miércoles 14 de abril del 2021
INTERNACIONAL elecciones presidenciales
07-03-2020 02:30

Techo de cristal en Estados Unidos: adiós al sueño de una mujer en la Casa Blanca

Elizabeth Warren abandonó las primarias demócratas, que se dirimirán entre Biden y Sanders. Solo Gabbard sigue en carrera, pero no tiene chances de ganar la nominación.

Elly Rivera
07-03-2020 02:30

“Todas esas niñas pequeñas tendrán que esperar cuatro años más para una presidenta”. Los ojos de Elizabeth Warren se llenaron de lágrimas frente a su equipo de campaña, un grupo de periodistas y militantes, mientras anunciaba el jueves que abandonaba la carrera por la presidencia. El sueño de tener la primera presidenta de la historia de Estados Unidos murió con el anuncio de la senadora de Massachusetts.

Las primarias demócratas fueron las primeras en la historia donde más de dos mujeres compitieron en el mismo partido por la nominación presidencial. “Si dices, ‘Sí, hubo sexismo en esta carrera’, todos dicen ‘Quejosa’. Y si dices, ‘No, no hubo sexismo’, un billón de mujeres piensan, ‘¿En qué planeta vive?’”, declaró Warren a la prensa.

The New York Times había considerado que ella y Amy Klobuchar, senadora de Minnesota, eran las candidatas más cualificadas para competir en noviembre con Donald Trump. La congresista Tulsi Gabbard, de Hawaii, aún está en carrera, pero con nulas chances de ser nominada, ya que obtuvo solo dos delegados desde que comenzaron las primarias, frente a los 638 de Joe Biden y los 563 de Bernie Sanders.

En 2016, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton quedó a un paso de llegar a la Casa Blanca. Cuatro años después, Estados Unidos se queda sin candidatas de peso en la carrera por la presidencia.

Para Kelly Dittmar, profesora de ciencia política de la Universidad de Rutgers-Camden, la razón por la que los estadounidenses votan por candidatos hombres está arraigada en la historia política del país. La gente tenía ciertas expectativas para los militares y candidatos, alineadas con los estereotipos de los hombres y la masculinidad. “Las características que deseábamos en los soldados, la experiencia que pensamos que es importante, ha sido tradicionalmente vinculada con la masculinidad”, explica a PERFIL.

En un gesto sin precedentes, "New York Times" apoya a dos candidatas demócratras

Muchos de los desafíos que las mujeres enfrentan están vinculados con su género. Pero también enfrentan obstáculos que afectan a todos los candidatos. Uno de ellos es cómo conseguir los recursos y fondos para competir hasta el final. La comisión política Emily’s List ayudó a Warren en su campaña, al tiempo que apoyó a candidatas demócratas a favor del aborto.

Hay más factores que impactan a las mujeres en la política. Las afroamericanas enfrentan más desafíos que las mujeres blancas. De las 127 mujeres que trabajan en el Congreso, solo 47 son de ese grupo social.

Techo de cristal. Dittmar sostiene que muchas veces las mujeres tienen que luchar por parecer elegibles. “Es una carga diferente de la de los hombres blancos, a quienes nunca les preguntan si su raza o género sería una carga electoral o una desventaja en las urnas”, afirma.

A pesar de eso, las mujeres de color han hecho historia en los últimos años. La senadora de California y ex candidata Kamala Harris mató dos pájaros de un tiro en 2016, al convertirse en la primera mujer de ascendencia asiática y la segunda afroamericana en ser electa senadora.

Seis estados tienen dos mujeres en el Senado, entre ellos Nevada y California. En Nevada, la delegación del Senado y la Legislatura estatal están compuestas de más de 50% de mujeres. Sin embargo, todavía hay estados donde no hay mujeres que ocupen posiciones de poder. De esas 127 mujeres en el Congreso, ninguna de ellas representa a Vermont.

A pesar de los resultados de las primarias, el esfuerzo por que más mujeres lleguen al gobierno no para.

Aunque no se cumplirá este año, todavía hay esperanzas para las niñas que Warren recordó en su discurso. A ellas les había dedicado un mensaje durante la campaña, destinado a inspirar a la nueva generación: “Me llamo Elizabeth y estoy compitiendo para la presidencia porque eso es lo que hacen las niñas”.