jueves 06 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Estados Unidos
25-08-2020 15:30

Dos estrellas republicanas brillan más allá de Trump

Son Haley y Scott. Ella es ex embajadora en la ONU y él, senador. Se "robaron" la primera noche de la Convención Nacional y pueden ser la continuidad del Partido.

25-08-2020 15:30

El Partido Republicano fue, es y será más que el hipnótico, controvertido y disruptivo Donald Trump. En la primera jornada de la Convención Nacional dejaron indicios de ello. Tras los incendiarios discursos de algunos de sus asesores y colaboradores, que vincularon a los demócratas con el comunismo, el socialismo, las pandillas, y la violencia, llegaron las voces más moderadas y persuasivas del partido, entre las que se destacaron la ex gobernadora Nikki Haley y el senador Tim Scott.

La Convención fue diseñada como un traje a medida del jefe de Estado. Por eso, sus cuatro hijos adultos, Donald Jr., Eric, Tiffany e Ivanka, y su esposa, Melania, tuvieron y tendrán sus minutos en el estrado. Pero otras figuras ascendentes del partido también se hicieron un hueco en la Convención, con poderosos discursos con los que aspiran a posicionarse como la continuidad de Trump si es reelecto o como la renovación del GOP si es derrotado el próximo 3 de noviembre.

El congresista Matt Gaetz alertó que un eventual gobierno de Joe Biden obligaría a los estadounidenses al "desarme, vaciaría las prisiones, encerraría a la gente en su hogar e invitaría a la pandilla MS-13 a vivir al lado”. En tanto, Máximo Álvarez, un cubano de Florida instó a los estadounidenses a “no tragarse la píldora del comunismo”.

Pero quien brilló fue la ex embajadora en las Naciones Unidas, Nikki Haley, que acusó a los demócratas de sostener que Estados Unidos es un país racista. “Soy hija de inmigrantes indios, que llegaron al país y se afincaron en un pequeño pueblo sureño. Mi padre usaba turbante, mi madre un sari (vestido tradicional)”, aseguró, al relatar que su familia sufrió discriminación, pero que nunca respondió con odio. “La gente de Carolina del Sur me eligió como su primera mujer gobernadora que provino de una minoría”, enfatizó.

La prensa de Estados Unidos insinuó reiteradamente que Haley aspiraba a convertirse en candidata a la presidencia. Si bien esas versiones crecieron cuando renunció en 2019 a su puesto en la ONU, la republicana parece apostar por el largo plazo, manteniendo su respaldo a Trump y posicionándose al interior del partido con su discurso en la Convención. 

Joe Biden eligió a la senadora afroestadounidense Kamala Harris como compañera de fórmula

El último espacio de la noche fue para el senador Tim Scott, que cuestionó el favoritismo de Biden entre los votantes afroamericanos. “No miren simplemente lo que el candidato ha dicho. Observen qué ha hecho. Esta elección es sobre su futuro. Y es crítico tener una imagen completa de los récords de Donald Trump y Joe Biden”, aseguró, en un discurso muy bien calibrado. “Joe Biden dijo que si un negro no votaba por él, no era verdaderamente negro. Joe Biden dijo que los afroamericanos son una comunidad monolítica. Fue Joe Biden quien dijo que los niños pobres pueden ser tan inteligentes como los niños blancos”, agregó, culpando a Biden por ser uno de los artífices de la Crime Bill durante el gobierno de Bill Clinton, que culminó en la encarcelación de miles de afroamericanos.

Hirst: “Hay una crisis de liderazgo de EE.UU., sea quien sea el presidente”

Además, Scott acusó al postulante demócrata de querer una "revolución cultural". “Si los dejamos van a transformar nuestro país en una utopía socialista”, afirmó el senador por Carolina del Sur.

Los republicanos dejaron ayer en claro que la mayoría del partido, salvo la excepción del senador Mitt Romney, está encolumnada detrás de la candidatura de Donald Trump; y que el GOP es más diverso, amplio y tiene más matices que los que ofrece el actual inquilino de la Casa Blanca.

LD/MC