sábado 06 de junio de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / coordinaran fuerzas
sábado 14 marzo, 2020

Patrullas conjuntas de Turquía y Rusia en el bastión rebelde de Siria

Mañana se pondrá en marcha el acuerdo alcanzado entre Vladimir Putin y Recep Erdogan, que lanzó una ofensiva contra la guerrilla kurda en territorio turco.

Agencias

Serios. Se reunieron la semana pasada en Moscú. Ahora, sus fuerzas patrullarán juntas Idlib, donde actúa una milicia vinculada a Al Qaeda. Erdogan y su ministro de Defensa, Huli Akar, estudian la ofensiva contra los kurdos. Foto: ap
sábado 14 marzo, 2020

Turquía y Rusia concluyeron ayer un acuerdo para coordinar patrullas conjuntas en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, donde un frágil alto el fuego puso fin a semanas de violencia.

Tras cuatro días de negociaciones entre militares rusos y turcos en Ankara, el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, anunció que las dos partes habían firmado un documento que establece que las patrullas empezarán mañana en una autopista estratégica de la provincia de Idlib, la M4.

“Vamos a abrir centros de coordinación y dirigir este proceso conjuntamente”, declaró Akar, citado por la agencia de prensa pública Anadolu.

Cese del fuego. La semana pasada, Ankara y Moscú acordaron un alto el fuego para acabar con semanas de violencia, que alcanzaron su punto máximo en los enfrentamientos entre militares turcos y sirios en Idlib.

Aunque Turquía apoya a grupos rebeldes en Siria y Rusia respalda al régimen de Bashar Al Asad, estos dos países cooperan desde hace varios años en la cuestión siria.

En vigor desde el 6 de marzo, el acuerdo de alto el fuego permitió establecer una calma relativa en la provincia de Idlib, escenario de varios meses de intensos bombardeos de aviones de las fuerzas de Damasco y de Rusia, que han provocado una catástrofe humanitaria.

Más allá del acuerdo, Turquía se niega a retirar sus armas pesadas de la provincia de Idlib.

“Las negociaciones con la delegación rusa se realizaron en un ambiente constructivo, nuestros puestos de observación en Idlib seguirán funcionando, no se aborda la retirada de las armas pesadas de allí”, sostuvo el comunicado  emitido por el Ministerio de Defensa turco y recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Horas antes, el ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, había informado que los militares turcos no solo se disponían a mantener posiciones en Idlib, sino que mostraron su total preparación para reiniciar las operaciones en el caso de que el alto el fuego fracase.

Violencia. Las hostilidades en la provincia siria de Idlib, que provocaron un éxodo de desplazados sin precedentes desde 2011, se agravaron a finales de febrero pasado, cuando el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham lanzó una serie de ataques masivos, a los que el Ejército sirio respondió con un bombardeo aéreo con apoyo ruso, que alcanzó a las posiciones turcas en la región.

Turquía respondió a los ataques del Ejército sirio con una operación de represalia, Escudo de Primavera, y, tras alegar que no puede acoger nuevos desplazados, permitió a los migrantes que ya se encuentran en su territorio cruzar libremente hacia dos países de la Unión Europea, Grecia y Bulgaria.

Sin embargo, Turquía y Rusia acordaron hoy la creación de “centros de coordinación conjuntos” para supervisar el alto el fuego en vigor y las patrullas conjuntas a lo largo de la zona de seguridad humanitaria establecida en la carretera M4.

Nueva operación. Mientras cerraba su negociación con Rusia, el Gobierno de Turquía anunció ayer el inicio de una nueva operación contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en tres provincias situadas en el este del país, en el marco de sus esfuerzos contra el grupo armado.

El Ministerio del Interior detalló en un comunicado que la “Operación Kapan-8” –una nueva extensión de la lanzada inicialmente en 2019– se desarrollará en las provincias de Agri, Igdir y Kars.

Asimismo, indicó que para la misma serán movilizados más de mil agentes, incluidos 62 equipos operativos de los equipos especiales de la Gendarmería, las fuerzas especiales de la Policía y otros organismos.

El Ministerio destacó que estas operaciones contra el PKK tienen como objetivo “eliminar el terrorismo interno”, al tiempo que ha agregado que “cuentan con el intenso apoyo de la población”.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak, donde lleva a cabo frecuentes bombardeos, desde que quedó roto el alto el fuego entre el gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

La ruptura del alto el fuego tuvo lugar poco después de que gobierno y guerrilla firmaran los conocidos como acuerdos de Dolmabahce para avanzar en las conversaciones de paz y tras la histórica entrada en el Parlamento turco del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

Más de 40 mil personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK se alzó en armas contra las fuerzas gubernamentales en 1984. El grupo está considerado organización terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5018

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.