemia de nuevo coronavirus.

“El tratado de libre comercio podría contribuir eficazmente a hacer más robustas y diversificadas las cadenas de suministro”, dijo el responsable de comercio exterior de la  DIHK, Volker Treier. “Y podríamos obtener un instrumento efectivo para trabajar permanentemente en la mejora de las normas sociales y ambientales en los estados del Mercosur”, agregó.

Deforestación. Según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), más de 9.000 kilómetros cuadrados de selva tropical fueron talados en la región amazónica de Brasil entre agosto de 2019 y julio de 2020, un aumento del 35 por ciento.

El presidente francés, Emmanuel Macron, había amenazado con no ratificar el acuerdo si el gobierno de Jair Bolsonaro no tomaba medidas necesarias para proteger la selva. Sin embargo, los fuegos crecieron un 28% en julio, con respecto al mismo mes de 2019.

Los críticos sostienen que el acuerdo abrirá el mercado europeo a los productos de soja y a la carne de Brasil, lo que impulsará la deforestación. Los agricultores alemanes también son muy críticos al respecto.

Una portavoz de la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, dijo que el capítulo sobre sostenibilidad del acuerdo era mejor que el que había existido en acuerdos anteriores, pero recalcó la importancia de la buena voluntad de las partes involucradas. “Nos gustaría tener una mayor seguridad en ese aspecto”.

Greta. La canciller Merkel, recibió el jueves en Berlín a representantes del movimiento ambientalista juvenil “Fridays for Future”, encabezadas por la sueca Greta Thunberg. Tras la reunión, las activistas indicaron que la canciller les había prometido que el acuerdo en su forma actual no sería firmado.

La activista alemana Luisa Neubauer tuiteó ayer que Merkel les había dicho que “definitivamente no firmará el acuerdo”. Seibert declinó comentar la conversación, que calificó de confidenciales.

Ecologistas advirtieron que el acuerdo “con todos sus defectos fundamentales” no podría salvarse con pequeñas correcciones. “Angela Merkel debe rechazarlo completamente”, exigió la portavoz de Greenpeace en Alemania, Gesche Jürgens, y dijo que se necesitaba un nuevo acuerdo que se centrara en la justicia social y la protección del clima y las especies.