viernes 27 de enero de 2023
INTERNACIONAL choque de poderes

Perú: la presidenta presiona al Congreso para que permita adelantar las elecciones

Dina Boluarte dirigió un mensaje a la nación para pedirles a los parlamentarios que aprueben la enmienda constitucional que permitiría convocar el año próximo los comicios previstos para 2026 y que el Parlamento ya rechazó. La exvice del destituido Pedro Castillo invocó una encuesta que dice que 83% de los peruanos está de acuerdo en que haya elecciones anticipadas y rechazó la posibilidad de renunciar mientras no se resuelva esta cuestión. Por su parte, el Ejército informó que se redujeron las protestas que causaron al menos 18 muertos. Castillo está en la misma prisión que Alberto Fujimori.

17-12-2022 23:55

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, insistió hoy en su reclamo al Congreso para que apruebe una reforma constitucional que permita convocar a elecciones anticipadas como salida de las violentas protestas que sacuden al país tras la destitución de Pedro Castilllo. 

Boluarte destacó la encuesta publicada hoy por el diario La República, que sostiene que el 83 por ciento de los peruanos aprueban adelantar las elecciones, previstas para 2026. “Hemos presentado un proyecto para adelantar las elecciones y el Parlamento tiene la potestad para hacerlo”, afirmó la ex vice de Castillo. “Pero los parlamentarios quieren bloquear esta posibilidad que el 83% de la población peruana está manifestando querer”, agregó. 

Por eso, instó al cuerpo legislativo a “reconsiderar” el voto negativo y a “volver a discutir el tema de aprobar una votación anticipada”. 

Boluarte criticó a un sector del Parlamento que pide su dimisión como presidenta. 

“No dimitiré. ¿Qué se resuelve con una renuncia mía? Acá vamos a estar, firmes, hasta que el Congreso resuelva el adelanto de elecciones. Exijo que se reconsidere la votación” del viernes, cuando el Parlamento votó en contra de adelantar los comicios generales de 2026 a 2023.

El viernes, el presidente del Congreso, José Williams, precisó que está pendiente reconsiderar la votación en una próxima sesión.

El 83% de los consultados en un sondeo de opinión, realizado tras el inicio de las protestas por la detención del expresidente Castillo, cree que en Perú realizará elecciones generales anticipadas antes del vencimiento normal del período actual en 2026.

Violencia. En su mensaje televisado a la nación, Boluarte lamentó las violentas protestas iniciadas el 7 de diciembre, que dejaron al menos 18 fallecidos, entre ellos menores de edad. En algunos casos, estas muertes ocurrieron tras choques con militares, autorizados para controlar la seguridad interna en el marco de un estado de emergencia.

“Solo entre la calma, la cordialidad y el diálogo sincero y abierto, podremos trabajar. ¿Cómo vamos a pelearnos entre peruanos, malograr nuestras instituciones, bloquear carreteras?”, consideró.

La gobernante explicó que, si las Fuerzas Armadas salieron a las calles, “ha sido para cuidar y proteger” a los ciudadanos “porque se venía desbordando esta situación” con “grupos violentistas”. “Estos grupos no han salido de la noche a la mañana, tenían organizado tácticamente bloquear carreteras”, agregó.

Los manifestantes piden la libertad de Castillo, la renuncia de Boluarte, el cierre del Parlamento y elecciones generales inmediatas.

Las protestas han sido más intensas en el sur andino, una región golpeada por la pobreza. Boluarte, natural de Apurímac, una de las zonas en conflicto, emitió parte de su mensaje en quechua, idioma que es hablado por un importante sector andino en el país.

Encuesta. La encuesta a la que aludió la presidenta en su mensaje fue realizada por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) en asociación con el diario La República e indica, entre otras cosas, que solo el 13% de los ciudadanos cree que es mejor que Boluarte permanezca en el cargo hasta 2026. Además, sólo el 17% piensa que la situación la política mejorará con la actual jefe de estado en el poder.

Sobre el comportamiento del expresidente Castillo, actualmente en prisión preventiva, el42% de los peruanos opina que su gestión ha sido “mala o muy mala”, frente a un 26% que la valora como “buena o muy buena”, y un 29% que lo define como “ni bueno ni malo”.

También cabe señalar que el 53% de los peruanos desaprueba el intento de Castillo de disolver el Parlamento e intervenir la justicia, lo que provocó su destitución de parte del Parlamento, contra el 44% que en cambio lo aprobó. 

Las manifestaciones estallaron luego de que Castillo, un maestro rural de izquierda y de origen humilde, intentó dar un autogolpe de Estado el 7 de diciembre, cerrar el Parlamento, intervenir los poderes públicos y gobernar por decreto. Fue detenido en “flagrancia” cuando intentaba llegar a la embajada de México para asilarse. La justicia decidió que permanecerá preso 18 meses, hasta junio de 2024, investigado por rebelión.

Voceros del ejército explicaron ayer que la cantidad de “protestas radicales” han disminuido, y las que persisten buscan “afectar activos críticos” del país, mediante “acciones planificadas”.

 

Castillo, a la misma cárcel que Alberto Fujimori

Agencia

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de Perú anunció que que el expresidente Pedro Castillo fue trasladado a una cárcel en Lima, todo ello después de que el Poder Judicial dictaminara 18 meses de prisión preventiva en su contra.

“La Junta Técnica de Clasificación del INPE ha determinado que el procesado Pedro Castillo Terrones sea clasificado en el Régimen Ordinario”, anunció el INPE en un comunicado que precisa que el expresidente fue trasladado a la Cárcel de Barbadillo, en Ate, a las afueras de Lima.

De esta manera, Castillo cumplirá 18 meses de prisión preventiva en el mismo recinto donde cumple una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000). el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria dictaminó 18 meses de prisión preventiva contra el exmandatario mientras es investigado por la presunta comisión de delitos de rebelión, conspiración, abuso de autoridad y perturbación de la tranquilidad pública.