INTERNACIONAL
ESTADOS UNIDOS

Un fallo de la Corte Suprema de Alabama dictaminó que los embriones congelados son "niños"

El caso se inició en 2020, cuando un paciente entró en una clínica de fertilidad y extrajo varios embriones, dejándolos caer al suelo y “matándolos”, según el fallo.

fertilización in vitro
Imagen ilustrativa | Bloomberg

La Corte Suprema de Alabama, en Estados Unidos, declaró en una sentencia que los embriones congelados fuera del útero son “niños”. Decisión que fue criticada por la Casa Blanca y por la principal asociación estadounidense contra la infertilidad, que la calificó de "acontecimiento aterrador".

El caso se inició por las demandas que hicieron tres parejas contra una clínica de fertilidad que perdió accidentalmente sus embriones.

Los jueces, citando el lenguaje antiaborto de la Constitución de Alabama, dictaminaron que una ley estatal de 1872 que permite a los padres demandar por la muerte de un menor "se aplica a todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación". 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"Los niños no nacidos son 'niños'... sin excepción según su etapa de desarrollo, ubicación física o cualquier otra característica auxiliar", escribió el juez Jay Mitchell en el fallo mayoritario del viernes del tribunal totalmente republicano.

La OMS alerta por el aumento de casos de sarampión en todo el mundo

Mitchell agregó que el tribunal había dictaminado previamente que los fetos asesinados mientras una mujer estaba embarazada están cubiertos por la Ley de Muerte Injusta de un Menor de Alabama y nada excluye a los "niños extrauterinos de la cobertura de la ley". 

"El pueblo de Alabama ha declarado que la política pública de este estado es que la vida humana no nacida es sagrada", señaló Mitchell en una referencia a la prohibición casi total del aborto en el estado.

"Creemos que cada ser humano, desde el momento de la concepción, está hecho a imagen de Dios, creado por Él para reflejar su semejanza", añadió Mitchell.

"Es como si el pueblo de Alabama tomara lo que dijo el profeta Jeremías y lo aplicara a cada persona no nacida en este estado: 'Antes de formarte en el vientre te conocí. Antes de que nacieras te santifiqué'", sostuvo. 

Preocupaciones y advertencias 

El fallo provocó una avalancha de advertencias sobre el posible impacto en los tratamientos de fertilidad y la congelación de embriones, que anteriormente los tribunales consideraban propiedad.

Tiene 30 años, dona esperma a mujeres y engendró 49 niños en el mundo

"En todo el país, las mujeres se ven obligadas a lidiar con las devastadoras consecuencias de la acción de los funcionarios electos republicanos (...) desde socavar el acceso a la atención reproductiva y de emergencia hasta amenazar el acceso a la anticoncepción", dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La Asociación Nacional de Infertilidad (Resolve) indicó que el fallo de Alabama podría tener "consecuencias devastadoras" para las clínicas de fertilidad del estado sureño que ofrecen fecundación in vitro (FIV).

"El fallo de la Corte Suprema de Alabama es un acontecimiento aterrador para 1 de cada 6 personas afectadas por la infertilidad que necesitan la fecundación in vitro para construir sus familias", señaló Resolve en un comunicado. "Este nuevo marco legal puede hacer que sea imposible ofrecer servicios como la #FIV, un tratamiento médico estándar para la infertilidad", prosiguió.

 

Posibles limitaciones en los tratamientos de fertilidad 

Sean Tipton, vocero de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva (ASRM), dijo que al menos una clínica de fertilidad de Alabama ha recibido instrucciones de su hospital asociado de detener el tratamiento de FIV inmediatamente después de la decisión.

La doctora Paula Amato, presidenta de la ASRM, dijo que una decisión de tratar óvulos fertilizados congelados como el equivalente legal a un niño o un feto en gestación podría limitar la disponibilidad de servicios de salud modernos.

“Al insistir en que estas dos entidades biológicas tan diferentes son equivalentes legales, el mejor tratamiento de fertilidad de última tecnología no estará disponible para la gente de Alabama. Ningún proveedor de salud estará dispuesto a proporcionar tratamientos si esos tratamientos pueden llevar a cargos penales o civiles”, dijo la profesional. 

La primera ‘bebé probeta’ cumple 40 años: “Asusta pensar que todo empezó conmigo” 

 

Cabe mencionar que durante la fertilización in vitro se ha convertido en un protocolo médico estándar extraer de la mujer tantos óvulos como sea posible y luego fertilizarlos para crear embriones antes de congelarlos. Por lo general solo se transfiere al útero un embrión a la vez para maximizar las posibilidades de una implantación exitosa y un embarazo a término.

“Pero ¿y si no podemos congelarlos?”, preguntó Barbara Collura, presidenta y directora ejecutiva de Resolve, que representa los intereses de los pacientes con infertilidad. “¿Vamos a responsabilizar penalmente a la gente porque no puedes congelar a una ‘persona’? Esto plantea muchas preguntas”.

 

La destrucción de los embriones

Los demandantes en el caso de Alabama se habían sometido a tratamientos de fecundación in vitro que dieron lugar a la creación de varios embriones, algunos de los cuales se implantaron y resultaron en nacimientos sanos. Las parejas habían pagado para mantener congelados otros en un almacén del Centro Médico Mobile Infirmary. En 2020, un paciente entró en la zona y extrajo varios embriones, dejándolos caer al suelo y “matándolos”, según el fallo.

Los jueces dictaminaron que las demandas por homicidio culposo interpuestas por las parejas podían proseguir.

Ley de Fertilización Asistida: derechos y jurisprudencia que hay que conocer

Michael Upchurch, abogado de la clínica de fertilidad demandada, el Centro de Medicina Reproductiva, dijo que están “estudiando las consecuencias de la decisión y no tienen más comentarios en este momento”.

Alabama es uno de las dos docenas de estados que prohibieron o restringieron el acceso al aborto tras la sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos de 2022, que anuló el derecho constitucional a este procedimiento consagrado en el caso Roe contra Wade.

rm / ds