Despejado
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 20 de septiembre de 2019 | Suscribite
MEDIOS / procedimiento
viernes 4 mayo, 2018

Allanaron la casa de Víctor Hugo Morales: "Esto es un atraco"

La Justicia realizó un procedimiento en el departamento del periodista para embargarle bienes personales en el marco de la disputa judicial que mantiene con Cablevisión por los derechos de transmisión de un partido de fútbol en el año 2000.

El periodista Víctor Hugo Morales en el allanamiento en su casa. Foto: Twitter @JonHeguier

El departamento de Víctor Hugo Morales fue allanado por la Justicia en el marco de la pelea judicial que el relator mantiene con Cablevisión. El mismo periodista informó del procedimiento mientras estaba al aire y responsabilizó al Grupo Clarín.

"Les pido disculpas, todo lo que tenía para decir y el programa. Voy a seguir por teléfono un poco, tengo que ir para mi casa porque otra vez, claro cuatros días en C5N algo así tenía que pasar, la gente de Magnetto está con otro allanamiento en mi casa por el tema de los cuadros y demás", comentó Morales en su programa de radio.

Esta semana Víctor Hugo regresó al programa El Diario, que conducen los periodistas Iván Schargrodsky y Luciana Rubinska por C5N, canal de donde había sido echado en noviembre del año pasado.

"No sé si es que quieren ver que todavía los tenemos, porque ellos desconfían de todo porque son el diablo, y el diablo hace diabluras de ese tipo, o si ya se los quieren llevar y me tengo que ir a despedir de mis queridos cuadros", agregó.

Causa. El allanamiento se produjo en el marco de un juicio que el locutor perdió contra Cablevisión por haber transmitido en el año 2000 tramos del partido Boca-Real Madrid emitido por la señal de cable desde Tokio.

Las imágenes se vieron en el transcurso del programa Desayuno, que conducía el relator uruguayo. Cablevisión había pagado al club Boca Juniors, entonces presidido por Mauricio Macri, 1.068.687 dólares por la comercialización exclusiva de la transmisión de ese partido. Cuando estos hechos sucedieron, Cablevisión no era del Grupo Clarín, que compró esa empresa seis años más tarde.

Morales fue condenado por daños y perjuicios producidos como consecuencia de la violación de los derechos exclusivos de esa transmisión. A pesar de las apelaciones presentadas por el periodista, en 2015 la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló en su contra y lo condenó a pagar $ 3 millones.

Ante esto el periodista se declaró insolvente, por lo que la Justicia procedió a embargar sus bienes para poder hacer frente a su deuda. Entre los bienes embargados están los cuadros que motivaron el procedimiento de este viernes.

Incobrable. Durante los últimos años del kirchnerismo, Morales se ufanaba de ser uno de los locutores mejor pagos de Argentina. Sin embargo, con la condena confirmada, pasó a ser “insolvente”. En la actualidad, la deuda asciende, con intereses incluidos, a 4.155.751 millones de pesos.

Además de desprenderse de la titularidad de sus propiedades, Morales habría llegado a un acuerdo con el grupo Indalo para percibir parte de su sueldo en el exterior. El responsable de cobrar ese dinero sería, de acuerdo con la revista Noticias, su hijo Matías, que vive en Nueva York desde hace algunos años.

Casi un año después de que la Corte Suprema confirmara la condena al relator deportivo, la Justicia embargó algunos muebles de su domicilio particular, que no está a su nombre. Entre los objetos estaban las obras buscadas hoy, cuyo destino final sería una subasta.

Según pudo saber PERFIL, las autoridades no habrían encontrado uno de los cuadros embargados, con lo cual no se descarta que se abra otra causa penal contra Víctor Hugo.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4758

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.