INTERNACIONAL
Conflicto internacional

Tensión en el Mar Rojo: atacaron un buque estadounidense y dos israelíes

Hubo cuatro ataques contra tres buques comerciales. Los rebeldes hutíes de Yemen respaldados por Irán se adjudicaron algunos de esos ataques.

El destructor USS CARNEY de clase Arleigh-Burke g_20231203
El destructor USS CARNEY de clase Arleigh-Burke. | -

Un destructor estadounidense derribó varios drones este domingo mientras asistía a buques comerciales en el mar Rojo que habían sido blanco de ataques desde Yemen. El ataque sufrido por un buque estadounidense y dos israelíes generó tensión internacional.

"El destructor USS CARNEY de clase Arleigh-Burke respondió a las llamadas de auxilio" de tres buques, los asistió, y derribó tres drones que se dirigían hacia el buque de guerra durante el día, dijo el Centcom el comunicado.

"Hoy hubo cuatro ataques contra tres buques comerciales que operaban en aguas internacionales en el sur del mar Rojo", dijo Centcom en un comunicado.

Se rompió la tregua entre Israel y Hamas y volvieron los bombardeos a la Franja

En un comunicado publicado en las redes sociales, los hutíes afirmaron que llevaron a cabo una "operación contra dos barcos israelíes en el estrecho de Bab el Mandeb", un canal estratégico que conecta el mar Rojo con el golfo de Adén, consignó la agencia AFP.

El primer barco fue atacado con un "misil y el segundo barco con un dron", agregó el texto. Los rebeldes hutíes identificaron los barcos como "Unity Explorer" y "Number Nine", y agregaron que el ataque se produjo después de que los dos navíos "rechazaran los mensajes de advertencias" de sus fuerzas.

Los hutíes añadieron que continuarían tomando como blanco a barcos israelíes "hasta que cese la agresión israelí contra nuestros hermanos en la Franja de Gaza".

Conflicto en el Mar Rojo

Los rebeldes hutíes de Yemen respaldados por Irán lanzaron una serie de drones y misiles hacia Israel en las últimas semanas y se tomaron un buque de carga el mes pasado, lo que marca una escalada significativa en la amenaza a los envíos en la zona.

El Carney detectó un misil disparado desde una zona de Yemen controlada por hutíes, que impactó cerca del M/V Unity Explorer, con bandera de Bahamas, y luego informó de daños menores causados por otro misil procedente de una zona controlada por rebeldes.

El M/V Número 9, de bandera panameña, reportó daños sin víctimas tras un misil lanzado desde Yemen, y el M/V Sophie II, también con bandera de Panamá, informó que fue alcanzado pero no sufrió ningún daño significativo.

El apoyo iraní a los ataques de Yemen

El Centcom dijo que los ataques "representan una amenaza directa al comercio internacional y la seguridad marítima".

En esa línea, aseguró que tiene "todas las razones para creer que estos ataques, aunque sean lanzados por hutíes en Yemen, son totalmente permitidos por Irán", y añadió que "Estados Unidos considerará todas las respuestas acordes en coordinación con sus aliados y socios internacionales". 

Los hutíes reivindicaron los ataques contra el Unity Explorer y Número 9 en un comunicado divulgado en redes sociales, al señalar que los barcos son israelíes y que los ataques continuarán "hasta que se detenga la agresión israelí contra nuestros hermanos en la Franja de Gaza".

Franja de Gaza, el enclave palestino dominado por Hamas, la pobreza extrema y las guerras

Israel mantiene una intensa campaña de bombardeos contra ese territorio en respuesta a un ataque sin precedentes del movimiento islamista palestino Hamas del 7 de octubre contra Israel.

El gobierno de Hamas en Gaza asegura que los ataques israelíes han dejado 15.500 muertos, mientras que la incursión de Hamas cobró la vida de 1.200 personas en Israel, donde unas 240 personas fueron secuestradas, varios de ellos ya liberados en la tregua de seis días.

El conflicto generó indignación en Oriente Medio y provocó ataques contra fuerzas estadounidenses en la región y contra Israel.

Washington ha culpado de esos ataques a fuerzas respaldadas por Irán, y respondió con varios bombardeos aéreos.

El secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, dijo el sábado a un foro de seguridad que su país "no tolerará los ataques contra el personal" de Estados Unidos y que deben parar.

"Hasta que lo hagan (parar), haremos lo que  necesario para proteger a nuestros soldados e imponer costos a quienes los ataquen", agregó.

ED